Diario 5402 15.10.2018 | 23:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Las circunstancias del suceso se están investigando

Muere una turista española en Río por disparos de la policía en una favela

24 octubre, 2017
  • La española falleció por un disparo en el cuello recibido tras un tiroteo de la Policía Militar en la favela de Rocinha
  • La Policía asegura que el vehículo en el que viajaba no respetó un control pero el conductor dice que no recibió orden de parar
  • Fuentes oficiales estiman que en Río de Janeiro se registra una media de un tiroteo cada dos horas y este año han muerto ya 4.000 personas en sucesos violentos

La turista española María Esperanza Ruiz Jiménez, de 67 años, falleció este lunes de un disparo en el cuello cuando el vehículo en que viajaba fue tiroteado por la policía en la favela de la Rocinha, considerada la más grande y una de las más peligrosas de Río de Janeiro. La víctima, que estaba de vacaciones en Río acompañada de su hermano y su cuñada, es natural del Puerto de Santa María (Cádiz) y sus restos, que todavía se encuentran en un hospital de la zona sur de Río de Janeiro, serán repatriados en breve a España.

Las circunstancias de su muerte aún están bajo investigación, aunque la Policía Militar sostiene que el vehículo en el que viajaba no respetó un control, mientras que el conductor asegura que no recibió ninguna orden de parar ni es consciente de haberse saltado una barrera policial.

Los ocupantes del vehículo negaron la versión de la Policía de que el auto "rompió el bloqueo policial" y rechazaron que hubiera cualquier tipo de control. El hermano y la cuñada de la víctima, así como el conductor del vehículo, de nacionalidad italiana, y la guía, brasileña, declararon ante la Policía Civil de Río de Janeiro y contradijeron la versión dada por la Policía Militarizada, explicaron fuentes oficiales.

"Las personas que iban en el coche no vieron ningún control ni ninguna orden policial de parada. Estamos investigando para saber las circunstancias bien detalladas, para saber por qué dispararon" contra el vehículo, declaró a la prensa el comisario de la División de Homicidios de la Policía Civil, Fábio Cardoso.

Agregó que "el vehículo dejó a los turistas abajo en la favela, se esperó y cuando recibió la llamada de la guía para ir a buscarlos el conductor fue a buscarlos. En la bajada, sin encontrarse ningún control de la policía, escucharon disparos y entonces vieron que María había sido alcanzada por un tiro en la altura del cuello".

El suceso se produjo en las proximidades del Largo do Boiadeiro, una bulliciosa zona comercial de la parte baja de la Rocinha, donde desde hace mes y medio se libra una guerra abierta entre bandas rivales de narcotraficantes que las autoridades intentaron frenar con la presencia del Ejército.

La favela de la Rocinha es una de las más grandes y peligrosas de Rio. La favela de la Rocinha es una de las más grandes y peligrosas de Rio.


Según la Policía Militar, el auto en que viajaba Jiménez "rompió el bloqueo policial" en las proximidades del Largo do Boiadeiro. La policía disparó contra el coche y "durante el abordaje verificó que se trataba de un vehículo para el transporte de turistas", en el que viajaba la víctima, su hermano, su cuñada, el chófer y una guía.

Según medios locales, el conductor, un italiano que reside desde hace cuatro años en Río de Janeiro, afirmó que escuchó un disparo, aceleró y solo entonces se percató de que una de las turistas que ocupaba la parte trasera estaba herida en el cuello.

Una grabación de cámaras de seguridad divulgada por el diario Globo muestra cómo el auto avanza por la calle, se escuchan disparos y varios policías corren en dirección al vehículo.

La Policía Militar "ya identificó la autoría y está adoptando procedimientos preliminares de investigación sobre los agentes envueltos en el caso de la turista en Rocinha", señaló el organismo en un comunicado.

"Las armas fueron recogidas para su pericia en el centro de criminalística de la Policía Militar de Río de Janeiro y el Ministerio Público (fiscalía) fue notificado de las medidas en curso", agregó.

Pese a que la Rocinha es una de las zonas más peligrosas de Río, en especial en las últimas semanas por los enfrentamientos entre bandas rivales, los familiares de María Esperanza declararon a la policía que no fueron advertidos del riesgo que suponía el viaje por la agencia de turismo.

Fabio Cardoso, comisario de la división de homicidios de la Secretaría de Seguridad de la ciudad de Río de Janeiro, calificó el hecho como "inadmisible".

Apenas una hora antes del incidente, un tiroteo entre narcotraficantes y policías dejó dos agentes heridos de gravedad en la Rocinha.

Pese a los riegos que entrañan, las favelas de Río se han convertido en un atractivo turístico de la ciudad y La Rocinha suele ser una de las más visitadas porque ofrece una vista espectacular sobre el mar.

Responsables de agencias de turismo consultados por Efe apuntaron que la demanda para visitar la Rocinha ha caído drásticamente en las últimas semanas y los propios guías recomiendan escoger otros destinos.

"En La Rocinha se libra una guerra desde hace mes y medio. Se cancelaron muchos grupos y disminuyeron los turistas interesados. Se mantuvieron visitas algunos días pero tuvimos que cancelar varias veces por los incidentes", explicó a Efe Marcelo Armstrong, de Favelatours, una de las pioneras en este tipo de turismo.

Armstrong subrayó que nunca se debe ingresar en una favela con un auto con los cristales oscuros "porque la policía o los narcos pueden disparar sin saber quién viaja dentro".

No obstante, consideró que este caso "es parte de un contexto caótico de Río de Janeiro. Es bastante irónico que solo un año después de los Juegos Olímpicos que se presentaron como la posibilidad de presentar a Río ante el mundo haya una crisis semejante".

Los incidentes de turistas en favelas se han repetido en los últimos meses, aunque habitualmente los agresores son delincuentes y las víctimas acceden por error a las comunidades.

Según estimaciones oficiales, en Río de Janeiro se registra una media de un tiroteo cada dos horas y, desde enero, han muerto más de 4.000 personas en actos de violencia, entre ellos más de 100 policías.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.