España: Los hoteles españoles registraron 27,8 millones de pernoctaciones en julio, un 2,9 por ciento menos

Los hoteles españoles registraron 27,8 millones de pernoctaciones en julio de 2002, un 2,9 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, según se recoge en la encuesta de ocupación en alojamientos turísticos dada a conocer en un comunicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los hoteles españoles registraron 27,8 millones de pernoctaciones en julio de 2002, un 2,9 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, según se recoge en la encuesta de ocupación en alojamientos turísticos dada a conocer en un comunicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De la encuesta se desprende que en julio ha habido disminución de turistas extranjeros, pero en cambio se ha producido un incremento en los nacionales, pues de los casi 28 millones de pernoctaciones contabilizadas en julio, 17,8 millones fueron realizadas por extranjeros, para un descenso del 6,13 por ciento, mientras que los residentes en España realizaron 9,9 millones, un 3,22 por ciento más. En los siete primeros meses del año las pernoctaciones de los no residentes en España han disminuido un 5,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2001. Los alemanes y británicos concentran cerca del 56 por ciento de las pernoctaciones realizadas por extranjeros en julio. Las pernoctaciones de los alemanes cayeron este mes un 19,9 por ciento respecto a julio de 2001, mientras que las de los británicos crecieron un 1,5 por ciento. El resto de las pernoctaciones de los extranjeros fueron realizadas por franceses (6,3 por ciento), residentes en los Países Bajos (5,3 por ciento), belgas (5,2 por ciento) e italianos (4,6 por ciento). En cuanto a los españoles, el 25 por ciento de las pernoctaciones las realizaron los residentes en la Comunidad de Madrid, seguidos de los catalanes (16 por ciento); andaluces (15 por ciento); valencianos (9 por ciento); castellano leoneses (5 por ciento); vascos (5 por ciento) y gallegos (4 por ciento). En julio se alojaron en estos establecimientos más de 6,4 millones de turistas, un 0,57 por ciento más, de los que 3,3 millones fueron españoles, un 3,5 por ciento más; y 3 millones extranjeros, un 2,44 por ciento menos. El destino donde los extranjeros realizaron el mayor número de las pernoctaciones fue las Islas Baleares (40 por ciento); seguido de Cataluña (24 por ciento); Canarias (14 por ciento); Andalucía (11 por ciento) y Comunidad Valenciana (4 por ciento). Según destaca el INE, Baleares continúa con la tendencia a la baja en las pernoctaciones de los extranjeros y cae un 8,81 por ciento en julio respecto al mismo periodo de 2001. En cuanto a Canarias, Comunidad Valenciana y Andalucía, presentan descensos del 10,6 por ciento, 15,6 por ciento y casi un 1 por ciento, respectivamente. Sólo crecen Aragón, las dos Castillas, Cataluña, Extremadura, País Vasco y la Rioja. Por su parte, los españoles realizaron el 20 por ciento de sus pernoctaciones en Andalucía; seguido de Comunidad Valenciana (16 por ciento); Cataluña (14 por ciento); Canarias (8 por ciento); Galicia (7 por ciento); Islas Baleares (6 por ciento); y Castilla y León (5 por ciento). En julio hubo 15.286 establecimientos hoteleros abiertos, un 1,30 por ciento más que en julio de 2001 con una oferta global de 1,3 millones de plazas, un 2,82 por ciento más. El grado de ocupación por plazas se situó en el 65,38 por ciento, un 5,46 por ciento menos, mientras que por habitaciones fue del 66,78 por ciento, un 4,91 por ciento menos. Así, el mayor grado de ocupación en julio se registró en Baleares, donde se ocuparon más del 82 por ciento de las plazas ofertadas, aunque esta cifra es un 7,4 por ciento inferior a la registrada en el mismo mes de 2001. Todas las comunidades, excepto Castilla y León registraron caídas en el grado de ocupación. La comunidad valenciana cayó un 7,4 por ciento); Canarias un 5,1 por ciento y Andalucía, un 3,9 por ciento. Las zonas turísticas con mayor grado de ocupación fueron las islas y costas. Menorca tuvo un grado de ocupación del 85,8 por ciento, mientras que en Mallorca se realizaron más de 5,8 millones de pernoctaciones y la ocupación se situó en el 82 por ciento. Por su parte, los puntos turísticos con mayor número de pernoctaciones fueron Calviá, Benidorm y Palma de Mallorca. El mayor grado de ocupación se alcanzó en Salou, con un 91,4 por ciento. Por último, en julio las reservas formalizadas a dos meses vista se situaban en el 26,23 por ciento, lo que supone una caída del 10,59 por ciento respecto a las registradas en julio de 2001; mientras que a tres meses vista, es decir para octubre, alcanzaban el 18 por ciento, un 15,9 por ciento menos. (HOSTELTUR) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.