Diario 5353 19.08.2018 | 17:16
Hosteltur: Noticias de turismo

España: El negocio de turoperadores y agencias se hunde un 25% en Baleares por culpa de la crisis

22 octubre, 2002
Los turoperadores y agencias de viajes no han hecho su agosto. A la espera del primer pulso del mercado en la feria londinense de la World Travel Market, las mayoristas hacen números y cierran balances de la temporada turística. La guerra de precios y los críticos niveles de contratación hacia Baleares han dejado un recorte de un 25% en sus facturaciones, según los primeros avances de la patronal de agencias de viajes de Baleares (Aviba). Para el presidente de Aviba, Jaume Bauzà, «los vaticinios lamentablemente se han cumplido, no sólo reduciéndose los volúmenes de negocio sino dejando saldos negativos en las cuentas de explotación de algunas compañías».
Los turoperadores y agencias de viajes no han hecho su agosto. A la espera del primer pulso del mercado en la feria londinense de la World Travel Market, las mayoristas hacen números y cierran balances de la temporada turística. La guerra de precios y los críticos niveles de contratación hacia Baleares han dejado un recorte de un 25% en sus facturaciones, según los primeros avances de la patronal de agencias de viajes de Baleares (Aviba). Para el presidente de Aviba, Jaume Bauzà, «los vaticinios lamentablemente se han cumplido, no sólo reduciéndose los volúmenes de negocio sino dejando saldos negativos en las cuentas de explotación de algunas compañías». La crisis turística que ha golpeado al archipiélago balear se ha dejado sentir a lo largo de la cadena de los subsectores turísticos: «No sólo ha bajado el número de traslados en autobús, sino que también ha descendido el volumen de excursiones», puntualizó Bauzà. Por mercados, los alemanes han decidido dar la espalda a un destino que hasta el pasado año era la niña de sus ojos. «Las contracciones se han disparado y pueden situarse en el umbral del 24%», explicó el máximo responsable de la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares. Ya los dos gigantes de la turoperación, TUI y Thomas Cook, calificaron a Baleares como «el destino derrotado» de este verano. Si para el presidente de TUI, Volker Böttcher, el turismo en Baleares tardará varios años en retomar el «viejo camino del éxito», [«siempre y cuando los responsables del sector turístico en las islas aprendan de sus errores»], para el alto ejecutivo de su directo rival, Stefan Pichler, «no se puede perder tiempo para reactivar la aceleración». Eso sí, dieron un toque de atención sobre los precios, no sólo en hotelería, sino en el resto de la oferta complementaria. En cambio, el mercado inglés ha capeado el temporal con mayor fortuna. El propio presidente de Aviba, Jaume Bauzà, cifró el descenso medio entre un 2 y 3%. «Se han defendido mejor e incluso algunos turoperadores que operan en Gran Bretaña han registrado incrementos», aseveró Bauzà. «¿La culpa?: La fortaleza de la libra», concluyó. Ante este panorama, los turoperadores alemanes y británicos han decidido amarrarse el cinturón reduciendo también los cupos de camas en más de un 15%. «A lo sumo se han respetado precios del año 2002, en otros casos, se han vuelto a producir rebajas, y, se han desterrado los contratos de garantías», manifestó Bauzà. Las incertidumbres en el turismo receptivo contagian al emisor. El presidente de las Agencias de Viajes Agrupadas de Baleares (AVA), Juan Pedro López, encara con ciertos nerviosismo la temporada alta: «Tras superar los efectos del 11-S, esperamos que el mercado comience a moverse en los próximos meses». De confirmarse los pronósticos, «se cerrará entre un 5 y 10% por encima del 2001», a pesar de la losa del ambiente prebélico en Irak. Los grupos turísticos se curan en salud cara a la próxima temporada. Según las previsiones que baraja la patronal de las agencias de viajes de Baleares (Aviba), los turoperadores han decidido por ahora pegar un tijeretazo de un 8% al número de plazas de avión que pondrán en el mercado para la próxima temporada. Para el presidente de Aviba, Jaume Bauzà, «las compañías pretenden hacer frente ante otra temporada adversa y no quieren arriesgar de cara a 2003». «Pretenden evitar encontrarse con aviones sin llenar y recurrir a las ofertas de última hora para intentar salvar los gastos», dice el directivo. En este sentido, matiza que «las previsiones por ahora no son nada halagüeñas», por lo que emplaza al sector turístico a «trabajar codo con codo para intentar mejorar las cifras que por ahora se ponen sobre la mesa». Ya durante la pasada temporada, en vísperas de las ferias de Londres, la World Travel Market (WTM) y de Berlín, la ITB, las reducciones de slots empañaban las expectativas de la que ha sido por ahora una de las peores temporadas de los últimos años. Una medida que adoptan turoperadores para evitar pérdidas, pero que puede generar cuellos de botella ante repuntes de la demanda turística. Además, este problema también se puede agudizar por la tendencia actual de los turistas de posponer cada vez más hasta última hora la decisión de viajar. Las last minute se han convertido este verano en el denominador común al alza. Los expertos y analistas llegaron a cuantificar hasta en un 40% las reservas que se han llegado a efectuar en el último minuto. Pero, los problemas también laten en otros sectores. En el caso del transporte discrecional, su presidente, Jaume Batle, mantendrá un encuentro en los próximos días con el máximo responsable de Aviba, Jaume Bauzà. En el transcurso del encuentro, se estudiará la problemática del sector y se intentará buscar soluciones para la mejora de la calidad del servicio. En opinión de Bauzà, «se pretenden trasladar a los turoperadores la necesidad de contar con un parque de autocares importante en las islas». El factor precio se convertirá en la piedra angular de unas negociaciones para «intentar tomar conciencia de la necesidad de que se produzcan renovaciones en la flota de vehículos», dijo. Transportistas y agencias de viajes desean marcar un terreno de juego en el que se respete la libre competencia, pero eso sí, «mirando de cerca el binomio de calidad/precio», apostilló Bauzà. El máximo responsable de la Asociación del Transporte Discrecional, Jaume Batle, ya advirtió de la peligrosidad de las rebajas que provoca el deterioro del mercado y la necesidad de reducir costes ante un futuro complejo. (Ch.D., diario El Mundo-El Día de Baleares, 22/10/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.