Trasmediterránea destinará un buque «ropax» a la línea Palma-Barcelona

Trasmediterránea presentará en mayo el nuevo buque del tipo «Ropax» Murillo para cubrir en temporada alta la línea de Palma-Barcelona y que, según la demanda de pasaje, combinará a lo largo del año con la de Palma-Valencia. Esta unidad dispondrá de acomodación para 546 pasajeros y mide 180 metros de eslora por 24'3 de manga y 6'5 de calado, siendo su potencia motriz de cuatro motores de 5.940 kilowatios.

Trasmediterránea presentará en mayo el nuevo buque del tipo «Ropax» Murillo para cubrir en temporada alta la línea de Palma-Barcelona y que, según la demanda de pasaje, combinará a lo largo del año con la de Palma-Valencia. Esta unidad dispondrá de acomodación para 546 pasajeros y mide 180 metros de eslora por 24'3 de manga y 6'5 de calado, siendo su potencia motriz de cuatro motores de 5.940 kilowatios. Fue botada el pasado día 19 de setiembre como el navío de mayor peso construido en los astilleros Izar de Sevilla, empresa fruto de la fusión entre Astilleros Españoles y Bazán. En su concepción se ha priorizado la capacidad de carga, que alcanzará los 2.196 metros lineales (1.900 para camiones y 396 para coches). Su área operativa en el Archipiélago se combinará con los dos superferrys Sorolla y Fortuny . El sector de Balears contará además este año con los buques tipo «Canguro» Ciudad de Valencia (único barco de este tipo ahora en el sector) y Ciudad de Sevilla, (en reparación tras un incendio sufrido en la sala de máquinas estando amarrado en Barcelona y con daños valorados en 300 millones de pesetas) en la línea entre Eivissa y Maó con Valencia y Barcelona. También operarán dos unidades de alta velocidad, el catamarán Millennium entre Palma y Barcelona y el «Fast Ferry» Almudaina en la línea Palma-Valencia-Eivissa. Durante las pasadas Navidades el transbordador Ciudad de Málaga que ha efectuado servicios complementarios en el sector balear, ha sido objeto de quejas por parte del pasaje al adolecer sus instalaciones de calefacción. Esta carencia, según fuentes de la compañía, ha suscitado problemas durante la pasada ola de frío. Un inconveniente en todo caso insólito si se tiene en cuenta que el buque sólo cuenta con dos años de servicio, aunque comprensible si se tiene en cuenta que fue diseñado para la línea del Estrecho y para travesías cortas. Este buque abandonará nuestro sector el próximo lunes. Así, de cara a Semana Santa se espera que entre de nuevo en servicio el Ciudad de Sevilla una vez reparado, para ser destinado a los servicios auxiliares en Balears. Una unidad perteneciente a la serie «canguro», diseñada y mucho mejor preparada para el sector balear. (Gabriel Alomar, diario Última Hora, 13/01/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.