Diario 5760 08.12.2019 | 22:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Best Western España contará con 50 hoteles en cuatro años

4 junio, 2002
La cadena hotelera Best Western España, sociedad afiliada a la marca mundial Best Western International, prevé contar con 50 establecimientos en España dentro un plan de expansión a cuatro años y espera registrar unos ingresos de 54,09 millones de euros en 2002, lo que supone un incremento de, aproximadamente, el 15 por ciento en relación a los 48,08 millones de euros facturados en 2001, según explicó ayer en rueda de prensa el director general de la compañía, José Luis Diana.
La cadena hotelera Best Western España, sociedad afiliada a la marca mundial Best Western International, prevé contar con 50 establecimientos en España dentro un plan de expansión a cuatro años y espera registrar unos ingresos de 54,09 millones de euros en 2002, lo que supone un incremento de, aproximadamente, el 15 por ciento en relación a los 48,08 millones de euros facturados en 2001, según explicó ayer en rueda de prensa el director general de la compañía, José Luis Diana. De estos 54,09 millones de euros, aproximadamente, 9,62 millones de euros se obtendrán mediante los sistemas de reservas de Best Western, indicó Diana, quien añadió que la compañía prevé sumar a los 27 hoteles que ya tiene en España tres más en 2002. "Best Western es la primer marca hotelera en el mercado español, donde la compañía tiene la mayoría de sus hoteles en Madrid, Barcelona y Valencia, aunque también tiene presencia en ciudades como Granada, Cartagena o zonas como la Costa Brava o Mallorca", explicó el presidente de Best Western España, Miguel Matas. Asimismo, destacó que los hoteles que la compañía prevé incorporar en España se situarán en los "nichos de mercado en los que actualmente existe una demanda insatisfecha" como Galicia, Sevilla, Zaragoza, la Costa del Sol y la Costa Verde (País Vasco). Los 27 hoteles actuales suman unas 2.000 habitaciones y los 50 que se marcan como objetivo a cuatro años integrarán, aproximadamente, 6.000 habitaciones. Con el objetivo de alcanzar esta expansión en España, Best Western iniciará el próximo mes de septiembre una "agresiva" campaña de promoción y comunicación entre los hoteleros independientes "muy focalizada en estas regiones del país", explicó Matas. La última incorporación de la cadena en España ha sido el Best Western Consul del Mar, situado en el este de Valencia, de categoría tres estrellas y 57 habitaciones. Asimismo, la cadena abirá otro establecimiento en Barcelona en el mes de diciembre. Best Western España contó con unos ingresos medios por habitación y desayuno de 112,74 euros en 2001, "los más altos del mercado", destacó el director general de la compañía, quien explicó que esto se debe al peso del cliente extranjero vacacional de calidad, tanto europeo como norteamericano, "altamente fiel" a la cadena. En la actualidad, el 75 por ciento del turismo es vacacional de calidad y el resto, de negocios y el 91 por ciento de las tarifas son nobles, es decir, no promocionales. El 93 por ciento de la clientela de los hoteles de la marca en España procede del extranjero y de éstos, el 20 por ciento, de Estados Unidos (antes de la crisis de los atentados del 11 de septiembre, este porcentaje era del 37 por ciento). Por otra parte, en el primer cuatrimestre de 2002, el precio medio de los hoteles Best Western en España aumentaron un 3,45 por ciento en relación al mismo periodo de 2001, mientras que en Estados Unidos, estas tarifas se redujeron, aproximadamente, el 10 por ciento y en el resto de los países, los precios aumentaron una media del 13 por ciento.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.