Tanto en hoteles como en alquiler de viviendas

Mallorca prohibirá el aumento de plazas turísticas en seis zonas saturadas

Con la intención de apostar por la "calidad" de la oferta turística y no por la "cantidad", el Consell de Mallorca impedirá el crecimiento del actual número de plazas turísticas, tanto en hoteles como en alquiler de viviendas, en las denominadas "zonas turísticas maduras y saturadas" de Mallorca.

El Consell potenciará el proceso de reconversión hotelera en estas zonas sin incrementar la edificabilidad ni el actual número de plazas, que en ningún caso aumentarán. Sí se facilitará que las edificaciones obsoletas se reconviertan en viviendas, preferentemente sociales.

Este planteamiento figura en el documento del avance del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) del Consell de Mallorca que se aprobará a fin de año y que ha sido presentado por la consellera del Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, y el vicepresidente del Govern balear, Biel Barceló, en rueda de prensa.

En concreto, las "zonas turísticas maduras y saturadas", calificadas así en el PIAT, son Playa de Palma-El Arenal, Peguera, Santa Ponça y Palmanova-Magaluf, a las que se sumarán Cales de Mallorca y Cala Millor-Cala Bona-Son Moro-S'Illot.

Por lo tanto, en estas zonas no se permitirá ni el crecimiento de plazas hoteleras, ni se darán más permisos de alquiler de viviendas.

Mallorca prohibirá el aumento de plazas turísticas en seis zonas saturadasMallorca prohibirá el aumento de plazas turísticas en seis zonas saturadas

Inconvenientes del sol y playa

Este documento considera que el modelo turístico tradicional de sol y playa crea "graves desequilibrios" en el territorio, "debilita" la futura competitividad de Mallorca como destino y tiene el "inconveniente" de su "excesiva" estacionalidad.

En los últimos años, se afirma en el avance de PIAT, la rentabilidad hotelera ha disminuido porque la planta hotelera ha envejecido o la imagen de determinadas zonas, por lo que es necesario impulsar iniciativa que ayuden a la renovación, invertir en la mejora urbanística y apostar por productos "más competitivos".

El plan también identifica otras cinco "zonas turísticas maduras" -pero no saturadas- que son Sant Agustí-Cala Major, Paseo Marítimo de Palma, Cala Ratjada-Font de sa Cala, Can Picafort y Por d'Alcúdia-Platja de Muro.

Si bien estas zonas "no padecen" desajustes "acentuados", se podrá actuar a través de la planes de mejora urbana.

Reparto de turistas

Otro de los objetivos del PIAT es "corregir el considerable grado de estacionalidad" de la industria turística de Mallorca, con los "desajustes" que esto produce en el mercado laboral.

Por ello, este plan pretende contribuir a "repartir mejor" el número de turistas a lo largo del año potenciando nuevos productos como la oferta cultura, deportiva, de congresos, de salud, etcétera.

El PIAT considera que es conveniente "acceder a un turismo más selectivo, de más calidad y capaz de competir con otros destinos" del Mediterráneo y "generar niveles de riqueza mayores sin deteriorar el territorio, ni la identidad de la isla, sin afectar además a los recursos ni a la calidad de vida de los residentes".

Además, la consellera Garrido ha señalado que su departamento trabaja desde hace tiempo en las zonas de Mallorca en las que se permitirá el alquiler turístico, de manera especial los plurifamiliares.

Puede consultar el avance del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) en el PDF adjunto

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.