Diario 5432 19.11.2018 | 08:15
Hosteltur: Noticias de turismo
Balance de la asociación hotelera de la zona turística mallorquina

Palmanova-Magaluf, un 2018 positivo en ocupación y empleo pero no en precio

24 octubre, 2018
  • La ocupación ha subido un 3% y el empleo un 15% este verano en Palmanova-Magaluf respecto al año anterior
  • Adultos y familias representan ya el 73% de los clientes de la zona mientras sigue descendiendo el volumen del público joven
  • El precio de los hoteles de 4 y 5 estrellas se estancó en Palmanova-Magaluf este verano mientras subió ligeramente en los de menor categoría

La Asociación Hotelera de Palmanova-Magaluf ha presentado el balance de la temporada 2018, durante la cual el destino turístico vacacional, que aglutina un 10% de la oferta hotelera de Mallorca, ha seguido avanzando en el proceso de transformación iniciado hace ya 7 años. Ocupación y precios son la cara positiva de la lectura que hace la asociaicón, en tanto que los precios se han estancado, en especial para los hoteles de mayor categoria.

Los objetivos marcados para reposicionar el destino Magaluf tras unos años de pérdida de calidad y reputación fueron los de potenciar la atracción de turismo familiar y adulto, potenciar la diversificación, sobre todo en turismo MICE (congresos y reuniones) y deportivo; modernizar y elevar la calidad de la oferta hotelera y complementaria (de comercio y ocio) y mejorar la seguridad, convivencia y reputación del destino.

Como consecuencia de todo ello, los promotores, empresas y Administraciones Públicas, esperaban también ir alargando progresivamente la temporada turística, hasta llegar a una media de nueve meses de funcionamiento.

En cuanto a los resultados de la temporada, el Presidente de los hoteleros se mostró prudente, puesto que, si bien el cómputo total de la ocupación anual ha sido un 3% superior al 2017, en algunos meses ha sido netamente inferior. Por lo que respecta a la evolución de los precios en esta temporada, explicó que, a pesar de que los hoteles han seguido invirtiendo en mejorar la calidad y la categoría de los establecimientos, las tarifas medias de los hoteles reformados se estancaron respecto al año anterior, lo que ha dificultado el mantenimiento de la rentabilidad.

Ha disminuido la dependencia de los grandes TTOO que en 2015 obtenían casi un 61% y en 2018 un 46%, representando una bajada de un 15%.

Respecto a la evolución de los canales de distribución, siguió aumentando la compra por internet, vía Tour Operadores on Line o Portales, (hasta el 33%) seguido por la compra a través de canales directos y de webs propias de hoteles y cadenas que ha representado un 16,36% de las ventas totales, pero con una tendencia positiva.

En relación al objetivo de extender la apertura de los establecimientos, los hoteleros se mostraron satisfechos puesto que en 2018 se lograron mantener algunos hoteles más abiertos y las previsiones para el invierno 2018/2019 son de mayor número de plazas abiertas entre noviembre y marzo, gracias a la apertura 365 días al año de algunos hoteles reposicionados como el Fergus Style Palmanova y el Calvia Beach The Plaza; así como el cierre tardío y apertura temprana del Zafiro Palace Palmanova.

La competencia de los destinos emergentes, ya recuperados de los efectos de la inestabilidad en el norte de África y Mediterráneo oriental y con ofertas extraordinarias, ha reducido la demanda de plazas y compromete las negociaciones con los Tour Operadores para la temporada 2019. Para el próximo año se estima, así, una menor ocupación con iguales o menores precios, y un sobrecoste añadido debido a los compromisos de subidas salariales del 5% firmados en el Convenio Colectivo de Baleares (un gasto que representa en torno al 50% de la cuenta de resultados de los hoteles) y que apuntan a una nueva pérdida de rentabilidad hotelera con respecto a 2018.

Mejoras en calidad y seguridad

Darder destacó que en tan sólo 7 años, el destino se ha puesto a la cabeza de los núcleos turísticos mallorquines en cuanto a la calidad de su oferta hotelera y actualmente, un 66% de las plazas son de cuatro y cinco estrellas (cuando a nivel de todo Mallorca, la proporción es mucho menor (27%). Únicamente el 13% de las plazas hoteleras de Palmanova-Magaluf (cerca de 4.000 plazas de un total de unas 30.000) corresponden a establecimientos no reformados y si se tienen en cuenta las reformas que aún están en marcha, y aquellas previstas para los próximos dos años tendríamos casi un 70% de las plazas del destino entre los segmentos de cuatro y cinco estrellas, una proporción muy superior, incluso, a la media española. Destacan los grupos hoteleros Melia Hotels International, Zafiro Hotels, Saint Michel, HM Hotels, BH Hotels, Alua Hotels, Ola, Seramar, Piñero, Cabau, Senses Hotels y 8 empresas privadas familiares.

En el apartado de la seguridad y convivencia, cuestionada en el pasado por las conductas de una parte de los turistas y el modelo de oferta de alcohol de algunos locales, el destino sigue mejorando, y las cifras de delincuencia se redujeron nuevamente en esta temporada, así como los clientes que hubieron de ser expulsados de los hoteles. A pesar de ello, se siguen produciendo accidentes debidos a la ingesta excesiva de alcohol, con más accidentes por “precipitados” que el año pasado, unas conductas de riesgo que tanto Darder como el Alcalde calificaron de intolerables.

