Diario 5325 17.07.2018 | 21:42
Hosteltur: Noticias de turismo
El hombre más buscado del sector responde a las preguntas de Travel Weekly

Paul Evans CEO de Lowcosttravel: "Puede haber más quiebras de OTA europeas"

"Hicimos todo lo que pudimos para evitar el cierre pero nos vimos sobrepasados", asegura 29 julio, 2016
  • Un débil balance, unos gastos excesivos y la falta de protección ATOL "no han ayudado", reconoce Evans
  • "Tuvimos dos ofertas de compra, pero la incertidumbre ante el Brexit borró esta posibilidad", explica
  • "Cualquiera que me conozca sabe que no he hecho nada para mi beneficio personal", asegura Paul Evans

Paul Evans, el "desaparecido" CEO de Lowcosttravelgroup, asegura en una entrevista concedida a Travel Weekly que está "profundamente apenado" por lo sucedido con la empresa, y que la quiebra fue inevitable al final "a pesar de los esfuerzos" que se hicieron para evitarlo. La entrevista es de Lucy Huxley, que os traducimos aunque no literalmente, incluyendo otros datos de HOSTELTUR.

Paul Evans ha sido el hombre más buscado del sector desde que el viernes 15 de julio saló la noticia de la quiebra de la agencia online y banco de camas Lowcosttravelgroup (ver: Paul Evans, CEO del grupo Lowcosttravel: de admirado a odiado). En esta entrevista en exclusiva, "a veces entre lágrimas" según la autora, Evans -fundador y CEO del grupo-, insiste en que ha sido una "tormenta perfecta" de vientos económicos en contra lo que ha provocado la quiebra de la empresa, dejando a decenas de miles de turistas en el limbo.

"Estoy destrozado por los clientes, por los agentes de viajes, por mi personal y sus familias. Hemos fallado en un momento increíblemente desafortunado, y lo siento muchísimo", aseguró Evans en la entrevista. "Pero no ha sido a causa de dejadez o falta de esfuerzo. Hicimos todo lo que pudimos pero al final, había cosas que estaban fuera de mi control y nos vimos sobrepasados", añade.

Pocas ventas

Lo que ha ocurrido con la quiebra del grupo ha sido cuestionado por muchos expertos del sector, apuntando que los ingresos debieron situarse en su punto más alto solo una semana antes del inicio de las vacaciones de verano para muchos de sus clientes. Pero Evans insiste en que el grupo tuvo "realmente pocas ventas" como resultado de la amenaza terrorista en algunos destinos, y que también resultó afectado por la caída del 15% del valor de la libra esterlina tras la victoria del Brexit. Sin embargo, admite que no han ayudado el relativamente débil balance de la compañía, unos gastos generales significativos, una exposición global a distintos riesgos y la falta de la protección ATOL.

"Nunca obtuvimos capital, por lo tanto no teníamos la fuerza de los balances de otros", asegura Evans. "Intentamos por todos los medios conseguir un inversor hasta el final, pero era demasiado tarde. También pensamos en vender parte del grupo, incluyendo Lowcostholidays y Lowcostbeds, y hemos estado en conversaciones con más de 12 compañías en el último año".

Paul Evans CEO de Lowcosttravel.Paul Evans CEO de Lowcosttravel.

Ofertas de compra frustradas

"Tuvimos dos ofertas, pero entonces ocurrió la victoria del Brexit y la incertidumbre hizo desaparecer esas posibilidades. Estuvimos hablando con un posible comprador grande y creíble hasta las cuatro de la tarde del día antes de cesar la actividad, pero considerando lo que estaba ocurriendo en términos de ventas, cotización de la moneda, terrorismo y Brexit, al final pensaron que el riesgo era demasiado grande", explica Evans.

El CEO de Lowcosttravelgroup piensa que el hecho de estar presentes en más de 50 mercados, incluyendo el Reino Unido, Irlanda, Australia, Estados Unidos, Alemania y España, ha contribuído a los problemas del grupo. "No fue algo solo relacionado con el Reino Unido, el aspecto internacional ha complicado toda la situación", concluye.

Inversiones erróneas

Paul Evans explica que el grupo había invertido mucho en anuncios de TV para intentar reducir su dependencia de Google. "Teníamos gastos generales muy altos. Intentamos recortar costes moviendo operaciones a Polonia, por ejemplo. Retrospectivamente, algunas de las inversiones fueron un error. Pero en ese momeno no sabíamos que habría tan pocas ventas y que el impacto del Brexit en la libra sería tan grande", justifica.

Sobre si tuvo efectos adversos en las ventas el hecho de haber salido del sistema ATOL (Civil Aviation Authoruty's Atol) y haber trasladado el negocio a España y Suiza, Evans contesta: "Honestamente no lo sé, pero ciertamente no ayudó. Estoy seguro de que fue un factor que contribuyó a la caída".

