Diario 5323 15.07.2018 | 22:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Informe ‘Gestión de activos hoteleros 2018’ de Magma Hospitality Consulting

La falta de activos en Madrid y Barcelona favorece a otros destinos

11 julio, 2018
  • Inversores y cadenas tienen ahora interés por ciudades más pequeñas como Valladolid, León o Granada, donde pueden obtener más rentabilidad
  • Ante la escasez de oportunidades en Barcelona las cadenas optan en Cataluña por invertir en destinos de la Costa Brava y la Costa Dorada
  • Las operaciones de alquiler siguen siendo el principal modelo de negocio y los contratos de renta variable son los que tienen mayor acogida

La falta de activos hoteleros para comprar en Madrid y Barcelona está llevando a las cadenas a invertir en mercados secundarios y en otros destinos vacacionales en España, así como a volver a fijarse en el suelo, algo que no ocurría desde antes de la crisis. Es una de las conclusiones del informe sobre ‘Gestión de activos hoteleros 2018’ elaborado por la consultora Magma Hospitality Consulting a partir de una encuesta realizada a 100 cadenas hoteleras, nacionales e internacionales, con presencia en nuestro país. En el citado estudio se analizan su situación y sus planes de expansión, así como la evolución de sus modelos de negocio y las posibles operaciones en el sector.

Bruno Hallé, socio director de Magma Hospitality Consulting, ha destacado que la recuperación de la demanda nacional hace que el inversor y las cadenas hoteleras tengan también ahora interés por las ciudades más pequeñas como Valladolid, León o Granada, donde se puede obtener más rentabilidad.

En este sentido ha detallado que “la compraventa de activos es más difícil en Madrid o Barcelona, donde los precios se han ido elevando ya que no quedan casi activos por comprar. En consecuencia, los inversores se están focalizando también en otras zonas vacacionales como Islas Baleares, Islas Canarias y Costa Daurada”.

De hecho, en Barcelona y en Madrid no se ha producido ninguna operación de compraventa hotelera en el primer semestre del año, según ha revelado la consultora. En el caso de la capital catalana, Bruno Hallé ha señalado que existe otro factor que dificulta la aparición de activos hoteleros susceptibles de ser comprados, como es la moratoria hotelera decretada por el Ayuntamiento. Ante esta escasez de oportunidades de negocio en la Ciudad Condal, las cadenas optan en Cataluña por invertir para gestionar o alquilar hoteles en destinos de la Costa Brava y la Costa Daurada.

Imagen La falta de activos en Madrid y Barcelona favorece a otros destinos
Valladolid se encuentra, junto a León y Granada, entre los destinos beneficiados por la falta de activos disponibles en Madrid y Barcelona.

Hallé ha subrayado que también empieza a reaparecer el interés del inversor por el suelo, algo que no ocurría desde la crisis, pese a que se trata de un activo de más compleja gestión ya que los trámites para empezar a construir un hotel pueden tardar dos años.

Visión positiva del mercado español

Respecto al conjunto de las operaciones realizadas en 2017 en toda España, el informe apunta al crecimiento de su valor, lo que evidencia, según Hallé y su socio Albert Grau, “la visión positiva” que tiene el sector inversor hotelero del mercado español. Esta visión positiva hace pensar en que en 2018 se producirán importantes operaciones de integración y fusiones.

Por otra parte, el informe de 2017 desvela que las operaciones de alquiler continúan siendo el principal modelo de negocio y los contratos de renta variable son los que tienen mayor acogida entre las cadenas con presencia en España. Pese a ello la fórmula que más crece, aunque sigue siendo minoritaria, es la del contrato de gestión y management, y la franquicia.

Del total de operaciones de compraventa realizadas por las cadenas encuestadas, el 55% fue de venta y el 45% de compra.

Respecto a las rentas, el estudio revela que no existe prácticamente renegociación, con alguna pequeña excepción. En el 54% de los contratos de alquiler fijo la renta pactada se situó en 2017 entre los 3.001 y los 9.000 euros habitación/año, 22 puntos porcentuales por debajo del año anterior, ya que ese mismo rango de renta representó el 76% del total. En alquiler variable, fue el 58% el que se situó en ese rango, lo que supone también un ligero descenso, según ha recogido Efe.

En el documento adjunto se encuentra disponible el informe completo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.