El Ayuntamiento quiere poner límites a esta actividad

Los cruceros se defienden del discurso antiturístico en Barcelona

El sector genera un gasto total en la ciudad de 796 millones de euros

La actividad de los cruceros en la capital catalana generó un gasto total en la ciudad de 796 millones de euros durante 2014, según un estudio encargado por el Puerto de Barcelona. Estos datos salen a luz semanas después de que el equipo de gobierno municipal anunciara que quiere poner límites a esta actividad.

Dicho informe ha calculado el gasto directo derivado de la actividad crucerística, que se reparte entre las navieras (121,2 millones), los cruceristas (315,8 millones) y las tripulaciones (5,5 millones).

"A partir de este gasto inicial se genera una facturación de manera indirecta e inducida de 353,5 millones de euros, hecho que sitúa la facturación total de la actividad de cruceros en 796 millones de euros", según ha explicado la entidad portuaria.

El estudio también destaca que este volumen de actividad permite mantener 5.039 puestos de trabajo en Barcelona, el 60% de ellos en sectores turísticos y el 40% restante en sectores como la logística, la fabricación de productos alimenticios, la industria metalúrgica, las industrias químicas, los servicios médicos o los servicios de gestión de residuos y saneamiento, entre otros.

Además, los cruceros genera unas rentas fiscales de 152 millones de euros en impuestos y tasas.

El informe, que fue encargado hace un año, confirma que "los cruceros son una actividad estratégica para Barcelona", según apuntó ayer el presidente de la autoridad portuaria, Sixte Cambra. "De hecho, el crecimiento que registra este sector ni tan solo fue interrumpido por la crisis económica de 2009", añadió.

Cruceros en Barcelona. El próximo domingo 13 de septiembre será un día punta pues se prevé que 27.000 cruceristas pasarán por el puerto para embarcar o desembarcar de siete barcos. #shu#Cruceros en Barcelona. El próximo domingo 13 de septiembre será un día punta pues se prevé que 27.000 cruceristas pasarán por el puerto para embarcar o desembarcar de siete barcos. Imagen Shutterstock

Cruceros bajo lupa

Precisamente, la actividad de los cruceros en Barcelona ha sido puesta bajo lupa por el nuevo equipo de gobierno municipal liderado por la alcaldesa Ada Colau.

Y es que según apuntó la concejala del distrito de Ciutat Vella, Gala Pin, "la voluntad es limitar el número de cruceros" y "adaptar el número de cruceristas a la carga turística que se determine para el conjunto de la ciudad".

Lo cierto es que una parte de la ciudadanía no se muestra muy conforme con el impacto que suponen los cruceros en Barcelona. En este sentido, incluso se han creado "alertas" que avisan por Facebook de los días punta de actividad de cruceros.

Ver también Barcelona impulsa su recuperación con un 7,5% más de cruceristas hasta julio.

Con respecto a la concentración turística que suponen los cruceros, el coordinador del informe presentado ayer, Jordi Suriñach, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, recordó que por Barcelona pasan anualmente 1,36 millón de cruceristas en tránsito, con una estancia en la ciudad en torno a 4 horas. (Los pasajeros de turnaround, que pernoctan una media de 2,6 noches, son 565.000 personas).

Según Suriñach, este volumen de turistas "se puede gestionar ya que la previsión de escalas se hace con dos años de antelación, lo cual permite conocer al detalle el volumen de cruceristas de cada uno de los 365 días del año".

Y con respecto al impacto de los cruceros sobre el medio ambiente, el informe destaca que los cruceros generan el 1,2% del óxido de nitrogeno en el aire de Barcelona y menos del 0,2% de las partículas sólidas en suspensión del aire en la ciudad.

Reunión Puerto-Ayuntamiento

Sixte Cambra indicó que tiene previsto reunirse en breve con la alcaldesa Ada Colau para tratar a fondo sobre la repercusión de los cruceros en Barcelona.

En cualquier caso, añadió el presidente del Puerto de Barcelona, la previsión es "un cierto crecimiento" de la actividad de cruceros para los próximos dos años, teniendo en cuenta la programación de las navieras.

"El crecimiento, debidamente gestionado, no lo descartamos en absoluto. Pero nos interesa más consolidar la actividad de las navieras que el crecimiento por el crecimiento".

 

Comentarios 3

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Antonio Russo9/09/2015 11:09:12

Cito un compañero: 'y las externalidades las paga Pujol'

01 Más comentarios del lector Responder

red albert9/09/2015 16:09:26

Yo no recuerdo haber oído de la nueva alcaldesa un "discurso antiturístico" tal y como se desprende del titular y del artículo, afirmación de entrada totalmente gratuita.

Si abordamos el caso concreto de los cruceros, aún dando por bueno el discurso dominante sobre la "bondad" de los cruceros para con la ciudad (habría que ver exactamente para con quién concretamente de esta ciudad) creo que podemos estar de acuerdo en que esta pretendida bondad siempre puede ser mejorable. Ahí vamos pues:

- No se puede regular el flujo, la concentración, la ubicación (no me refiero a trasladarlos al Tibidabo, sino repartirlos entre las distintas terminales de uno y otro lado)?
- No se puede promover la conexión a la red eléctrica de la ciudad durante su escala en nuestra ciudad?
- No se pueden incentivar aquellos barcos menos contaminantes? (recuerdo que, por ejemplo, Costa Cruceros ha empezado a construir dos naves que van a funcionar con biogás)
- No tenemos absolutamente ningún margen como ciudad acogedora? Debemos plegarnos a los intereses de los "lobbies" de turno sin rechistar?

Creo que ha llegado la hora de un debate serio y mucho más en este tipo de medios, en los que pretendidamente somos todas y todos profesionales del sector turístico

51 Más comentarios del lector Responder

Willy D12/09/2015 13:09:39

El turismo, la industria que mas crece a nivel mundial. Unos del 'a de quejarse siempre de todo', lo quieren acabar para que vuelven épocas de paro, pobreza,... A los arquitectos: hace falta construir una 'ciudad anti-molestias', sin bares, restaurantes, locales, sin tráfico, sin combustible de cualquier tipo para que no haya contaminación, de gente de una rasa sola, de una religión sola, de solo parajes sin niños para que no haya gritos de felicidad por las calles, obviamente sin políticos... Y dejar a vivir a la gente que quiere trabajar y disfrutar de una vida 'normal'.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.