Diario 5409 23.10.2018 | 16:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de Esther Mascaró

Pequeña guía para el turismo de naturaleza

8 octubre, 2013

Análisis/ Quienes tienen asumido que el turismo es principalmente servicio no deberían leer este artículo. Mientras practiquen lo que saben, claro. Y quienes tienen asumido que el turismo de naturaleza es un nicho de mercado al alza, que implica compromiso para destinos y empresas y que, sorprendentemente, necesita requisitos muy sencillos basados en la atención, tampoco. Sin embargo, como parece que el conocimiento de la teoría es más común que la buena práctica, les aseguro que si siguen leyendo aprenderán algo nuevo, sencillo y sobre todo, útil para mejorar la atención a los clientes del turismo de naturaleza.

Porque por lo visto, también en ecoturismo el sentido común es a veces el menos común de los sentidos…

Turespaña creó hace algo más de un año el club de producto “Ecoturismo en España”, una oferta de destinos y empresas comprometidas con unos valores y un servicio, y que pueden compartir una estrategia común de marketing. El club de producto se basa en la cooperación entre los gestores del destino y las empresas encargadas de ofrecer el servicio y vender el producto. No se trata de una acreditación en el sentido de que le dé validez algún organismo externo, sino en la adhesión voluntaria y comprometida a los valores del ecoturismo tanto a nivel de gestión como de servicio.

Actualmente forman parte del club de producto “Ecoturismo en España” 340 empresas que se han adherido a la Carta Europea de Turismo Sostenible, en 22 destinos del país. Estas empresas se han comprometido voluntariamente a mejorar la oferta de ese destino y a crear oferta específica para los ecoturistas, a gestionar con criterios medioambientales y a contribuir a la sostenibilidad local.

Empresas del club de producto en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.Empresas del club de producto en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Esas empresas se promocionan en la web oficial Spain.info, en el apartado “Naturaleza”, ubicadas por reservas de la biosfera, parques naturales, cuevas, ecoturismo, etc., aunque en el I Foro Turismo y Naturaleza celebrado la semana pasada en Menorca, los representantes de Promoción Turismo de Naturaleza de la Junta de Extremadura, Ana María Manjón, del Consorcio La Palma Reserva de la Biosfera, Antonio San Blas y de Turismo La Garrotxa, Eduard Llorà, se quejaron al jefe del Área de Turismo Sostenible de Turespaña, Ricardo Blanco, de la poca promoción que se hace en los mercados lejanos del turismo de naturaleza de España. Blanco reconoció que no había convenio en ese sentido y recordó la importancia del apoyo y el compromiso del sector privado.

Ricardo Blanco habló del primer portal de España para oferta privada certificada en turismo sostenible: soyecoturista.com, donde el ecoturista encuentra información sobre el destino, la empresa y la experiencia que desea elegir, incluidos precios, y puede conocer también en qué proyectos medioambientales participa esa empresa e incluso, puede apuntarse mismo al proyecto.

soyecoturista.com, primer portal de la oferta privada española en turismo de naturaleza.soyecoturista.com, primer portal de la oferta privada española en turismo de naturaleza.

Pero vayamos a lo práctico. Según James Kean, manager de producto del turoperador británico especializado en senderismo y ciclismo Inntravel, ¿qué buscan estos turoperadores para trabajar en un destino? El lema de Inntravel ya deja claro el punto de partida: “The slow holiday people”. Buscan cosas realmente sencillas aunque, como ocurre tantas veces, no fáciles de encontrar:

  • Un paisaje inolvidable
  • Alojamientos limpios, cómodos, que dispensen una cálida bienvenida a sus huéspedes
  • Comida local en el menú o bufet
  • Senderos bien marcados, con información y buen mantenimiento
  • Información sobre cambios o cierres de rutas
  • Mapas buenos y actualizados de la zona
  • Acceso asequible a la costa

Y ¿qué buscan los viajeros que aman el turismo de naturaleza? Cosas igualmente sencillas pero sorprendentemente, también difíciles de encontrar:

  • Son viajeros independientes, rechazan ir en grupo
  • Huyen de la masificación
  • Quieren contacto con la población local
  • Exigen un equilibrio entre calidad y precio
  • Quieren identificarse con los valores de la empresa que eligen para viajar
  • Esperan un check-in rápido y sencillo o incluso que pueda aplazarse: llegan cansados, quizá mojados y lo que quieren antes de nada es poder cambiarse de ropa y darse una ducha
  • Necesitan desayunar temprano, que no es a las 7 de la mañana sino quizá incluso mucho antes porque tal vez deban aprovechar las horas menos calurosas para sus rutas. Esto en España es muy difícil, según James Kean.
  • Un pic-nic para la jornada que reúna varios requisitos: variado, sabroso, energético, con productos locales, para ser saboreado contemplando el paisaje.
  • Equipos, servicios relacionados con su actividad, como encontrar en el hotel o establecimiento elegido zapatillas, cepillos para quitar el barro de las botas, métodos para secar la ropa (secadoras) y las botas con rapidez (apunta Kean que para eso basta una canasta con hojas de periódico, para meterlas dentro de las botas durante la noche), piezas que puedan necesitar para sus excursiones a pie o en bicicleta, bebidas calientes o frías según el clima, meriendas…
  • Esperan que quienes les atienden en el establecimiento puedan aclararles dudas sobre la ruta o hacerles recomendaciones

¿A que parece sencillo? Yo diría que todo se resume en una palabra: atención.

Es cierto que el turismo de naturaleza se queda pequeño al lado de las grandes cifras del turismo de sol y playa en España. Pero puede tener y de hecho, tiene, un papel fundamental en el desarrollo de la España interior e insular e incluso, en la protección de paisajes y especies. Muchas pequeñas empresas pueden encontrar en ese nicho su mercado. Iniciativa privada y cooperación pública son fundamentales, pero quizá a veces tendemos a darle a la Administración demasiado poder -y responsabilidad- y a esperar que lidere un proyecto que simplemente es incapaz de liderar. ¿Por qué no invertir la ecuación y hacer que sea la iniciativa privada quien lidere, y la Administración pública quien secunde y apoye esos proyectos?

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.