Una garantía en Baleares

De los estimados 290.000 clientes que se han visto afectados por la quiebra de Lowcosttravelgroup, unos 150.000 son turistas británicos.

Una garantía de 1,2 millones de euros depositada ante el Gobierno balear podrá servir de reembolso a los clientes (ver: Lowcostholidays depositó voluntariamente 1,2 M € de aval en Baleares). Muchos de ellos tendrán que recurrir a los reembolsos procedentes de las entidades bancarias de sus tarjetas de crédito, pero este reembolso no es automático.

Paul Evans CEO de Lowcosttravel: 'Puede haber más quiebras de OTA europeas'

La garantía voluntaria, más barata que el ATOL

Tal y como ha publicado HOSTELTUR noticias de turismo, las garantías que exige el Reino Unido a un turoperador, mediante el sistema ATOL, se acercan a los 3,5 millones de libras, una cantidad muy superior al 1,24 millones de euros que Lowcostholidays Spain tiene depositados en la administración balear.

La compañía trasladó su sede a Mallorca en 2013, y por lo tanto sus clientes dejaron de estar protegidos por el sistema británico de garantías en viajes. La garantía depositada ante el Govern balear está reservada a las reclamaciones de los clientes finales que compraron paquetes (no reservas hoteleras u otros servicios sueltos), según se especifica en la Directiva europea relativa a los viajes combinados. Mientras que los proveedores, con los hoteles a la cabeza, tendrán que esperar a la convocatoria del concurso de acreedores.

Repatriación cubierta

Preguntado si lamenta el hecho de que los clientes del grupo no tuvieran la protección ATOL para ser repatriados, o para recuperar su dinero, Evans dice: "Todos los clientes que estaban en un resort tenían un vuelo de vuelta a casa, así que la repatriación estaba completamente cubierta".

"El 98% de las reservas adelantadas tiene sus vuelos. Los pasajeros deberán pagar y reclamar posteriormente los gastos de alojamiento y transfers, y pueden cambiar sus reservas. Es un dolor de cabeza organizativo que lamentamos, pero hay métodos para cambiar las reservas de alojamiento con otros bancos de camas".

"Voluntariamente presentamos una garantía de 1,2 millones de euros. La máxima garantía que puedes presentar es de dos millones. Al menos la gente podrá reclamar que le devuelvan su dinero de otras maneras", añade.

Ventas hasta justo antes del cese

Preguntado si son ciertos los rumores de que Lowcosttravelgroup estuvo vendiendo hasta justo antes de la quiebra, Evans responde: "Éramos optimistas sobre conseguir un trato, así que tienes que seguir vendiendo. Todavía creíamos en la posibilidad de encontrar una solución, y lo hicimos hasta el último momento". Asegura, sin embargo, que a nivel personal no ha obtenido ninguna ganancia.

Paul Evans CEO de Lowcosttravel: 'Puede haber más quiebras de OTA europeas'

Beneficio personal

"Cualquiera que me conozca sabe que no he hecho nada para mi beneficio personal. Quería construir una compañía realmente grande y le he dedicado 12 años de mi vida, dando trabajo a más de 1.000 personas y llevando de vacaciones a entre 12 y 15 millones de turistas. Hemos quebrado, obviamente, pero no porque no lo hayamos intentado", explica.

"Yo estaba ganando menos en Lowcosttravelgroup de lo que ganaba hace 12 años. En todo ese tiempo solo me he llevado mi sueldo, fijado por el consejo, no por mí. Una vez me llevé un pequeño "bonus", pero nunca un dividendo", asegura.

Basura especulativa

Evans niega con contundencia que ya esté planeando su próximo movimiento. "Solo estoy interesado en una cosa, que es ayudar a los administradores", asegura. "Cualquier otra cosa es basura especulativa e incorrecta". Evans dice que no tiene planes para el futuro en este momento. "Mi reputación despué de 12 años y más de 100 horas de trabajo a la semana ha sido dañada. Y lo acepto".

Asegura que su trabajo actualmente es intentar vender los bienes del grupo, como bases de datos, marcas, oficinas y reservas pendientes, para conseguir algún dinero para los acreedores. Y asegura que está convencido de que se los quitarán de las manos porque ya ha recibido "múltiples muestras de interés".

"Esto todavía no ha terminado"

Paul Evans agradece el apoyo recibido por parte de tantos agentes que, a pesar de haber salido perjudicados por la quiebra, le han manifestado su solidaridad. También asegura que "esto todavía no ha terminado", en referencia a que no es descartable que otras OTA europeas vayan a quebrar también.

Basado en la entrevista de Lucy Huxley para Travel Weekly

Para saber más sobre la quiebra de Lowcosttravelgroup y sus consecuencias:

Qué debe hacer el hotelero ante la quiebra de LowcostTravel

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.