Diario 5455 16.12.2018 | 13:27
Hosteltur: Noticias de turismo
Mesa redonda en la X Jornada CEHAT-Garrigues del Sector Hotelero

Tendencias que se consolidan con fuerza en el mercado de gestión hotelera

La geografía gana a la marca en modelos de operación hotelera 27 noviembre, 2018
  • El auge de los modelos híbridos, la franquicia asistida o el llamado ‘manchising’ (management + franquicia) son algunas de las tendencias
  • El tipo de contrato mayoritario depende de la geografía y de la cultura de los inversores, adaptándose siempre al tipo de mercado
  • Iberostar busca crecer en destinos emergentes en Europa como Montenegro o Croacia, mientras que Portugal está viviendo un auténtico boom

La geografía gana a la marca en modelos de operación hotelera, según ha constatado Inmaculada Ranera, directora general de Christie & Co para España y Portugal, en la mesa redonda que ha moderado sobre en la X Jornada CEHAT-Garrigues del Sector Hotelero. El auge de los modelos híbridos, la franquicia asistida o el llamado ‘manchising’ (management + franquicia) son otras de las tendencias detectadas en el mercado de gestión hotelera.

Las cadenas tienden en sus estrategias de expansión a modelos de asset light, como ha explicado María Zarraluqui, directora de Expansión de Meliá Hotels International, “invirtiendo sus recursos hacia modelos enfocados en marcas, distribución y gestión”. Es el caso de su cadena, ya que el 85% de los contratos firmados en los últimos tres años ha sido de gestión. Sin embargo esta tendencia admite matices, ya que también depende mucho del mercado.

Así, mientras en España, Europa continental y Australia el contrato que impera es el del alquiler, en el Reino Unido, Estados Unidos, Latinoamérica y Oriente Medio ganan las fórmulas que requieren de un menor compromiso de capital como gestión o franquicia. No existe por tanto, en palabras de Francisco Albertí, director de Desarrollo de Negocio del Grupo Iberostar, “una tendencia clara ni mayoritaria porque depende de la geografía y de la cultura de los inversores”.

De izq. a dcha, María Zarraluqui, de Meliá; Luis Arsuaga, de NH; Francisco Albertí, de Iberostar; e Inmaculada Ranera, de Christie and Co.

Prueba de ello es que países con una misma coyuntura como los de la cuenca mediterránea presentan diferentes posicionamientos al respecto. Así, mientras los hoteles de Túnez y Egipto aceptan los contratos de gestión, en Turquía, según Albertí, “es casi imposible conseguirlo pues prefieren la fórmula del alquiler”. La tipología del contrato, por tanto, se adapta al tipo de mercado, como ha subrayado Zarraluqui.

Modelos híbridos

El mercado también está siendo testigo, en su opinión, de “una clara tendencia hacia los modelos híbridos, que permiten obtener más valor de los de gestión y franquicia, gracias a la aparición en el mercado de compañías gestoras intermedias”. Son las llamadas empresas de marca blanca que, según ha apuntado Ranera, “contribuirán a consolidar el modelo de franquicia en cuanto se desarrollen más”.

Dentro de esta tendencia de modelos híbridos irrumpe la fórmula del ‘manchising’, resultado de aunar las características del contrato de management con las de la franquicia. Para Luis Arsuaga, director corporativo de Expansión de NH Hotel Group, “tiene sentido para un operador que entre en un mercado nuevo, una nueva marca o un propietario que no tenga mucha experiencia en gestión. Tiene sentido en ciertas ocasiones pero en casos muy puntuales”.

El presidente de CEHAT, Joan Molas, ha enumerado en la presentación de la jornada organizada con Garrigues las incertidumbres que afectan al sector de cara a 2019.

Zarraluqui le ve más sentido a “la franquicia asistida, que ayuda al propietario en estrategias de distribución, por ejemplo”, si bien el mercado está siendo testigo de “una cada vez mayor profesionalización del propietario, aunque también depende de las zonas geográficas”. Coincide así con Arsuaga, quien ha afirmado que “es más sofisticado y profesional o está muy bien asesorado”.

Objetivos de expansión

Iberostar, con un 54% de su portfolio en propiedad, no descarta seguir creciendo con este modelo pero siempre priorizando los niveles de rentabilidad. Como ha señalado Albertí, “la idea no es crecer por crecer donde ya estamos presentes, sino diversificar nuevos destinos y no sólo en el Caribe, donde se obtienen los mayores niveles de rentabilidad, sino también en destinos emergentes en Europa, que no deja de ser la región más visitada del mundo y seguirá creciendo. Ejemplo de ello son lugares como Montenegro, donde hay oportunidades por los menores costes que presenta; o Croacia, si bien con precios al mismo nivel que en España, pero toda la región es interesante”.

A ellos se añade otro país como Portugal que, según ha indicado Ranera, “está viviendo un auténtico boom, con muchos inversores y operadores ansiosos por entrar en el destino”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.