España: Granada, con una reserva del 55 % de sus plazas, sufre caída del turismo en julio

Granada no se está quedando al margen de la caída generalizada del turismo en toda la península. El incremento de precios por la aplicación del euro, el miedo a los atentados terroristas en zonas turísticas y un descenso en los niveles de renta de toda Europa, tenían que notarse también en la provincia de Granada, aunque por el momento, según los datos de la Junta de Andalucía, junto con Cádiz y Huelva, es de las zonas donde menos se nota.

Granada no se está quedando al margen de la caída generalizada del turismo en toda la península. El incremento de precios por la aplicación del euro, el miedo a los atentados terroristas en zonas turísticas y un descenso en los niveles de renta de toda Europa, tenían que notarse también en la provincia de Granada, aunque por el momento, según los datos de la Junta de Andalucía, junto con Cádiz y Huelva, es de las zonas donde menos se nota. Los responsables de las diferentes asociaciones de empresarios de hostelería de Granada y la Costa señalan que el mes de julio se encara con una ocupación media entre el 50 y el 60%. Esto supone una bajada de alrededor de 5 puntos con respecto al año anterior. El porcentaje oscila de forma considerable dependiendo de la zona de la provincia que se analice y también si se contabilizan todos los días o sólo los fines de semana. La Costa sigue siendo el principal punto de atracción turística estival en la provincia. Según el secretario de la Asociación de Hoteleros de la Costa Tropical, Rafael Amelas, la primera quincena de julio siempre tiene altibajos que esperan que se compense a partir del día 15 y durante el mes de agosto. Afirma que la ocupación hotelera prevista se encuentra en niveles del 50 al 60% de lunes a viernes y puede llegar al 80% los fines de semana. la media general está en alrededor de un 65 y 70%, lo que supone, con respecto a los datos ofrecidos por los hoteleros de la Costa el pasado año, un descenso de un 5%. Ya durante el verano de 2001 la bajada en ocupación fue también de cinco puntos con respecto a 2000 y 1999. Los fines de semana se puede llegar a colocar el cartel de 'completo', sobre todo en los hoteles de mayor nivel de calidad, cuatro estrellas, lo mismo que ha ocurrido durante los dos últimos fines de semana de junio. Se alcanzará en julio una media de ocupación general del 80%. Apartamentos La utilización de apartamentos en alquiler por semanas, quincenas o meses, es otra forma de medir la ocupación de nuestras playas. Los empresarios afirman que están a un nivel similar al de la ocupación de los hoteles, aunque hay que tener en cuenta la masiva proliferación de apartamentos en alquiler que pueden considerarse ilegales, es decir que no están dentro de la red turística legalizada. En este último caso la ocupación puede superar el 90%. Es difícil encontrar un apartamento para la familia aunque sea a precios que llegan casi a los 3.000 euros por mes. La capital En Granada capital la situación turística del mes de julio es tradicionalmente baja. A pesar de que hay muchos turistas en las calles, son muy pocos los que pernoctan en la ciudad. Los datos hoteleros señalan un nivel de ocupación media en julio, según las reservas ya confirmadas que oscila entre un 48 y un 50%. Los fines de semana se experimenta una subida que puede llegar hasta el 60%, todo ello en hoteles de calidad media y alta, es decir, tres y cuatro estrellas. Uno de los problemas que se plantean en la capital, según los empresarios del sector, es que existen cinco grandes agencias de viajes que operan en la Costa del Sol que organizan, casi a diario, viajes desde Málaga a Granada, para ver la Alhambra y pasear un poco por el centro de la capital. Los turistas, generalmente extranjeros y del centro de España, llegan al monumento nazarí, ven la Catedral y su entorno y se marchan por la tarde a sus hoteles en las playas de Torremolinos, Fuengirola y todo el litoral malagueño. Esta práctica está siendo habitual ya entre agencias que operan en las playas de Almería, lo que impide un crecimiento de las pernoctaciones en la capital. La proliferación de viajes organizados de unas horas tiene sus beneficiarios en la capital. Los empresarios de hostelería, cafeterías, restaurantes y bares en las zonas céntricas, sí registran un importante nivel de ocupación durante el mes de julio. «En Granada hay un importante nivel de calidad en restauración y eso lo aprecian los turistas», afirma Antonio Sánchez, empresario de Plaza Nueva. Se ha experimentado también un crecimiento en el nivel de visitantes de mochila y a casas de amigos y familiares, pero sus índices son difícilmente evaluables. Los establecimientos de nivel bajo como hostales y pensiones registran una mayor ocupación gracias al turismo de mochila protagonizado por grupos de jóvenes. (J.E.G, diario Ideal, 01/07/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.