España: El ministro de Fomento nombra a José Eladio Seco director general de Aena en sustitución de Pedro Argüelles

El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, ha nombrado director general de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) a José Eladio Seco Domínguez, después de que Pedro Argüelles Salaverría solicitara a petición propia su cese, según informó el Ministerio.

El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, ha nombrado director general de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) a José Eladio Seco Domínguez, después de que Pedro Argüelles Salaverría solicitara a petición propia su cese, según informó el Ministerio. Seco nació en Veguellina de Orbigo (León) en 1947 y es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. El nuevo director general de Aena ha desempeñado diferentes puestos en diversas áreas de proyectos de Ineco, así como en la dirección y gestión de Renfe entre 1987 y 2000. Desde 2000, era presidente de Ineco y de Tifsa. Argüelles ha ocupado la Dirección General de Aena desde julio de 2000, mes en el que abandonó el puesto Francisco Cal Pardo. Es ingeniero Superior Industrial y cuenta con el Master en Administración de Empresas (MBA) de la Universidad de Stanford (California). Fue consejero y director de Asturiana de Zinc (entre 1977 y 1989); consejero y secretario del Consejo de Explotación Minera Internacional España (Exminesa) (1979-1989) y consejero y secretario de Patrimonio de Títulos (1982-1989). Argüelles fue candidato número cuatro al Congreso de los Diputados por Asturias en 1986, diputado del Parlamento Europeo de 1987 a 1989 y candidato al Parlamento Europeo en 1989. Argüelles presentó el pasado miércoles, día 27, los resultados de Aena de 2001, ejercicio completo en el que estuvo al frente de la entidad pública. Ese año, Aena alcanzó un beneficio neto de 103,3 millones de euros (17.187 millones de pesetas), un 4,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior debido al impacto de los atentados del 11 de septiembre y a la ralentización de la economía, según explicó el propio director general. Los resultados se situaron, aproximadamente, un 6 por ciento por debajo de las previsiones de la entidad pública, que esperaba a principios del ejercicio 2001 un beneficio neto de 109,5 millones de euros (18.219 millones de pesetas). Argüelles defendió a lo largo de su nombramiento la necesidad de adaptar las tasas aeroportuarias a las necesidades de recursos de Aena para acometer el Plan de Infraestructuras 2000-2007, en el que se invertirán 1,5 billones de pesetas en la modernización y ampliación de los recintos aeroportuarios, acorde con la opinión del Ministerio de Fomento. El recién sustituido director general de Aena ha insistido reiteradamente, en contra de la críticas de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), en la necesidad de que las tasas aeroportuarias sean suficientes para recuperar los costes e incluso proporcionen una "cierta retribución" por el capital invertido, habida cuenta de que los ingresos comerciales de los aeropuertos puedan crecer mucho más. Los aeropuertos españoles subieron un 2 por ciento las tasas en 2002, pero siguen estando entre las más bajas de Europa, según diversos estudios facilitados por Aena. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.