Diario 5329 22.07.2018 | 16:51
Hosteltur: Noticias de turismo
​Un Análisis de José Manuel de la Rosa

La moda del sofá

11 diciembre, 2016
  • El mensaje viene a ser el mismo, pero la impresión es que el mensaje llega mejor, más amigable, más divertido, más millennials...
  • El sector turístico se contagiado de esa moda de informalizar las formas y aligerar los contenidos. La ausencia de corbata se ha popularizado debajo de las americanas, imitando el estilo ‘made in Silicon’
  • En un paso más hacia la informalidad y la necesidad de una mayor proximidad de los intervinientes, hasta llegar al contacto físico, la última moda ahora es colocar a una pareja en un sofá

Análisis/ Las modas van y vienen. Y esto afecta también a las puestas en escena de foros, congresos, convenciones, jornadas y demás saraos profesionales. Unas modas que también van calando entre los eventos que se organizan en el sector turístico.

Al final, el contenido de lo que se dice sin corbata y en un sofá viene a ser el mismo que el que se transmitía con el cuello ajustado y verticalmente sentados ante una mesa entapetada, incluso más light y obvio, con el término ‘tendencias’ como gran protagonista. Pero la escenografía televisiva da la impresión de que el mensaje llega mejor, más amigable, más divertido, más milenial... Desde hace ya algún tiempo, los eventos profesionales en el sector turístico se han contagiado de esa moda que se caracteriza por informalizar las formas y por aligerar los contenidos. La ausencia de corbata se ha popularizado debajo de las americanas, imitando el estilo ‘made in Silicon’ que trajeron hace años los profesionales de las empresas tecnológicas.

Y el escenario de toda convención o congreso que se precie ha pasado a estar protagonizado por un mueble impensable no hace tanto: el sofá. Antes los participantes en una jornada profesional se sentaban cara al público, delante de una mesa cubierta con un mantel o tapete que, además de ser soporte del cartel del evento, resguardaba los calcetines de los intervinientes de las miradas del público.

Posteriormente el escenario se aligeró de mesa, y con el fin de propiciar una mayor interrelación entre los participantes, se impusieron cómodos sillones ubicados en semicírculo. Un sistema que todavía triunfa, pero que para algunos no es suficiente.

Y en un paso más hacia la informalidad y la necesidad de una mayor proximidad de los intervinientes, hasta llegar al contacto físico, la última moda ahora es colocar a una pareja en un sofá. Normalmente uno de ellos pertenece a la organización del evento y tiende a preguntar, mientras que el otro cumple función de invitado y tiende a responder.

Así se ha visto en la última convención de Viajes Carrefour (a la que corresponde la fotografía que ilustra este texto), y así se puede ver periódicamente en los videos de los denominados ‘chester’ de Amadeus España. A Sabre también le gusta esta confortabilidad en sus eventos, si bien también la reparte en el espacio destinado al público (lo cual es de agradecer).

Al final, el contenido de lo que se dice sin corbata y en un sofá viene a ser el mismo que el que se transmitía con el cuello ajustado y verticalmente sentados ante una mesa entapetada, incluso más light y obvio, con términos como ‘tendencias’ o ‘nueva economía’ como grandes protagonistas. Pero la escenografía televisiva da la impresión de que el mensaje llega mejor, más amigable, más divertido, más milenial...

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.