Según una encuesta del Ayuntamiento

El turismo, segundo problema para los vecinos de Barcelona tras el paro

Las empresas turísticas piden que no se haga demagogia y atajar la oferta ilegal

Cuando se pregunta a los vecinos de Barcelona cuál sería, según su opinión, el principal problema que tiene en estos momentos la ciudad, el 13,4% responde que el paro y las condiciones de trabajo. Pero en segunda posición (con el 8,1% de las respuestas) aparece por primera vez una actividad económica. Y no una cualquiera, sino la que genera el 12% del PIB del municipio y mantiene 120.000 empleos: el turismo.

Según informa el Ayuntamiento de Barcelona, "el paro y las condiciones laborales vuelven a ser la preocupación principal de los vecinos de Barcelona, seguidos del turismo, que se sitúa por primera vez en segundo lugar".

Así lo señala la Encuesta de Servicios Municipales, que se basa en los datos extraídos de 6.000 entrevistas realizadas entre los meses de abril y junio. La lista de problemas corresponde a respuestas espontáneas.

“El paro sigue siendo la principal preocupación de los barceloneses, pero aparecen nuevos problemas como el turismo, que era inexistente hace unos años y que ahora es uno de los problemas principales en Ciutat Vella, L’Eixample y Gràcia”, apunta el primer teniente de alcaldía de Barcelona, Gerardo Pisarello.

La posición del sector turístico

¿Pero cuál es el problema real: el turismo en sí o la gestión del turismo?

Según apunta Martí Sarrate, presidente de ACAVE, asociación de agencias emisoras y receptivas," en estos momentos que el turismo está en boca de todos, no debemos caer en la demagogia, pues hablamos de una actividad que es motor de la economía y de ella dependen miles de puestos de trabajo". Por dicho motivo, añade Sarrate, "es importante sensibilizar a la ciudadanía sobre esto".

Por su parte, las asociaciones hoteleras insisten en que buena parte de los conflictos vecinales que sufre Barcelona se han generado a raíz del boom de viviendas destinadas al uso turístico. Ver también Grupos anti-Airbnb comienzan a ocupar pisos turísticos ilegales.

En este sentido, el Gremio de Hoteles de Barcelona apunta que la preocupación de los ciudadanos por el turismo no aparecía antes de 2006 "y desde entonces, el principal cambio que se ha producido ha sido la irrupción de la ilegalidad en los diversos ámbitos de la actividad turística, un hecho con una incidencia muy grave que, a día de hoy, todavía no es del todo reconocida por la Administración".

Además, indica la patronal hotelera, se ha generado una "corriente de opinión de inquietud sobre la actividad turística" como consecuencia, entre otros factores, de un debate público sobre el turismo que "de forma constante elude los beneficios socioeconómicos que el turismo tiene en su entorno".

En la actualidad, la actividad turística mantiene cerca de 120.000 empleos directos e indirectos en la ciudad, según datos del Ayuntamiento. Ver también ¿Éxito turístico de Barcelona? Los sueldos más bajos están en la hostelería.

Nueva normativa catalana para pisos turísticos

Y los problemas podrían agravarse de prosperar un nuevo decreto sobre alojamiento turístico que prepara la Generalitat de Cataluña, según ha advertido la Confederación Empresarial de Hostalería y Restauración de Cataluña, ConfeCat, que presentará alegaciones a dicha propuesta normativa.

En este sentido, el presidente de la ConfeCat, Joan Molas, afirma: “Nos preocupa que las medidas propuestas en este Decreto, en lugar de ayudar a solucionar los problemas de convivencia que hemos vivido este verano en barrios como la Barceloneta ayudarán a agravarlos". Ver también Protesta contra el turismo masivo en el barrio Poblenou de Barcelona.

Entre las nuevas modalidades de alojamiento propuestas, la ConfeCat muestra su rechazo a la figura de la “Vivienda de uso turístico cedido por habitaciones”. La considera “altamente perjudicial por menguar la calidad de la prestación del servicio que puede producirse y dudamos de la capacidad de las administraciones para gestionarla y controlarla”.

La nueva modalidad de habitaciones turísticas en viviendas particulares es una práctica ya existente pero que no está regulada por la Generalitat, de momento. Ver también Airbnb se frota las manos: Cataluña legalizará el alquiler de habitaciones.

Pero una vez se legalice, según advierte Confecat, "se agravarán la convivencia entre la actividad turística y los vecinos y las fricciones que ya se han puesto de manifiesto ostensiblemente este verano en diversas zonas de Barcelona”, según advierte esta entidad.

Ver también Roma, París, Barcelona... ¿hartas del turismo?

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.