Un experto mediador independiente decidirá sobre las diferencias con Arabia Saudita

El consorcio del AVE a La Meca quiere otros dos años de plazo

El consorcio hispano-saudí Al Shoula Group que construye el AVE Medina-La Meca tiene previsto solicitar a Saudi Railways Organization (SRO) un plazo adicional de 24 meses para finalizar los trabajos, extendiendo su entrega a 2019, aunque no descarta acabarlos antes. Un experto mediador independiente tendrá la última palabra sobre este tema, los sobrecostes y demás diferencias.

Tal y como anunció en junio el presidente de Ineco, Jesús Silva, la última fecha que se barajaba es que el tren pudiera ponerse en operación en la primera mitad de 2018 o, en el peor de los casos, con un retraso mínimo de pocos meses, una vez que se terminasen los trabajos en 2017.

Para negociar este nuevo plazo adicional, así como los sobrecostes y todas aquellas diferencias que se generen en el ámbito del proyecto, el consorcio español y el cliente han designado al experto mediador independiente Paul Taggart.

La designación de un experto independiente para dirimir las disputas entre ambas partes ya estaba recogida en el contrato inicial, en el que se incluía una lista de posibles candidatos. Por el momento, no han comenzado las negociaciones con el nuevo mediador.

El consorcio del AVE a La Meca quiere otros dos años de plazoEl consorcio del AVE a La Meca quiere otros dos años de plazo

Hace unos meses Arabia Saudí dio un plazo adicional de 14 meses al consorcio español encargado de los trabajos y se comprometió a ponerse al día de los pagos.

Fuentes del consorcio ya señalaban entonces que el nuevo plazo dado por el cliente podría ser suficiente para terminar la obra (inicialmente prevista para inicios de 2017). En caso de extenderse más allá de esta fecha, el consorcio se vería penalizado.

El consorcio hispano-saudí que construye el denominado AVE del desierto advirtió recientemente que las obras podrían sufrir un nuevo retraso, debido al incumplimiento del plazo de entrega de la plataforma, de la que se encarga una alianza china-saudí.

De hecho, los plazos de entrega de la plataforma se están demorando también cerca de dos años. Señalan que, por ejemplo, la plataforma del tramo 1, el más complicado y que conecta Medina con Yeddah, tenía que haberse entregado en enero de 2013 y la del área 6, a mediados de 2012, aunque se entregó al consorcio español en diciembre de 2014.

No obstante, los trabajos en los tramos 3, 4, 5 y 6 ya están prácticamente acabados, aunque aún faltan muchos tramos de plataforma por entregar, fundamentalmente en la sección 1.

Los retrasos en la entrega de la plataforma al consorcio español han sido constantes desde el inicio del proyecto. Incluso, las empresas españolas llegaron a quejarse de que las plataformas no cumplían los estándares de calidad exigidos, lo que demoraba aún más los trabajos.

Por lo que respecta a los sobrecostes, el consorcio no trabaja con una cifra global aunque cada empresa maneja sus números. Su negociación con el cliente se produce además en un contexto marcado por las restricciones presupuestarias en un país fuertemente dependiente del precio del petróleo.

El consorcio Al Shoula Group está constituido por 12 empresas españolas: Adif, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imanthia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo; y dos saudíes Al Rosan y Al Shoula.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.