Tanto el Teniente Eduardo Herrero como el Jefe de la Policia Local, Sr. Justino Trenas calificaron la temporada como muy buena a nivel policial, ya que se ha producido un descenso de un 10% en los robos con fuerza, robos con violencia y hurtos. Ambas fuerzas se han coordinado en la sede la Policia Local de Calvià para eventos musicales y deportivos específicos, valorando muy positivamente la labor de prevención con los dispositivos especiales. La Policia Local indicó que se han incrementado un 10% las sanciones respecto al año anterior para dar el mensaje de tolerancia cero ante conductas incívicas.

Nueva segmentación del cliente, clave de la transformación

Como explicó el Presidente de la Asociación Hotelera, Sebastián Darder, cuando Meliá y el resto de empresas presentes en el destino planificaron el proyecto de transformación para reposicionarlo en un nivel superior de calidad, seguridad y reputación, partían con una importante desventaja competitiva: el destino se había convertido en uno de los preferidos por los turistas aficionados a la borrachera y el desfase, al amparo de la crisis económica y de una falta de inversiones y de visión de largo plazo por parte del sector público y privado.

A pesar de la crisis, algunas empresas, con el apoyo del Ayuntamiento de Calviá, dieron el salto, y transcurridos unos años, Magaluf mantiene ocupaciones que superan el 90% en los meses de verano, con un perfil de cliente de mayor poder adquisitivo, mucho más rentable y sostenible

Para ello, la apuesta de los hoteles por cambiar la segmentación de cliente a la que se dirigen ha resultado clave y a medida que la calidad de la oferta hotelera y complementaria ha ido mejorando, la segmentación de sus clientes también ha evolucionado, de forma que si en el año 2013 un tercio de los turistas que recibía el destino eran jóvenes y estudiantes (segmento al que pertenece la clientela más conflictiva), en 2018 los jóvenes y estudiantes se redujeron a la mitad, representando el 16,95% del total, frente al 80% de familias y parejas adultas y turismo senior.

Esta evolución, fundamental para transformar a Magaluf en lo que una vez fue, un destino líder, seguro, divertido y tranquilo, para los españoles y para las clases medias del centro y norte de Europa, se verá reforzada en la temporada 2019 tras la decisión del operador Thomas Cook de suspender el programa para jóvenes estudiantes con el que miles de jóvenes viajaban cada año a algunos de los hoteles más económicos del destino.

En cuanto a las nacionalidades, el destino sigue diversificándose, de modo que si en el año 2009 el mercado británico representaba un 60% en la zona, en 2018 los turistas británicos representaron el 44%, mientras los españoles siguieron creciendo, hasta representar hoy el 11,3% de los clientes y registrándose un incremento sostenido de clientes centroeuropeos, que en su conjunto alcanzan el 25%

Lentos avances en la oferta complementaria

Para la Asociación hotelera, el esfuerzo realizado por las empresas hoteleras, que ha representado la reforma y mejora de calidad de un 83% de los hoteles, con una inversión superior a los 380 millones de euros en los últimos años, no ha sido suficientemente acompañado por la llamada oferta complementaria, que incluye a los locales de alimentación, bebidas, comercios, y ocio y servicios en general, donde, según el Presidente de los hoteleros “aún queda mucho por hacer”.

En palabras de Darder, el gran impulso lo habría dado el grupo Meliá, con el nuevo hotel Calvia Beach The plaza (que suma con éste un total de 11 hoteles y 7.036 plazas) y la Plaza Momentum, que ha aportado un espacio comercial y de restauración de calidad al destino, mejorando además la ordenación urbana de Magaluf, y que permanecerá abierto todo el año. El complejo ha venido a sumarse a La Vila, que abrió hace dos años con la vocación de impulsar una reconversión general de los comercios y locales de la zona. La gran aceptación que ha tenido este nuevo hotel y el espacio de ocio creado, no sólo entre los turistas, sino también y muy especialmente entre los residentes en Mallorca, es, para los hoteleros, un gran síntoma de la transformación profunda de Magaluf hacia un modelo más rentable, sostenible, y de calidad.

El Alcalde, Alfonso Rodriguez hizo referencia a las inversiones ejecutadas (como la reforma de la calle Galió de Magaluf) y las que están previstas (como la inminente rehabilitación de la pista de atletismo de Magaluf y las pendientes de licitación como la calle París de Palmanova y las calles de Torrenova y Martin Ros García, sin concretar fechas exactas). Ha incidido en el trabajo de promoción del destino, con actividades como la organización de la visita de “travel bloggers” de este fin de semana o el especial énfasis que se pondrá este año en el turismo MICE.

El compromiso del consistorio respecto al esfuerzo para erradicar el turismo de excesos, por ejemplo, con el convenio que se ha firmado con APEAM (pantalán de Magaluf) para evitar la celebración de party boats.

Además destacó el proyecto Destino Turístico Inteligente con la inversión de 4 millones de euros de Red.es (paneles interactivos en paseos marítimos, renovación de las Oficinas de Información Turísticas, instalación de boyas inteligentes en el mar, etc) y el trabajo político que se está llevando a cabo en la Alianza de Municipios Turísticos, con la reivindicación de financiación supramunicipal para grandes inversiones.

.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.