Diario 5329 22.07.2018 | 07:09
Hosteltur: Noticias de turismo
Figurarán en la misma durante dos años

China elaborará una lista negra de turistas que se comportan mal en el extranjero

Las autoridades del país facilitarán el documento a la policía, aduanas y bancos 14 abril, 2015

Las autoridades de China han decidido elaborar una "lista negra" de viajeros que se comporten mal en el extranjero, tras varios incidentes protagonizados por turistas chinos en el exterior. La Administración Nacional del Turismo (ANT) establecerá una base de datos de viajeros con comportamientos inadecuados, que transmitirá a la policía, a las aduanas e incluso a los bancos.

Entre las actitudes consideradas como inadecuadas por la ANT figuran "los comportamientos antisociales en los transportes públicos, el hecho de dañar la propiedad privada o pública, faltar el respeto a las costumbres locales, sabotear exposiciones históricas o participar en juegos de azar o actividades pornográficas".

El documento, que está colgado en la página oficial del Gobierno chino, recuerda que "ser un turista civilizado es obligación de todo ciudadano". Los culpables de dichos comportamientos estarán en la "lista negra" durante dos años y recibirán un castigo, aunque el Ejecutivo no ha explicado en qué consistirán las sanciones.

La ANT acaba de promulgar un reglamento en el que insta a los ciudadanos a cuidar su conducta y mostrarse educados cuando viajen al extranjero.

Los viajes al extranjero de la clase media han aumentado de forma considerable en la última década como consecuencia de la fuerte expansión experimentada por la economía del país.

Los viajeros acusados de mal comportamiento estarán en la 'lista negra' durante dos años y recibirán un castigo. #shu#Los viajeros acusados de mal comportamiento estarán en la "lista negra" durante dos años y recibirán un castigo. Imagen Shutterstock

El pasado año, los chinos efectuaron 100 millones de viajes al exterior, incluyendo Hong Kong, Macao y Taiwán. En 2013, China se convirtió en el primer mercado emisor del mundo, cuando 97 millones de viajeros disfrutaron de sus vacaciones fuera de sus fronteras, 14 millones más que el año anterior.

Se trata de un visitante muy codiciado por los destinos turísticos por su elevado nivel de gasto, y aunque se suele caracterizar por su discreción, también ha habido algunos casos sonrojantes para las autoridades chinas.

Hace poco, unos turistas chinos protagonizaron un escándalo en Tailandia por secar su ropa en el aeropuerto, defecar en público o darle patadas a una campana en un templo. En diciembre pasado, una pareja de jóvenes chinos que viajaban en avión de Tailandia a China, ante el descontento con el servicio a bordo, lanzaron el agua hirviendo para preparar fideos instantáneos a la azafata.

Hace dos año, un chico de dicho país grabó los ideogramas chinos con el mensaje "Ding Jinhao estuvo aquí" en la efigie de un templo de 3.500 años de antigüedad en Luxor (Egipto).

Ese año, la ANT ha publicado una guía de buenas maneras para los turistas chinos. Entre otras advertencias, les pide no meterse los dedos en la nariz, orinar en la piscina o robar los chalecos salvavidas de los aviones.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.