Los investigadores reparan una de las cajas negras: la evidencia sugiere un incendio a bordo

Siniestro de Egyptair: descartan el atentado terrorista

La Fiscalía de París ha abierto una investigación por homicidio involuntario, descartando un atentado terrorista como causa del siniestro de avión de Egyptair. El equipo de investigadores ha reparado una de las cajas negras del aparato, en concreto, la que registra los datos técnicos del vuelo y, aunque su análisis apenas comienza, las primeras informaciones sugieren que se desató un incendio en la aeronave, coincidiendo con los reportes SCARS transmitidos durante el vuelo que notificaban presencia de humo, vinculado a algún fallo en los sistemas técnicos de la aeronave.

El pasado 19 de mayo, un Airbus A320 de la aerolínea nacional de Egipto se precipitó al mar Mediterráneo por razones que aún se desconocen cuando operaba el vuelo MS804 entre París y El Cairo, muriendo las 66 personas que ibana bordo.

"La información preliminar muestra que todo el vuelo está registrado en el FDR desde su despegue del aeropuerto Charles de Gaulle hasta que se detenga la grabación a una altitud de 37.000 pies, donde ocurrió el accidente", dijo el Comité de Investigación de Accidentes de Aeronaves de Egipto en un comunicado.

Los equipos de búsqueda hallaron las dos cajas negras ambas severamente dañadas, ya que se recuperaron del fondo marino a una profundidad de 4.000 metros, y justo una semana antes del día en el que se suponía que cesarían de emitir señales.

Primera caja negra del avión de Egyptair reparada.Primera caja negra del avión de Egyptair reparada.

La primera que han reparado y comenzado a analizar es la que registra los parámetros del vuelo. El comité ha avanzado que "los datos registrados están mostrando coherencia con los mensajes SCARS desde el baño y el área de aviónica que indican presencia de humo”, refiriéndose a las comunicaciones que genera el Aircraft Communications Addressing and Reporting System, un sistema de enlace de datos digital para la transmisión de mensajes cortos entre aeronaves y estaciones de tierra, a través de la radio o por satélite, y que rutinariamente descarga los datos de mantenimiento y fallos del reporte que se genera para la aerolínea operadora de la aeronave.

El avión había enviado una serie de advertencias que indicaban que se había detectado humo a bordo a través de los mensajes de SCARS, en el área de aviónica y el lavabo. Lo que también coincide con el hecho de que los restos recuperados de la sección delantera del avión mostraban signos de daño por alta de temperatura y hollín, dijo el comité. Esas fueron las primeras señales físicas de que pudo estallar un incendio en el avión de pasajeros A320.

El comité dijo que estos hallazgos necesitarían un análisis más profundo para descubrir el origen y la razón de las marcas, sin embargo.

La otra caja negra

La segunda caja negra, el registrador de voz de cabina, todavía está siendo reparado en los laboratorios pertenecientes a la Oficina de Investigaciones y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA) de Francia, donde se enviaron los chips de datos de ambos registradores. Si la informsación permanece intacta, revelará las conversaciones entre los pilotos y las alarmas de la cabina y otras pistas como el ruido del motor.

Todavía no ha sido descaratada definitivamente ninguna causa, pero las actuales y anteriores autoridades de aviación se inclinan cada vez más a creer que las causas se hallan en los sistemas técnicos de la aeronave, en lugar de un sabotaje. La oficina del fiscal de París, por su parte, abrió el pasado lunes una investigación de homicidio involuntario, añadiendo que la fiscalía no considera viable la versión de la conspiración terrorista ni será considerada como una posible causa del accidente.

Pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros de Egyptair recuerdan alas víctimas.Pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros de Egyptair recuerdan alas víctimas.

Antes del hallazgo de las cajas negras, se dieron un amplio espectro de diferentes hipótesis que iban desde el secuestro y sabotaje terrorista a la explosión a bordo.

La BEA participa en la investigación porque Francia es a la vez el punto de origen del vuelo siniestrado y sede de Airbus, el fabricante del avión de Egyptair. Además, 15 de las víctimas eran ciudadanos franceses. Asimismo, interviene un investigador del SNTB (Junta Nacional de Seguridad del Transporte ) de Estados Unidos, debido a que los motores del avión fueron construidos por un consorcio dirigido por la empresa estadolunidense Pratt & Whitney (UTX.N).

Mientras, un buque de búsqueda contratado por el gobierno egipcio de la empresa Deep Ocean Search, basada ​​en Isla Mauricio, todavía está buscando restos humanos en el Mediterráneo.

El accidente es el tercer golpe que recibe desde el pasado octubre la industria turística de Egipto, que aún está sufriendo de la revuelta de 2011 que puso fin a 30 años de gobierno de Hosni Mubarak.

Un avión ruso se estrelló en la península del Sinaí en octubre, matando a las 224 personas a bordo en un ataque reivindicado por Estado Islámico y en el que se vio envuelto un empledo del aeropuerto egipcio. En marzo, un avión de Egyptair fue secuestrado por un hombre que llevaba un cinturón falso suicidio. Nadie fue lastimado.

Fuentes: Reuters y ETN.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.