Ante la crisis del emisor nacional

Rusia, el mercado hotelero que se desinfló

Desde el verano pasado ha tenido varios signos de recuperación

El mercado hotelero ruso fue uno de los más codiciados a comienzos de la década, no había cadena que no tuviera un buen número de incorporaciones y proyectos previstos. Sin embargo la situación de crisis que ha estado viviendo el país en los últimos años ha contraído el mercado y ha hecho que se desplome en el ranking de los más atractivos ante su baja rentabilidad. Los precios han bajado, así como la inversión, aunque desde el verano pasado muestra algunos signos de recuperación.

Los precios hoteleros en Rusia presentaron un descenso del 10% en febrero de 2016, según datos del estudio mensual tHPI elaborado por el metabuscador Trivago. Un dato que contrasta fuertemente con la tendencia de otros países europeos en el mismo mes, como el Reino Unido o España, donde subieron un 24% y un 16%, respectivamente. Fue el segundo mayor desplome en Europa, sólo superado por Turquía, con el 18%. En diciembre de 2015 Rusia figuraba entre los países más baratos, con una media de 67 euros y en agosto, cuando los hoteles españoles alcanzaban su récord de los últimos cinco años, los rusos experimentaban el mayor descenso de todo el continente, del 15%.

Por su parte, el Hotel Price Index (HPI) elaborado por Hoteles.com correspondiente al primer semestre de 2015, que indicaba un desplome de las tarifas en los hoteles de lujo a nivel mundial, situaba a Moscú en el primer lugar del ranking, con una caída del 30% en hoteles de 4 estrellas y un 27% en los de 5 estrellas, pasando en este último caso de un precio medio de 215 euros en 2014 a 158 euros en 2015.

Hotel Kempinski Moscow.Hotel Kempinski Moscow.

No obstante la tendencia a la baja venía de antes, dada la situación económica, social y política que ha estado viviendo el país en los últimos años y que ha contraído fuertemente el consumo, afectando de manera muy significativa a los viajes y provocando que una veintena de turoperadores rusos quebraran en 2014. En octubre de ese año por ejemplo, los indicadores de la consultora STR Global para Moscú la situaban como la capital con el peor comportamiento de la tarifa promedio diaria, ADR, con un recorte del 21,7%, quedando en 110,89 euros, y del ingreso por habitación disponible, RevPar, del 29,1% hasta los 72,45 euros.

A lo largo de 2015 ha habido momentos específicos en que el mercado hotelero ruso parecía recuperarse. En septiembre los datos para Moscú indicaron un 12,2% más de ocupación, un 16% de subida del RevPar aumentó un 16% y un 3,5% del ADR. La capital rusa se benefició de la celebración de dos grandes conferencias internacionales, aunque en términos de dólares estadounidenses el ADR había descendido un 39,1% hasta la fecha, confirmando la tendencia adelantada por STR Global de que la devaluación del rublo está provocando un fuerte impacto en los hoteles de este mercado.

También, según el informe de HotStats, los hoteles moscovitas incrementaron su ocupación en 7,5 puntos en julio, pero debido a la bajada de tarifas el RevPar creció sólo un 2,6%. Un análisis más minucioso del mercado muestra bajadas de precios en el segmento de la mejor tarifa disponible (-17,8%), mientras que las corporativas y para el segmento de conferencias han subido un 26,5% y un 55,4%, respectivamente. Mientras tanto los hoteleros habían mejorado el control de sus costes operativos, cayendo un 3,5% los gastos por habitación disponible, lo que ha permitido subir el beneficio bruto operativo.

Caída de los proyectos y la inversión

En diciembre de 2014, Rusia era el segundo país en Europa con más proyectos hoteleros u hoteles en construcción, contabilizando 9.269 habitaciones, según datos de STR Global. El dato de enero de 2016 indica sólo los correspondientes a Moscú, que son actualmente 3.830 habitaciones en 16 hoteles. Aunque el dato no pueda ser comparable, la llegada cada vez menor de noticias sobre aperturas de grandes cadenas en el país indica que este mercado está muy parado. Según datos de 2015 de la consultora internacional HVS respecto a la inversión hotelera, las dos grandes ciudades del país experimentaron los mayores descensos de valor en sus hoteles, siendo de un 38% para Moscú, y un 32% para San Petersburgo.

Frente al boom de aperturas que se estuvo anunciando a comienzos de la década, en 2015 sólo cabe destacar proyectos como el de Starwood Hotels & Resorts de abrir seis hoteles en el país en los próximos tres años, mientras que en el caso de Four Seasons reformó el Hotel Moskva, su segunda localización en Rusia. El último gran momento fueron los años previos a la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, cuando prácticamente todas las grandes cadenas abrieron en la ciudad rusa.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.