La cadena ha logrado una ocupación media del 80% este verano en el Mediterráneo

Meliá logra un crecimiento del RevPar del 70% en cinco años

Meliá Hotels International hace un balance muy positivo del tercer trimestre, por los buenos resultados de sus hoteles, y especialmente en la zona del Mediterráneo, donde su ocupación media ha sido del 80%. Un análisis histórico demuestra que además, entre 2011 y 2016 el ingreso por habitación disponible (RevPar) de la cadena ha subido un 70%.

Así lo asegura en un artículo de análisis, en el que asegura que España ha sido siempre un destino de referencia para el turismo vacacional europeo, y en los últimos años, está recibiendo una demanda superior, en cierto “prestada” debido a la inestabilidad e inseguridad de otros destinos del arco Mediterráneo y el Norte de África, tradicionalmente competidores de las costas españolas, algo que sin duda constituye una mala noticia para todo el sector turístico.

Meliá Hotels International genera una gran parte de sus ingresos durante el tercer trimestre (la temporada de verano en el Hemisferio Norte) dado el peso de los hoteles vacacionales (resorts) sobre el beneficio operativo total (representan el 80%). Los hoteles vacacionales en el Mediterráneo han registrado una temporada muy positiva en 2016, con incrementos de ocupación sobre la ya excelente temporada de 2015, en el que habrán superado el 80% de ocupación media, y donde, sobre todo, habrán mantenido o incrementado la tarifa Media (ARR) en hasta un dígito doble, registrando por tanto mejoras del RevPar (Ingreso Medio por Habitación) de entre el 20 y el 30%.

ME Ibiza.ME Ibiza.

Según Meliá, estos incrementos no pueden atribuirse únicamente, sin embargo, a la favorable coyuntura turística, sino que recogen también los frutos de las inversiones en reposicionamiento y re-branding que el Grupo ha venido desarrollando en numerosos hoteles, en el marco de una estrategia de renovación, rebranding y reposicionamiento de la oferta, priorizando la calidad y rentabilidad de los hoteles antes que maximizar la ocupación. Esta línea deberá permitir además, garantizar la sostenibilidad del modelo, "pues todos esperamos que la situación de sobredemanda derivada de la problemática en otros destinos del norte de África y Mediterráneo oriental, se normalice cuanto antes, y para ese momento debemos ser competitivos por nosotros mismos, posicionarnos en un segmento superior y no competir con destinos emergentes en términos de precio, sino de calidad y diferenciación".

"Durante los últimos años, nuestra estrategia de marcas, la exhaustiva renovación y re-branding de activos, nuestra política de gestión de ingresos, y la proximidad y conocimiento del cliente facilitada por nuestro desarrollo digital, nos han permitido mejorar nuestra segmentación y la eficacia de nuestra acción comercial, incrementando la satisfacción y la experiencia de nuestros clientes, optimizando también nuestros ingresos. De ello tenemos ejemplos excelentes en nuestra Compañía, en hoteles reposicionados como el ME Ibiza, cuyo RevPAR se incrementó un 60% en 2015 frente a 2014, o el Sol Katmandú, (Mallorca) que creció un 58%, o el Meliá Cala Galdana, en Menorca, con un 44% más".

De esta manera, el incremento de un 70% experimentado por el RevPAR de Meliá Hotels International entre 2011 y 2016, se explica en un 80% por las mejoras de precios. El crecimiento de los canales propios, especialmente de melia.com (+27%) y Melia Pro (+75 %) en 2016, han contribuido de manera importante a este resultado.

"Esta estrategia debe permitirnos consolidar la mejora de nuestro posicionamiento y resultados a largo plazo y de manera sostenible, al margen de las fluctuaciones en la demanda internacional. Meliá Hotels International ha sabido aprovechar los años de crisis para optimizar su gestión y su portfolio, incrementando su resiliencia y competitividad a través de una estrategia comercial basada en su amplia experiencia tanto en hoteles de ocio como de negocio, apoyándonos en nuestra elevada internacionalización, y apostando por involucrar a socios estratégicos en proyectos de gran envergadura como el de renovación y reposicionamiento de nuestra marca sol y otros activos en el Mediterráneo, con el apoyo y colaboración del sector público".

En palabras de Gabriel Escarrer, Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá Hotels International: “las compañías y los destinos turísticos deben ser competitivos por sí mismos, y no depender de los problemas de sus competidores. Por ello, debemos aprovechar el viento favorable de la coyuntura actual para invertir y seguir mejorando la calidad de nuestra oferta, ofreciendo una propuesta de valor más completa y diversificada que el tradicional “sol y playa”, con el fin de fidelizar a nuestros clientes, esperando que la solución para los destinos del norte de África llegue pronto y nos encuentre fuertes y preparados".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.