¿Cómo gestionar el rechazo social al turismo?

Ada Colau recurre a la tasa turística para desactivar la turismofobia

El 53% de los fondos se destinan a proyectos de turismo sostenible y cultura

La percepción que los barceloneses tienen de la actividad turística pasa por horas bajas. De hecho, el turismo se ha convertido en el segundo problema para los vecinos de Barcelona y los activistas que reclaman el decrecimiento turístico se hacen notar cada vez más. Por ejemplo, grupos de manifestantes pararon la circulación del Bus Turístic el pasado noviembre. Para intentar desactivar la turismofobia, el gobierno municipal liderado por la alcaldesa Ada Colau ha recurrido a los generosos fondos que está aportando la tasa turística.

Ada Colau, durante un encuentro con vecinos. Imagen: Ayuntamiento de Barcelona.Ada Colau, durante un encuentro con vecinos. Imagen: Ayuntamiento de Barcelona.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Barcelona ha ingresado cerca de 29 millones de euros desde que la Generalitat de Cataluña puso en marcha la tasa turística en noviembre de 2012.

De dicha cantidad, el Ayuntamiento ha empleado 15,2 millones (52,9% de lo ingresado) para financiar proyectos o actuaciones municipales.

Por ejemplo, en 2016 se han destinado un total de 9 millones de euros procedentes del impuesto de pernoctaciones "a proyectos para descentralizar el turismo y aumentar la oferta cultural", según ha informado el gobierno municipal.

Ejemplos

De este modo, la tasa turística ha permitido financiar en 2016 proyectos como el Plan de Ordenación Turística del Turó de la Rovira; el proyecto de la Casa del Agua, en la Trinitat Nova (Nou Barris, un barrio alejado del centro); o visitas guiadas a zonas como Sants, Hostafrancs y la Bordeta, para quitar presión en el casco histórico.

Y para potenciar la oferta cultural, destacan la nueva programación para agosto en el Teatre Grec, la finalización de los trabajos de restauración de los murales de la capilla de Sant Miquel del Real Monasterio de Santa Maria de Pedralbes, o la puesta en marcha de actividades del SonarKids en Nou Barris, entre otros proyectos.

"Tenemos la voluntad que el impuesto turístico sirva para compensar el territorio, mejorar la oferta turística con más calidad, que disminuya la presión, y que nos ayude también a desconcentrar el turismo en la ciudad", ha manifestado el concejal de Turismo, Agustí Colom.

¿Y a qué se ha destinado el 47% restante de la tasa turística recaudada desde 2012? Esos importes, 13,5 millones de euros en total, se han transferido al consorcio Turisme de Barcelona para desarrollar proyectos de promoción turística.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Otger Cathaló3/01/2017 9:01:19

La candidatura de Ada Colau generó el problema, como tantos otros, para derribar a Xavier Trias y ganar las elecciones Ahora quiere aplicar la solución que creó Xavier Trias con Artur Mas en 2012 Patética.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.