Termina sin acuerdo la reunión entre Enaire y USCA

Los paros de controladores se mantienen este fin de semana

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) mantiene los paros parciales convocados para este fin de semana, 25 y 26 de julio, tras concluir sin acuerdo la reunión mantenida este jueves con Enaire, celebrada a petición del sindicato, y en la que, según afirma, "se ha constatado el inmovilismo del gestor de la Navegación Aérea española y su falta de voluntad para llegar a un acuerdo que evite la huelga de controladores". La entidad pública, por su parte, ha reiterado su "disposición a dialogar y buscar soluciones para permitir la desconvocatoria”. En total, están programadas para las horas de los paros 2.155 operaciones.

Los paros serán realizados entre las 10:00 y las 12:00 horas de este sábado, 25 de julio; y entre las 17:00 y las 20:00 horas del domingo 26 de julio.

De los 12.255 movimientos previstos esos dos días en todo el espacio aéreo español, 1.141 operaciones entre despegues y aterrizajes están programadas en el horario del paro del sábado y 1.014 operaciones en el del paro del domingo.

Sin embargo, el Ministerio de Fomento ha establecido unos servicios mínimos del 80% que, de la forma que son distribuidos, "sólo se respeta el derecho a la huelga de los controladores que no desarrollan actividades directamente operativas", según USCA, y se registran más cancelaciones de vuelos en España durante las huelgas de controladores de otros países que con la convocada por el personal del ATC español.

Los paros de controladores se mantienen este fin de semanaLos paros de controladores se mantienen este fin de semana

Para el sábado 25 de julio, se ha programado una plantilla de 366 controladores, de ellos, 295 en servicios mínimos, y para el domingo 26, de 352 controladores, 282 realizarán los servicios mínimos.

Negativa a un acuerdo

Los portavoces del sindicato destacan que "como muestra de buena voluntad y con la esperanza de poder alcanzar un acuerdo con Enaire para evitar alteraciones en el tráfico aéreo y molestias a los pasajeros este fin de semana", USCA había solicitado a la empresa una reunión negociadora, después de que el gestor de la Navegación Aérea en el país no hubiera abierto ninguna vía de contacto desde las últimas jornadas de huelga, los pasados 11 y 12 de julio.

Aseguran que en la reunión "Enaire ha vuelto a dar muestras de su inmovilismo, su cerrazón y de su negativa a entablar cualquier tipo de diálogo con los controladores para alcanzar una solución negociada", a pesar de haber asegurado que mantenía el diálogo abierto y permanente con el sindicato de controladores para evitar nuevos paros. Agregan que "con esta actitud, Enaire pone de manifiesto su falta de responsabilidad para resolver el conflicto y obliga a USCA a mantener los paros de los días 25 y 26 de julio y a recrudecer, posiblemente, las protestas al término del verano".

USCA convocó paros parciales los días 8, 10, 12 y 14 de junio y 11, 12, 25 y 26 de julio para pedir el archivo de las 61 sanciones impuestas en el ACC de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en 2010 y la readmisión del controlador despedido en el TACC de Santiago, Marco Antonio Enríquez, por los mismos hechos. El sindicato considera inadmisible la negativa de Enaire a la readmisión de Enríquez, "ya que el tribunal de instrucción encargado de la causa penal sentenció que eran falsos los argumentos en que la empresa fundamentó su decisión de despedirlo".

Asimismo, USCA califica de incomprensible la decisión de Enaire de mantener las sanciones a 61 controladores del Centro de Control Aéreo de Barcelona, después de que el juzgado que instruyó las diligencias penales determinó la "ausencia de responsabilidad de los sancionados, sin contar que 20 juzgados de toda España han sentenciado que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados".

Por otra parte, USCA considera que los servicios mínimos establecidos son una vulneración del derecho fundamental a la huelga del colectivo, por lo que han sido impugnados. "Esto supone, además, una discriminación respecto a otros trabajadores de servicios esenciales en España y, sin duda, respecto al colectivo de controladores de otros países de la Unión Europea". Señalan que, a principios del mes de julio, el gobierno francés fijó en un 50% los servicios mínimos para la huelga convocada por los controladores galos, mientras que las autoridades rumanas establecieron un 33% para el paro parcial del 15 de julio.

Mantiene su postura

Los portavoces del gestor de navegación aérea, por su parte, en un breve comunicado señalan que "en relación con las reivindicaciones de los controladores, Enaire mantiene su postura de respeto hacia todas las sentencias y decisiones judiciales relacionadas con los expedientes abiertos como consecuencia de los sucesos de diciembre de 2010, motivo de los paros parciales convocados para este mes por el sindicato de controladores".

Asimismo señalan que establecerá nuevamente, como en los paros anteriores, "todas las medidas técnicas y operativas necesarias para asegurar el interés general y minimizar el impacto de los paros en los usuarios".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.