Diario 5329 22.07.2018 | 15:03
Hosteltur: Noticias de turismo

España: El presidente de Sol Meliá reclama al jefe del Gobierno de Baleares que «mueva ficha» y cambie de política turística

26 julio, 2002
El presidente del grupo Sol Meliá, Gabriel Escarrer, ha remitido una nueva carta al Govern balear. En la misiva, dirigida al jefe del Ejecutivo, Francesc Antich, Escarrer le conmina a «mover ficha» y «cambiar el rumbo de la política turística» ante los mensajes negativos que envía la prensa alemana.
El presidente del grupo Sol Meliá, Gabriel Escarrer, ha remitido una nueva carta al Govern balear. En la misiva, dirigida al jefe del Ejecutivo, Francesc Antich, Escarrer le conmina a «mover ficha» y «cambiar el rumbo de la política turística» ante los mensajes negativos que envía la prensa alemana. El último artículo que publica la revisa Stern, titulado «Mallorca nunca más», ha propiciado las agrias críticas del máximo responsable de la cadena hotelera mallorquina, preocupación que ha transmitido a Antich para que contrarreste toda la catarata de publicidad negativa que está llegando a los mercados emisores. «La prensa alemana, una vez más, nos está machacando semana tras semana con artículos negativos que dañan la imagen de nuestra isla», afirma Escarrer, «repercutiendo con ello no sólo en las pobres ocupaciones, sino también en los perjudiciales efectos inducidos que inciden sobre la oferta complementaria". Ante este panorama, Escarrer culpa al Govern de su «pasividad, falta de interés y profesionalidad» al no frenar estos mensajes. Por otro lado, critica de forma rotunda el nuevo modelo turístico preguntando a Antich: «¿No cree que esto es una ceguera política o una ignorancia total de lo que está sucediendo en las islas? ¿Cómo lo calificamos?». A renglón seguido, Escarrer pide al Pacte de Progrès mayor esfuerzo en promoción, al considerarla pieza vital para reactivar el mercado: «Ante una desastrosa temporada invernal, frente a un descenso acentuado mes tras mes en el número de turistas, y con la realidad de una temporada alta nefasta, el Govern y la Conselleria callan y se recrean en su autosuficiencia», dice. En este sentido, no entiende que «siembren de carteles propagandísticos nuestras carreteras contando las excelencias de Baleares como destino turístico» y recomienda al Ejecutivo balear que «mejor hubiera sido colocarlos en los aeropuertos de Hamburgo, Berlín o Londres». Escarrer también recuerda a Francesc Antich y Celestí Alomar las declaraciones de los políticos sobre las deficiencias de las infraestructuras de Mallorca en la prensa germana, que ha cifrado en más de 200 informaciones, echándoles en cara su actitud por «ignorarlo todo». Para el presidente de Sol-Meliá, «ahora pagamos todos las consecuencias de una actuación», que califica de «nefasta» en materia turística, con la pérdida de más de un millón de turistas alemanes prevista para este ejercicio. De seguir así, entiende que «el Govern conseguirá su objetivo, que al parecer no es otro que el que venga la mitad de los turistas que recibimos». También en la carta le recrimina el contagio que está sufriendo toda la economía balear por la recesión turística: «No sólo afecta a los hoteleros sino que las quejas se extienden también a restaurantes, taxistas, comercios, excursiones, rent a car, entre otros, que cifran las pérdidas en torno al 30%». Ante estos hechos, Escarrer reitera a Antich las preguntas que ya le ha planteado en otras cartas anteriores: «¿Adónde va, President? ¿Adónde nos llevas?» La carta concluye con una reflexión de la opinión generalizada de todo el sector turístico: «Peor de lo que lo estáis haciendo, imposible». Aunque le advierte que «la esperanza es lo último que debe perderse», pidiéndole que «esta misiva no se pierda en el olvido como así ha sucedido con las demás». (C. D., diario El Mundo-El Día de Baleares, 26/07/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.