Diario 5352 17.08.2018 | 22:43
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Ferrán Adriá convertirá el Palacio de Ayamans de Mallorca en un hotel de superlujo

31 octubre, 2002
Mallorca tendrá la oportunidad de rendir culto a la gastronomía, de la mano de Ferran Adrià. El escenario: el Palacio de Ayamans. Según confirmó ayer el consejero delegado de la promotora hotelera del prestigioso chef catalán, el Bulli Hotels & Resorts, Guillermo Portella, la cadena abrirá un hotel de cinco estrellas de gran lujo en 2004 con una inversión que rondará los 15 millones de euros.
Mallorca tendrá la oportunidad de rendir culto a la gastronomía, de la mano de Ferran Adrià. El escenario: el Palacio de Ayamans. Según confirmó ayer el consejero delegado de la promotora hotelera del prestigioso chef catalán, el Bulli Hotels & Resorts, Guillermo Portella, la cadena abrirá un hotel de cinco estrellas de gran lujo en 2004 con una inversión que rondará los 15 millones de euros. Este proyecto se ha convertido en el primer embrión de una promotora de hoteles de autor que ha decidido jugar su primera carta en el archipiélago balear al iniciar su desembarco en el Mediterráneo. A principios de año Adrià junto a Juli Soler, Pedro Puello, Guillermo Portella y la empresa de publicidad SCPF decidieron poner los primeros cimientos de esta promotora que nace con una clara vocación de captar el segmento de gran lujo tentando los paladares con el arte culinario y experimental del emblemático y legendario restaurante El Bulli. «Meses antes Adrià había decidido introducirse en el sector hotelero al tomar en gestión un hotel de lujo en la provincia de Sevilla», explicó Portella. El establecimiento, cuyas obras comenzarán hacia el primer trimestre del próximo ejercicio, dispondrá de 55 habitaciones, diez de ellas suites, cuyo precio medio se situará en trescientos euros por noche. La promotora Bulli Hotels & Resorts pasa de puntillas por la crisis turística que ha azotado este pasado verano a Baleares y apuesta a largo plazo por una Mallorca que «recuperará sus posiciones». «No nos asusta el descenso turístico sufrido durante la pasada temporada. Conocemos las cifras coyunturales y somos conscientes de los objetivos que nos hemos planteado a la hora de montar un hotel de estas características. Si algo tiene Mallorca es que no hay que descubrirla», apostilló Guillermo Portella. En este sentido, tiene claros sus horizontes en la isla. «Entendemos que hay una demanda de alta calidad que intentaremos satisfacer. Sólo el restaurante El Bulli se ve obligado a rechazar anualmente en torno a las 200.000 reservas», dice el directivo quien confía en poder satisfacer cada temporada a centenares de exquisitos paladares. El Bulli Hotels & Resorts ha arrendado por 25 años el histórico Palacio de Ayamans, situado en el término municipal de Lloseta. El inmueble fue adquirido el siglo pasado por Juan March, el patriarca de la poderosa saga financiera e industrial mallorquina, quien lo reformó durante la década de los años cuarenta y levantó la actual fachada de estilo renacentista. El palacio del siglo XVIII no solamente destaca como edificio singular dentro del casco urbano, sino también y principalmente como un hito de nobleza que fue declarado bien de interés cultural, con categoría de monumento. Una parcela de 15.000 metros cuadrados, que se encuentra edificada en sus dos terceras partes. El resto lo dominan jardines principescos rematados con esculturas modernistas.Para Portella, «el lugar cumple los requisitos que buscábamos para poner en marcha un concepto nuevo de hotel que conjugará la creatividad en los fogones y la calidad del alojamiento». Desde la cadena ya han mantenido diferentes contactos preliminares para estudiar a fondo la viabilidad del proyecto con responsables de la Conselleria de Turismo y el propio Celestí Alomar, que ve con «buenos ojos» un establecimiento que supondrá un espaldarazo no sólo al sector hotelero sino a la restauración mallorquina. Los equipamientos, matizó Portella, intentarán incluir un área para convenciones, reuniones de empresas así como complementos de salud o bienestar. La promotora, tras su desembarco en Mallorca, da por cerrado de momento su asentamiento en Baleares. Sin embargo, prevé invertir para los próximos cinco años una suma que rondará los 100 millones de euros para crear una cadena hotelera de unos diez hoteles de autor, bien en propiedad, gestión o arrendamiento. La mitad los abrirá en España. ¿Dónde? Guillermo Portella apunta a Barcelona (donde se encuentran ya negociando), Madrid, Costa del Sol, Canarias, La Rioja o País Vasco. El resto, en la Cuenca del Mediterráneo donde ya mantienen conversaciones avanzadas para la apertura de otro establecimiento en Croacia. «Siempre buscaremos edificios singulares basados en su cariz histórico o con un diseño vanguardista», asevera el consejero delegado en donde levantarán hoteles de lujo que tendrán entre 40 y 70 habitaciones y suites. Una aventura empresarial que tomará siempre como punto cardinal el placer, la creatividad y la imaginación en los fogones. (Ch. D., diario El Mundo-El Día de Baleares, 31/10/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.