Diario 5428 14.11.2018 | 14:25
Hosteltur: Noticias de turismo

La Consejería de Turismo de Baleares aborda la crisis turística con un nuevo relevo

10 enero, 2002
En la Consejería de Turismo de Baleares no quieren oír hablar de la palabra crisis, pero las reestructuraciones y el baile de nombres no han cesado en los dos años de mandato de Celestí Alomar. Con la mirada puesta en la decisión del Tribunal Constitucional sobre el levantamiento o no de la suspensión de la polémica ecotasa y la puesta en marcha de la Entitat del Turisme de les Illes Balears (Enturib), como nuevo organismo de promoción, el conseller aborda el nuevo curso político, con unas cifras de contratación muy poco estimulantes.
En la Consejería de Turismo de Baleares no quieren oír hablar de la palabra crisis, pero las reestructuraciones y el baile de nombres no han cesado en los dos años de mandato de Celestí Alomar. Con la mirada puesta en la decisión del Tribunal Constitucional sobre el levantamiento o no de la suspensión de la polémica ecotasa y la puesta en marcha de la Entitat del Turisme de les Illes Balears (Enturib), como nuevo organismo de promoción, el conseller aborda el nuevo curso político, con unas cifras de contratación muy poco estimulantes. Sin embargo, los Reyes Magos han querido dejar en el voluble puzzle de la calle Montenegro un nuevo relevo: el de Ramón Adillón por Luis Socías, relegado a segundo plano. El nuevo hombre de confianza de Alomar, que proviene del sector privado y que en los dos últimos años desempeñó su labor en la oficina del Centre Balears Europa, en Bruselas, ha manifestado que «aunque acaba de aterrizar, encara este reto con ilusión». Pero, sin duda alguna, el Enturib, la denominación de la empresa pública que aglutinará la promoción turística tanto en los ámbitos de comercialización como de calidad e investigación, «centrará buena parte de los esfuerzos de la cartera de Alomar». Esta nueva entidad, que pretende ponerse en marcha de forma inminente, concentrará las funciones de comecialización, desarrolladas por Ibatur; así como las del Centro de Investigaciones y Tecnologías Turísticas (CITTIB), y las del Instituto Balear de la Calidad (IBQT). En cada una de las cuatro Islas se dará luz verde a dos consejos, uno de calidad y otro de promoción, con el fin de descentralizar las funciones y que cada uno pueda aportar y formular propuestas en las diferentes áreas. En el ámbito de la investigación y las tecnologías, habrá un único órgano consultivo que será el Consejo Científico y que contará con la participación de la Conselleria de Innovación y Energía y representantes de la Universitat de les Illes Balears (UIB) y expertos en esta materia. Asimismo, desde la cartera de Alomar «desean seguir trabajando en asuntos de promoción turística para reactivar los tradicionales mercados emisores y buscar otros alternativos, además de crear las infraestructuras necesarias para el desarrollo del turismo de congresos y deportivo», han manifestado desde la conselleria. No obstante, la nueva empresa ha levantado agrias críticas en el sector hotelero. El presidente de la patronal, Pedro Cañellas, ha asegurado que «el nuevo organismo no aportará las soluciones que Baleares necesita de forma rápida y efectiva». Para Cañellas, «este ente será una especie de órgano funcionarial supremo que hará y deshará estadísticas y estudios al gusto del poder dominante», pero que «entre comisiones técnicas, comisarios políticos y subcomisiones no se pondrán sobre la mesa remedios». (C. Díaz, diario El Mundo-El Día de Baleares, 10/01/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.