Diario 5404 18.10.2018 | 00:47
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Fracasan en Baleares los últimos intentos para evitar la huelga en hostelería

2 julio, 2002
No hay cuenta atrás. Las centrales sindicales de UGT y CCOO están dispuestas a romper hoy las negociaciones sobre el convenio de la hostelería y preparan un calendario de movilizaciones durante los próximos meses. Los responsables de las Federaciones de Comercio, Hostelería y Turismo de UGT y CCOO, Antonio Copete, y Rafael Borrás, respectivamente, reclamaron ayer «sensatez» a la patronal para que intenten acercar posiciones sobre una subida salarial que rondará el 6%. Para Borrás, «los plazos se están agotando y mañana [por hoy] será un día clave para evitar las protestas». Por su parte, Antonio Copete se mostró tajante en sus peticiones: «O se visualiza un acuerdo en Can Tàpera o habrá huelga». En este sentido, el líder ugetista apeló a los empresarios a que «apuesten por la paz social en una temporada que consideran atípica». «Se escudan en una crisis virtual y no ceden en sus posiciones al ofrecer un incremento salarial de un 2% cuando sus beneficios son bien diferentes. Lo que ofrecen es infumable», agregó Copete, quien reveló que «en los últimos días los contactos extraoficiales se han sucedido para intentar acercar posiciones. Sin embargo, han sido infructuosos».
No hay cuenta atrás. Las centrales sindicales de UGT y CCOO están dispuestas a romper hoy las negociaciones sobre el convenio de la hostelería y preparan un calendario de movilizaciones durante los próximos meses. Los responsables de las Federaciones de Comercio, Hostelería y Turismo de UGT y CCOO, Antonio Copete, y Rafael Borrás, respectivamente, reclamaron ayer «sensatez» a la patronal para que intenten acercar posiciones sobre una subida salarial que rondará el 6%. Para Borrás, «los plazos se están agotando y mañana [por hoy] será un día clave para evitar las protestas». Por su parte, Antonio Copete se mostró tajante en sus peticiones: «O se visualiza un acuerdo en Can Tàpera o habrá huelga». En este sentido, el líder ugetista apeló a los empresarios a que «apuesten por la paz social en una temporada que consideran atípica». «Se escudan en una crisis virtual y no ceden en sus posiciones al ofrecer un incremento salarial de un 2% cuando sus beneficios son bien diferentes. Lo que ofrecen es infumable», agregó Copete, quien reveló que «en los últimos días los contactos extraoficiales se han sucedido para intentar acercar posiciones. Sin embargo, han sido infructuosos».El máximo responsable de este sector en UGT ha mostrado su convencimiento de que un plan de movilizaciones y protestas sería secundado «con éxito» por los empleados de la hostelería que «llevan bastante tiempo poniendo empeño en estas reivindicaciones». «Los trabajadores ya nos dijeron en vísperas de la convocatoria de la huelga general, que el 20-J sería un ensayo de lo que se avecinaba para los próximos meses si no cuajaban las negociaciones del convenio, que afecta entre 60.000 70.000 trabajadores», puntualizó Copete. En palabras de Borrás, «lamentaría mucho una huelga en estos momentos, pero los empresarios no nos dejarán otra salida si persisten en su empeño de no reconocer los derechos adquiridos por los trabajadores en estos últimos años», dijo al advertir que la patronal «debe evitar que el tema se radicalice y llegue a oídos de los mercados emisores de turismo. La firma del acuerdo es imprescindible». Sin embargo, las peticiones sindicales de incrementos de sueldos de un 6% han levantado desde el primer día de conversaciones el recelo de la patronal. Un obstáculo insalvable hasta ahora por «la incoherencia y la intransigencia de los sindicalistas», aseveró el representante de los empresarios en las negociaciones del convenio colectivo, Carlos Sedano. La patronal envió ayer una última propuesta, después de mantener en las últimas horas diferentes contactos, en la que reiteran que «incrementos de un 6 ó 5% son inaceptables» y reclamaron «reflexión para que se imponga el diálogo y se evite una huelga que sería la puntilla a una temporada mala». El sector hotelero va camino de convertirse en un verdadero polvorín esta temporada. (Ch.D., diario El Mundo-El Día de Baleares, 02/07/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.