Mundo: Los socios de OneWorld estrechan la alianza ante las fusiones que se avecinan

Los ocho presidentes de las empresas aéreas que conforman la alianza de aviación comercial OneWorld -Iberia, American Airlines, British Airways, Cathay Pacific, Finnair, Lan Chile, Quantas y Aer Lingus- tienen una cita importante los días 21 y 22 de este mes en España. El encuentro se produce pocos días después de la histórica sentencia del Tribunal Europeo que ha eliminado los obstáculos para las fusiones aéreas en el Viejo Continente.

Los ocho presidentes de las empresas aéreas que conforman la alianza de aviación comercial OneWorld -Iberia, American Airlines, British Airways, Cathay Pacific, Finnair, Lan Chile, Quantas y Aer Lingus- tienen una cita importante los días 21 y 22 de este mes en España. El encuentro se produce pocos días después de la histórica sentencia del Tribunal Europeo que ha eliminado los obstáculos para las fusiones aéreas en el Viejo Continente.Invitadas por Iberia y de acuerdo con un esquema de reuniones rotatorias, el encuentro de Madrid cuenta con una agenda diseñada para que puedan salir decisiones muy importantes para el futuro de la alianza. Fuentes cercanas a OneWorld han asegurado que el día 22 podrá anunciarse un acuerdo, calificado de 'trascendental', para la coordinación en la adquisición de suministros entre todas las empresas 'que permitirá conseguir ahorros en las compras superiores al 50%'. Los socios esperan que la reunión desbloquee el cruce completo entre las tarjetas de fidelización de las compañías, de forma que cualquier viajero de una aerolínea de la alianza pueda sumar (como ocurre ahora), pero también gastar sus puntos aéreos en los vuelos o promociones de todas las asociadas. Este paso se podrá anunciar en Madrid tras haber completado un intenso proceso de consecución de interoperabilidad entre los sistemas informáticos de las distintas empresas. El esfuerzo integrador permite también que las compañías pongan en marcha en Madrid un proyecto para crear una intranet a la que tendrán acceso los 262.000 empleados de las empresas de OneWorld. Fuentes de la alianza han destacado la importancia de esta iniciativa, 'que podrá estar en servicio en el primer trimestre del año que viene', a efectos de formación de los recursos humanos, así como de la globalización en el uso de las ventajas que las aerolíneas ofrecen a sus empleados (sobre todo en vuelos baratos). Otro acuerdo que podría lanzarse tras el encuentro de este mes es la puesta en el mercado de un billete conjunto de precio único con ámbito en toda la red. Este título se crea a imagen y semejanza de otros que ya existen en el ferrocarril (Interrail), y que han conseguido una enorme penetración entre la gente joven del Viejo Continente, ya que permite hacer largos viajes (en este caso por una red con destinos en 134 países) sin itinerario prefijado, con un precio barato y cerrado de antemano. La reunión de Madrid tiene también una trastienda política en el seno de OneWorld. Desde que las autoridades del transporte de EE UU y la Unión Europea pusieron condiciones inasumibles para el pacto entre los dos primeros espadas de la alianza, British Airways y American Airlines, el presidente de Iberia ha tomado un fuerte protagonismo en las decisiones de OneWorld. Esta iniciativa quedó clara ya en una reunión celebrada por los presidentes en febrero en Santiago de Chile. Irala planteó entonces que las decisiones de los ocho miembros debían tomarse atendiendo a un mayor consenso, ya que hasta esa fecha toda la iniciativa había correspondido a los que aparecían como líderes indiscutibles del grupo, American y British. Ahora las cosas han cambiado y, aprovechando su peso en la alianza, Irala quiere escenificar en la reunión de Madrid que los miembros de OneWorld apuestan por reforzar sus vínculos. Y pretende hacerlo en un momento en que la Unión Europea apuesta por hacer efectiva una política real de cielos abiertos en su territorio, que disparará las fusiones. La Unión Europea ha recibido con euforia la sentencia que anula los acuerdos bilaterales firmados entre algunos países comunitarios y los Estados Unidos. Aseguran que este fallo disparará las fusiones entre las compañías aéreas, ya que da la puntilla al proteccionismo en los cielos de sus miembros que supone la figura de la compañía de bandera. A pesar de este clima favorable a las fusiones, las autoridades de Bruselas no se están dando la menor prisa en la tramitación de la solicitud de inmunidad para establecer una sólida alianza, presentada por Iberia y British el 19 de julio. Las autoridades de transporte de la UE ni siquiera han publicado en el boletín de las comunidades la citada solicitud. Este trámite es imprescindible para que comiencen a correr los tres meses que Bruselas tiene de plazo para dar el visto bueno a la alianza o para poner las condiciones que considere pertinentes. Fuentes de Iberia han señalado que Bruselas les ha solicitado información adicional sobre el expediente, y esperan que la petición de inmunidad sea publicada en el boletín de las comunidades antes de final de año. Por otra parte, Iberia se muestra especialmente activa en el objetivo de restablecer y ampliar los lazos que la unen con Swiss, la aerolínea heredera de la desaparecida Swissair. La empresa española considera que su actual red de operaciones es complementaria de la de Iberia y desarrolla un amplio programa de negociaciones para establecer con ella vuelos con código compartido. Además considera que Swiss es una excelente candidata a entrar en OneWorld y le ha ofrecido su colaboración en este empeño. Los movimientos dentro de los cielos europeos se suceden. El acercamiento entre Air France y Alitalia (miembros de Skyteam) es un hecho incontestable, mientras que Lufthansa, que lidera Star Alliance, está estrechando lazos con las aerolíneas nórdicas. (A.R.A/J.Ch, diario Cinco Días, 11/11/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.