Diario 5764 12.12.2019 | 17:27
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un post de María Luisa Fanjul

Formación en Turismo: ¿La gran asignatura pendiente?

Reinventando la educación universitaria 11 mayo, 2011
  • Hoy por hoy, un alumno no sólo estudia lo que le gusta sino que valora de forma exhaustiva las oportunidades reales de inserción laboral una vez ha terminado sus estudios
  • Me niego a que las universidades y la falta de vocaciones, tal y como se ha sugerido, sean los únicos culpables de esta situación

La formación ocupó bastantes minutos del diálogo entre ponentes y asistentes al VII Foro Turístico Hosteltur.  Aunque parece que todo el sector conoce la teoría, en la práctica la formación parece ser una de las grandes asignaturas pendientes que no satisface a nadie, ni a empresas, ni a profesionales. María Luisa Fanjul, desde su visión privilegiada en la Universidad Alfonso X El Sabio, nos habla de todo ello en "Reinventando la educación universitaria".

Me uno de forma unánime a todas las felicitaciones que el equipo de Hosteltur ha recibido por la organización del VII Foro sobre Competitividad, a la par que agradecer el hecho de haber podido asistir, ya que ha sido una oportunidad magnífica de afianzar conceptos, ideas y conocimientos, y como no, conoceros a muchos de vosotros personalmente.

En cuanto al acto en sí, y a las opiniones vertidas por los participantes, aún tengo que darle una vuelta en mi cabeza y poner orden a todas las notas que tomé, pero si hay tres puntos en el que tengo las cosas bien claras, y no puedo por menos, que mostrar mi disconformidad:

1. El turismo es una disciplina venida a menos. En los últimos años hemos notado un descenso en las matriculaciones, que en algunos casos se ha llegado a materializar en el cierre provisional de la carrera.

Este hecho, como casi todo en el mundo académico no es casual, hoy por hoy, un alumno no sólo estudia lo que le gusta sino que valora de forma exhaustiva las oportunidades reales de inserción laboral una vez ha terminado sus estudios, así como la calidad del trabajo que pueda desempeñar en un futuro: estabilidad del sector, salarios, etc. y muchos de ellos entienden que el Grado en Turismo no es precisamente la carrera universitaria que más se valora actualmente en el mercado laboral, entre otros motivos, porque normalmente con ADE podrán acceder a muchos más puestos de responsabilidad ligados al mundo turístico, y no deben ir muy desencaminados, cuando entre tantas personalidades presentes ayer en el Foro, muchos eran abogados y economistas y pocos eran los diplomados en turismo.

Asumo, parte de culpa ante esta situación, y de nuevo, y como ya he hecho a través de mis comentarios a otros interesantísimos posts que se han publicado en la comunidad sobre formación, reconozco que, a mi modo de ver, a los estudios de turismo les falta especialización, y una programación más flexible.

Sin embargo, me niego a que las universidades y la falta de vocaciones, tal y como se ha sugerido, sean los únicos culpables de esta situación. Mucho se habló ayer de colaboración, pues bien, desde mi experiencia creo que la colaboración no solo es una cuestión de administración y empresa, sino también de empresa y centros de formación, y no me refiero al hecho de que se firmen acuerdos de colaboración sin sentido, donde solo se contempla la posibilidad de que el alumno realice unas prácticas, sino una colaboración real donde se pongan cuestiones importantes sobre la mesa y podamos formar en base a las necesidades reales del mercado. Se necesita más interacción, y en este punto, no sólo estamos de acuerdo los profesores sino también los alumnos. Os invito a que releáis el segundo post que escribí en la comunidad donde queda reflejado el sentir de una de las mejores alumnas que he tenido en todos los años que llevo dedicándome a esta profesión tan bonita, que es la de enseñar, y donde tras la celebración de unas jornadas de comercialización, resaltaba la necesidad de potenciar este tipo de actos que acercaban a los alumnos al mundo empresarial.

Como anécdota os diré que son muchos directores de hotel que a fecha de hoy cuando les contacto para preguntarles si quieren alumnos en prácticas me dicen que llevan tiempo buscando, pero que porque es tan difícil encontrar, quizás ¿porque no hay?

2. En cuanto al tema de la remuneración, siento igualmente no estar de acuerdo con que la profesionalidad se premia con un buen salario. Creo que todos sabemos, que hoy por hoy, los sueldos en el sector son bastante bajos, y creo que todos estaréis de acuerdo con que son muchas las empresas turísticas que cubren de forma sistemática puestos de trabajos con becarios a los que no remuneran de ninguna manera, pero tampoco enseñan como dicen que lo hacen. La rotación es básica para un chico recién graduado, sin embargo, normalmente cubren vacantes en la recepción de un hotel o ejercen como agentes de viajes, aún cuando estos trabajos no les gusten, siendo casi imposible, encontrar puestos en departamentos contables, administrativos, en central o en corporativo. En estos casos y de haber puestos vacantes piden perfiles altísimos que más que a unas prácticas corresponden a vacantes para gente con experiencia. Este hecho desemboca normalmente en un rechazo total sobre todo a trabajar en hoteles. En mi contacto diario con los chavales y en mis funciones como coordinadora de prácticas no podéis imaginar la de alumnos que ya de frente te dicen, por favor hoteles no.

Sé que están aprendiendo, y que por algún lado tienen que empezar, pero enseñémosles cómo funciona una empresa turística, no nos limitemos a ahorrar costes y personal.

3. Esta cuestión probablemente sea anecdótica, pero no pude evitar extrañarme cuando uno de los ponentes mencionó que no había alumnos de turismo en Erasmus, FALSO. Más del 50% de mis alumnos están o han estado en el extranjero, y cada día más, buscan países más competitivos y que les aporten elementos diferenciadores curriculares, Australia por ejemplo.

De todas formas, y para asegurarme de que esto no era algo puntual que sucede en mi Universidad, comenté el tema con varios compañeros que trabajan en otras Universidades como la Universidad Rey Juan Carlos, confirmándome el dato, y no sólo eso, incrementando considerablemente el porcentaje.

También he de decir, que alguno de ellos se mostró muy optimista ante un posible incremento de matriculaciones para el curso académico 2011-2012.

Con todo esto, lo que quiero decir es que no se puede hablar de formación como si la responsabilidad fuera solo del centro donde se imparte, hay que involucrarse activamente en el proceso, aunar esfuerzos y necesidades, y así conseguir profesionales formados según mercado, y no según programas, que a la vista está, parecen no satisfacer a nadie.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.