Diario 5383 23.09.2018 | 06:57
Hosteltur: Noticias de turismo
La nueva legislación podría suponer el fin de su negocio en la Gran Manzana

Airbnb lucha por su supervivencia en Nueva York

La compañía se ofrece a recaudar las tasas e imponer un sistema de registro obligatorio 24 octubre, 2016
  • La nueva normativa impondrá multas de hasta 6.900 euros por anunciar alquileres de corta duración en Airbnb
  • El pago de impuestos por parte de Airbnb podría generar unos 82,7 millones de euros anuales para la ciudad
  • La compañía, valorada en 27.500 millones de euros, se plantea salir a Bolsa en dos años

Airbnb lucha por su supervivencia en Nueva York mientras su alcalde, Andrew Cuomo, se preparara para aprobar una nueva normativa que supondría el fin efectivo de su negocio de economía colaborativa en la Gran Manzana.

La compañía ha lanzado una campaña de última hora para frenar la nueva legislación, ofreciendo imponer un sistema de registro obligatorio de anfitriones para ayudar a la Administración a tener bajo control a los arrendadores, y una regla de ‘un anfitrión, una casa’ para limitar el reto que supone su actividad para los hoteleros de la ciudad.

El alcalde tiene que decidir si aprueba la nueva normativa a finales de esta semana. Si se hace efectiva impondrá multas de hasta 7.500 dólares (6.900 euros) a cualquier propietario que anuncie alquileres de corta duración a través de Airbnb.

Linda Rosenthal, la congresista que ha promovido la ley, ha comentado al Financial Times que las concesiones de Airbnb no son “en absoluto” suficientes, incidiendo en que su actividad está reduciendo el mercado de viviendas de alquiler disponibles en la ciudad. Según sus propias palabras, “lo más hipócrita de esto es que Airbnb asegura que lo que realmente busca es ayudar al neoyorquino medio a llegar a fin de mes”.

No es la primera vez que el portal se enfrenta a los reguladores, que le acusan de favorecer negocios ilegales de alojamiento y de reducir el mercado del alquiler. En Nueva York el lobby hotelero y el Ayuntamiento han sido particularmente combativos ante su falta de cumplimiento de la Ley de Alojamiento de 2010 que prohibía los alquileres de corta estancia en Manhattan, pero que raramente se aplica.

En Nueva York Airbnb ofrece alojamiento en 46.000 viviendas lo que, según sus detractores, ha reducido el mercado de alquiler en la ciudad.En Nueva York Airbnb ofrece alojamiento en 46.000 viviendas lo que, según sus detractores, ha reducido el mercado de alquiler en la ciudad.

Para calmar los ánimos Airbnb se ha comprometido a pagar los impuestos por sus alquileres en la ciudad, lo que se estima podría generar unos 90 millones de dólares anuales (82,7 millones de euros) con su nuevo sistema de registro. La compañía asimismo ha propuesto una nueva norma de ‘tres strikes’, por la que expulsaría a los propietarios que hubieran incumplido la legislación de 2010 más de tres veces.

Airbnb ya ha alcanzado acuerdos para recaudar e ingresar la tasa turística por los alquileres gestionados a través de su página en muchas otras ciudades, incluyendo París, su mayor mercado, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en 'Airbnb recaudará la tasa turística en París'. En Nueva York la compañía ofrece alojamiento en 46.000 viviendas.

Como otras startup de Silicon Valley con carácter disruptivo frente a los tradicionales modelos de negocio, Airbnb se ha visto obligada, en ocasiones a través de la confrontación, a ser más respetuosa con los reguladores locales y los grupos de interés a medida que iba creciendo. (Ver: 'Barcelona da palo (a Airbnb) y zanahoria (a los hoteleros)' y 'Barcelona y Nueva York irán juntas para echar el lazo a Airbnb').

La compañía está experimentando acuerdos de ingresos compartidos con los que parte del ingreso que percibe por los alquileres se reinvierte en los edificios de apartamentos, y sus ejecutivos afirman que este tipo de convenio también podría aplicarse en Nueva York.

Salida a Bolsa

Airbnb sigue siendo una de las startups de mayor éxito, valorada en 30.000 millones de dólares (27.562 millones de euros). Alcanzar acuerdos con los reguladores en mercados clave como Nueva York resulta crucial para la compañía, que se plantea salir a Bolsa en dos años.

Chris Lehane, el responsable de Política Global y Relaciones Públicas de la empresa, ha pedido al alcalde neoyorquino que vete la ley anti-Airbnb, argumentando que sólo representa a los intereses del lobby hotelero.

Airbnb también está teniendo problemas en su ciudad de origen, San Francisco, ya que la Administración local quiere multar a los propietarios que no se inscriban en el registro oficial. ('Airbnb ya es legal en San Francisco, su ciudad sede').

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.