España: El presidente de Baleares llama «terrorista económico» al ministro de Medio Ambiente por acusarle de «jugar con las cosas de comer»

La reacción del Govern de les Illes Balears responsabilizando al Gobierno central español de todos los males que padece la Comunidad Autónoma fue interpretada por el ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, como el epílogo de una actitud equivocada del Ejecutivo autonómico «de echar siempre la culpa a los demás de las cosas que ocurren aquí».

La reacción del Govern de les Illes Balears responsabilizando al Gobierno central español de todos los males que padece la Comunidad Autónoma fue interpretada por el ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, como el epílogo de una actitud equivocada del Ejecutivo autonómico «de echar siempre la culpa a los demás de las cosas que ocurren aquí».El conseller de Presidència y portavoz del Govern, Antoni Garcias, rechazó el pasado miércoles que Madrid haya basado su política con las Illes Balears en el diálogo y en el consenso, como aseguró el lunes José María Aznar. Según Garcías, con el Gobierno central no ha habido voluntad de llegar a acuerdos para resolver los problemas y puso como ejemplo el nulo desarrollo del Régimen Especial para Baleares (REB). Para Matas, el problema hoy no es quién tiene la culpa sino que esta situación de enfrentamiento permanente «nos está afectando a todos». A criterio del presidente del PP balear, «no sirve de atenuante que los políticos se peleen entre ellos y que una vez más se echen las culpas unos a otros… La cuestión estriba en que los ciudadanos conocen la situación y el riesgo que se corre en los próximos meses. La realidad afecta y va a afectar desgraciadamente a todos los ciudadanos». El ministro hizo un análisis a bote pronto de la situación turística para afirmar que si la temporada es mala, si se acorta, «a los que afecta no es a los hoteleros, esto es una falacia, ya que ellos padecen como empresarios. Pero los que lo van a pasar mal son aquellos trabajadores a los que se les va a acortar quince días o un mes el contrato. Son aquellos trabajadores autónomos o pequeños empresarios que no van a poder generar riqueza». Para Matas, quien tiene la responsabilidad política en este momento «ha de hacer un ejercicio de abstracción de sus propios intereses políticos, partidistas y particulares y poner por encima de ellos los generales de la Comunidad Autónoma y de los ciudadanos de Baleares. Y en este momento los intereses generales de la Comunidad están en juego porque este Govern ha jugado y juega con las cosas de comer y este es el gran error», concluyó. Como fiel reflejo de ese permanente enfrentamiento, el presidente Francesc Antich acusó ayer a Matas, de hacer «terrorismo económico» por alertar sobre las consecuencias negativas del descenso del turismo en las islas. Antich negó que haya crisis en el sector turístico y aseguró que Matas «necesita una crisis turística electoralmente, y por ello la está llamando». Para el presidente del Govern, las declaraciones del ministro respecto de la bajada del turismo, sólo «están perjudicando a los intereses de la Comunidad» y pueden acabar creando «problemas en el consumo», informó Efe. Antich insistió en que de las conversaciones mantenidas por el Govern con las patronales PIME y CAEB se desprende «que la Comunidad Autónoma no está en crisis». «Los únicos que quieren esta crisis son el Gobierno central, el PP y el señor Matas», remarcó. «Todos los demás -explicó- vemos que hay una cierta desaceleración, pero dentro de la situación que hay en el mundo, Baleares sigue siendo el destino turístico más competitivo». En su opinión, el descenso en el número de visitantes y de pernoctaciones en los hoteles de las islas es consecuencia de «la desaceleración alemana y los acontecimientos del 11 de septiembre», y para resolverlo «es necesario que empresarios y Govern nos sentemos a analizar la situación». «El objetivo debe ser poner en marcha cada vez mejores iniciativas para obtener un mejor producto turístico y que los turistas estén cada vez más satisfechos», aseguró. Para evitar «polémicas estériles», Antich no quiso pronunciarse sobre la petición de los hoteleros pitiusos de que la promoción turística de cada isla se haga por separado de la «marca» Islas Baleares y afirmó que su Govern está dispuesto a discutir «cualquier propuesta seria». (D. F., Diario El Mundo-El Día de Baleares, 09/08/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.