El Hotel Elke, un 4 estrellas con 65 habitaciones

Un grupo ruso invertirá 6,5 M € en construir un nuevo hotel en Girona

Tras la demolición de los hoteles Rex y Les Noies de Sant Feliu de Guíxols

Un nuevo hotel situado en las Ramblas del Portalet, en el centro de Sant Feliu de Guíxols, Girona, abrirá sus puertas en torno a 2017. El que se denominará Hotel Elke, contará con una inversión de 6,5 millones de euros aportados por un grupo ruso.

El hotel será edificado en el solar que dejan dos establecimientos que serán derribados, los hoteles Rex y Les Noies de Sant Feliu de Guíxols, dos de los edificios del imperio hotelero de los hermanos Joan y Francesc Anlló, que fallecieron en 2002 sin haber dejado testamento, han empezado hoy a ser derruidos.

La complicada gestión de esta herencia hace que más de una década después de la muerte de los hermanos la mayoría de las propiedades todavía no se haya subastado y que algunos de los edificios, en enclaves privilegiados frente al mar, permanezcan cerrados y en mal estado.

Rambla del Portalet.Rambla del Portalet.

La herencia de los hermanos Joan y Francesc Anlló, valorada en unos 12 millones de euros, incluye más de una veintena de propiedades, entre ellas nueve hoteles, locales comerciales, casas o aparcamientos en Sant Feliu y Barcelona.

Una vez subastados el Rex y Les Nines, ubicados en pleno centro, en la Rambla del Portalet, se adjudicaron a un grupo ruso que, con una inversión de 6'5 millones de euros, los convertirá en un solo hotel de 4 estrellas, 65 habitaciones, piscina, restaurante y un aparcamiento subterráneo de 30 plazas.

En principio, el Hotel Elke, que será el nombre del nuevo establecimiento, está previsto que abra sus puertas dentro de dos años.

Recreación del proyecto. Recreación del proyecto.

El alcalde de Sant Feliu de Guíxols, Carles Motas (Tots per Sant Feliu), ha explicado que la venta llega tantos años después de la defunción de sus dueños porque "ha habido un cúmulo de circunstancias y el dejar una gerencia tan grande sin herederos ha complicado mucho el proceso".

"Hasta que la administración no ha tenido conocimiento de todas las propiedades, no las ha podido empezar a subastar y esto ha comportado que no haya quedado en manos de la administración local, es decir del Ayuntamiento, sino que haya pasado a manos de la Generalitat", ha añadido.

También se está reconvirtiendo ahora en otro hotel de tres estrellas y 44 habitaciones el Hotel Regina y todavía quedarán diversas propiedades por subastar.

Entre las que están pendientes figura el Hotel Regente, que se destinará a pisos de protección oficial. Con todos estos movimientos, según Mota, parece que tras una década "la herencia empieza a revertir en Sant Feliu".

No obstante, la perla de la herencia de los Anlló es el Hotel Panorama, un edifico situado encima de la bahía. Hasta ahora no ha sido posible subastarlo porque estaba embargado por la Agencia Tributaria y la Diputación de Barcelona, pero una vez quede libre totalmente de embargos, antes del verano del año que viene según las previsiones, se podrá subastar.

Representantes municipales se reunirán con la Generalitat el 1 de diciembre y entre otros temas reclamarán 1'4 millones de euros, correspondientes al valor de lo que se ha vendido hasta ahora de la herencia.

El objetivo del Ayuntamiento es destinar los ingresos al futuro Museu Thyssen, que debía ubicarse en la antigua fábrica de corcho Serra Vicens pero que al final se ubicará en el Monasterio, y al asilo Surís.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.