Diario 5407 21.10.2018 | 03:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Tema prioritario en las agendas de 2016

Transporte multimodal, viajes de puerta a puerta sin interrupciones

22 febrero, 2016

La viabilidad de un sistema de transporte multimodal es un tema que estará en las agendas de este año, tanto en la Unión Europea en las diferentes instancias comunitarias cuando se comiencen arealizar ensayos piloto entre algunas ciudades; y en España, donde hay un incipiente desarrollo y el propósito de acoplar sus potentes redes AVE y de aeropuertos

La meta final de un sistema multimodal de transporte en el que funciona la intermodalidad es permitir a los pasajeros en cualquier lugar de Europa –o de España, en el caso del país- trasladarse fácilmente desde un punto A al B a través de varios medios de transporte sin interrupciones ni barreras, en un solo viaje interlínea multimodal.

Lo que se denomina un viaje puerta a puerta, en una experiencia de viaje del pasajero fácil y fluida y con el mínimo riesgo para los proveedores.

Proyecto europeo

Hace dos años y medio, la Dirección General de Movilidad y Transportes de la Comisión Europea se propuso, precisamente, desarrollar un sistema europeo multimodal que hiciera del transporte europeo un sector más eficiente y sostenible.

La idea es que haya una ventanilla única (one-stop-shop) que concentre la información en cuanto a horarios, capacidad y rutas, la planificación y la reserva de viajes intermodales para el transporte de pasajeros, lo que también exige interoperabilidad de billetes entre los modos de transporte.

El consorcio seleccionado por concurso All Ways Travelling, liderado por el proveedor tecnológico Amadeus e integrado por Be Ne Rail, IATA, Thales, UNIFE y la Universidad Zeppelin, presentó un primer informe de la primera fase y el estudio realizado por esa universidad alemana, el cual determinó que con el uso de sistemas ultimodales de información y venta de pasajes de transportes (MMITS, por sus siglas en inglés) permitiría en Europa un ahorro de costes estimado en alrededor de 13.000 € al año, entre otros efectos positivos.

La segunda fase implica desarrollar posibles escenarios para demostrar la viabilidad técnica de un sistema único de información y reservas multimodales. AWT está investigando lo que se puede y no se uede ha- cer con la tecnología actual y cómo superar las barreras existentes; así como analizando las necesidades de viajeros, minoristas, operadores de servicios y organismos reguladores.

España: en fase de acuerdos

Uno de los retos que deberá afrontar España en 2016 es diseñar una estrategia para ir hacia la interoperabilidad de su red de aeropuertos, una de las mayores; con su red de Alta Velocidad, la segunda del mundo; con el objetivo de ofrecer complementariedad y no la competitividad que ahora existe entre los dos modos de transporte.

El presidente de Aena, José Manuel Vargas, ha asegurado que lograr una “alianza plena” es uno de los objetivos del gestor aeroporturaio y contribuiría a “poner en valor las inversiones que el país ha realizado en estas nfraestructuras, de 15.000 M € en aeródromos y 40.000 M € en AVE”. Asimismo, el Ministerio de Fomento, anunció que la estación de tren de Madrid-Chamartín será la t erminal cero del Aeropuerto de Madrid-Barajas, una vez esté operativa la conexión entre mbas instalaciones, articulando lo que ha denominado un hub ‘ferroaeroportuario’.

Complementariedad

Entre tanto, algunas operadoras han dado los primeros pasos. Renfe y Air Europa mantienen desde hace siete años un acuerdo para la emisión de billetes combinados avión-tren en rutas intermodales que conectan 18 ciudades españolas AVE (Sevilla, Pamplona, Zaragoza, Murcia, Córdoba, Albacete, Valladolid, Almería, Burgos, Ciudad Real, Granada, Guadalajara, León, Oviedo, Palencia, Segovia, Toledo y Vitoria) con vuelos intercontinentales de la aerolínea.

Iberia también ha llegado desde el pasado verano a un acuerdo similar para su servicio Train&Fly que conecta cinco ciudades AVE (Zaragoza, Valladolid, Sevilla, Córdoba y Málaga) con sus vuelos intercontinentales, a través de las estaciones Atocha o Chamartín que llegan al aeropuerto usando el servicio de Cercanías de Renfe. La aerolínea también tiene convenios para ofrecer Bus&Fly para combinar rutas de ALSA y AVANZA que conectan en autobús las ciudades de Albacete, Burgos, Lorca, Ponferrada, Salamanca, Soria, Toledo, Valladolid, Vitoria y Zaragoza con Madrid-Barajas, con los vuelos internacionales de Iberia.

Este reportaje forma parte del tema de portada "Top 55+1" de la revista HOSTELTUR de enero y puede descargarse como documento pdf haciendo click en este enlace.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.