Diario 5327 19.07.2018 | 08:17
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Turbocat abandona la ruta con Baleares al "no poder garantizar la seguridad"

31 julio, 2002
Turbocat, el catamarán de Naviera Universal que enlazaba Cataluña y Baleares, se ha roto por última vez. La naviera se rinde y, harta de no poder garantizar la regularidad del servicio y hacer frente a unas pérdidas millonarias, anunció anoche que abandona. Los motivos esgrimidos son «la salvaguarda de la seguridad de los pasajeros y el medio ambiente».
Turbocat, el catamarán de Naviera Universal que enlazaba Cataluña y Baleares, se ha roto por última vez. La naviera se rinde y, harta de no poder garantizar la regularidad del servicio y hacer frente a unas pérdidas millonarias, anunció anoche que abandona. Los motivos esgrimidos son «la salvaguarda de la seguridad de los pasajeros y el medio ambiente». Naviera Universal abre ahora un periodo de reflexión para analizar cuál es su mejor opción de futuro. Antes, se disculpa ante sus clientes: «Sentimos todo lo ocurrido a lo largo de este año y los inconvenientes que hayan podido ocasionar los problemas técnicos del barco». En Barcelona se hallan estos días varios directivos del holding Hong Kong Parkview para tomar una decisión respecto al futuro de la línea. Cabe la posibilidad de que la naviera adquiera otro barco, aunque vista la experiencia pocos apuestan por un catamarán similar al Turbocat, o que renuncie para siempre a la concesión. La avería que le ha significado el tiro de gracia, una vía de agua en el casco, fue detectada el sábado en el puerto de Ciutadella y forzó la reclusión del buque en el dique seco del puerto de la capital catalana. Con ésta ya eran cuatro las incidencias graves detectadas en la estructura del barco desde el estreno de la línea en enero, al margen de las continuas cancelaciones por el mal tiempo. La naviera se ha visto obligada a anular cerca de 15.000 reservas y devolver el importe de los billetes, que garantiza en un 100%. El barco está siendo inspeccionado por técnicos del astillero escocés FBM Babcok que lo construyó. Naviera Universal echa la culpa a este fabricante de las averías y descarta que sean atribuibles al mal funcionamiento o al mal uso por parte del operador. Fuentes consultadas por este periódico, no obstante, concluyen que fue un error elegir un barco tan ligero (Turbocat pesa 182 toneladas) y dotarlo de motores tan potentes (alcanza 42 nudos) para cubrir una ruta de las característcias del Canal de Menorca y Barcelona, donde el 40% de los días del año las olas superan los 2,5 metros de altura e irrumpen cada nueve segundos. Esto rebasa el límite máximo para que un barco de este tipo se haga a la mar. La exposición continuada del catamarán a unas condiciones de navegación para las que no estaba preparado se baraja como el motivo más probable de la jubilación anticipada de un barco recién estrenado, tan nuevo que aún está en garantía. Aún así, los posibles defectos de fabricación no se descartan hasta que la inspección técnica demuestre lo contrario. Naviera Universal hizo frente a una inversión de 15 millones de euros para instaurar esta línea. Sólo a raíz de las últimas averías puede haber perdido un millón, además de lo que ha dejado de ingresar y el flete de vuelos chárter para atender al pasaje. No es casual, pues, que ayer se anunciara un recorte de plantilla mediante el despido de la tripulación del barco, compuesta por 20 trabajadores. Mejor destino aguarda al personal de tierra que, de momento, organizará un retén para atender las reclamaciones. El alcalde de Ciutadella, Pau Lluch, ha sido una de las personas que más ha trabajado para la instauración de una línea rápida con Barcelona. Ayer dijo entender la decisión tomada por Naviera Universal tras sufrir tantos incidentes y quiso repartir a partes iguales la responsabilidad por este fiasco entre el astillero y la operadora. Lluch recordó que se trata de un enlace rentable desde el punto de vista comercial y de interés general para los menorquines. Por ello ofreció su apoyo político y el de la Corporación a todas las navieras interesadas en cubrir la línea. (M. F., diario El Mundo-El Día de Baleares, 31/07/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.