Diario 5326 19.07.2018 | 07:37
Hosteltur: Noticias de turismo

Las aerolíneas europeas dejarían de ingresar 1,6 billones de pesetas si se mantienen los niveles de déficit de octubre

27 noviembre, 2001
La Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) ha advertido que si el déficit que registraron las aerolíneas asociadas en octubre se mantuviera durante doce meses alcanzaría los 1,6 billones de pesetas (10.000 millones de euros), según se recoge en un documento remitido por el secretario General de la Asociación, Karl-Heinz Neumeister a la Comisión de Política Regional, Transporte y Turismo del Parlamento Europeo.
La Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) ha advertido que si el déficit que registraron las aerolíneas asociadas en octubre se mantuviera durante doce meses alcanzaría los 1,6 billones de pesetas (10.000 millones de euros), según se recoge en un documento remitido por el secretario General de la Asociación, Karl-Heinz Neumeister a la Comisión de Política Regional, Transporte y Turismo del Parlamento Europeo. En el citado documento, AEA da un repaso a la situación del sector aéreo tras los atentados del 11 de septiembre, y subraya que la industria ya había entrado en recesión antes de estos incidentes, que acabaron de agravar su situación. Asimismo, crítica la postura de la Unión Europea en materia de indemnizaciones por las consecuencias que estos atentados tuvieron para las aerolíneas, mientras que alaba la postura del Gobierno estadounidense, ya que considera que "aprecia la necesidad de mantener los vuelos para sus ciudadanos". "La política llevada a cabo por Estados Unidos, que ha ofrecido una ayuda total de 3,4 billones de pesetas (20.457 millones de euros/18.000 millones de dólares) por diversos conceptos a su industria aeronáutica tras los atentados, contrasta con la actitud de los gobiernos europeos, que han reconocido que se ha producido un daño, pero están poco dispuestos a aceptar un baremo mínimo de compensación". Por otro lado, en cuanto a materia de seguridad, considera que tanto los gobiernos como sus respectivas agencias de seguridad "no han hecho bien su trabajo, porque no han podido prevenir que los aviones civiles fueran utilizados por los terroristas como misiles". Asimismo, resalta que después de los atentados los gobiernos declararon la guerra, y en Europa advirtieron "sarcásticamente a las aerolíneas de que tenían que asumir el pago de los seguros en caso de guerra con las condiciones del mercado". "Un seguro en caso de guerra con las condiciones del mercado es un mal chiste", añade AEA en su comunicado y resalta que la actitud de los gobiernos europeos es injusta y "si la mantienen continuará debilitando a las aerolíneas europeas". AEA señala que se deben adecuar "apropiadamente las normas existentes", y el siguiente paso es realizar una armonización de los estándares de seguridad, así como reforzarlos. Otro de los aspectos que destaca en este documento es que tanto los aeropuertos como las aerolíneas "coinciden" en que los costes de las mejoras en seguridad en tierra "deben ser asumidos por los gobiernos", y recuerda que la primera línea de defensa para evitar este tipo de incidentes se debe realizar en tierra. "Se debe evitar que los terroristas puedan subir a los aviones", resalta AEA, que reconoce que la segunda línea de defensa es a bordo de los aviones y, en este sentido, explica que tanto las constructoras como las aerolíneas y sus tripulaciones están poniendo en marcha medidas para implementar la seguridad. Por último, advierte de que a largo plazo será necesario que todos los estados armonizen sus normas sobre seguridad, y cuestiona si "las teorías de los libros de economía pueden ser aplicadas en una crisis, que proviene o, al menos, ha sido exacerbada por criminales, terror y la guerra".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.