España: La Costa del Sol acaba el año con un ligero descenso de la ocupación

Un ligero descenso en la ocupación hotelera es el dato más destacado que arroja el balance del año 2002 en la Costa del Sol. Los establecimientos de la provincia estuvieron al 63 por ciento de su capacidad, un tres por ciento menos que en 2001. El Patronato de Turismo, no obstante, califica el año de «excelente», y explica esta disminución a partir del auge del sector residencial y de la creación de 18 nuevos hoteles. Por lo demás, el turismo en la provincia ofrece unas cifras muy similares a las del año anterior: 8,5 millones de turistas y más de 7.600 millones de euros generados.

Un ligero descenso en la ocupación hotelera es el dato más destacado que arroja el balance del año 2002 en la Costa del Sol. Los establecimientos de la provincia estuvieron al 63 por ciento de su capacidad, un tres por ciento menos que en 2001. El Patronato de Turismo, no obstante, califica el año de «excelente», y explica esta disminución a partir del auge del sector residencial y de la creación de 18 nuevos hoteles. Por lo demás, el turismo en la provincia ofrece unas cifras muy similares a las del año anterior: 8,5 millones de turistas y más de 7.600 millones de euros generados. El Patronato de Turismo de la Costa del Sol se muestra optimista ante el hecho de que el número de visitantes se haya mantenido en un año que, en el ámbito mundial, siguió marcado por los efectos del 11 de septiembre. Otras cifras positivas son los viajeros alojados, que suben casi un uno por ciento; y las llegadas al aeropuerto, que aumentaron en 196.000 turistas, un 4 por ciento. Así, en el informe del año que acaba de terminar, el Patronato hace un balance «absolutamente positivo» de los resultados. Son los hoteles los que ofrecen un balance más flojo. Además del descenso en la ocupación, también bajó el número de pernoctaciones. Sin embargo, el Patronato no interpreta estos datos de forma negativa, sino que los considera un indicador de los cambios en el comportamiento del turismo. Y es que, por segundo año consecutivo, Málaga es la única provincia andaluza donde el peso del sector residencial (51 por ciento) supera al hotelero. También es la región española que genera más inversiones inmobiliarias extranjeras. En opinión del Patronato, este auge residencial incide en la deseada 'desestacionalización' del turismo. Por otra parte, en 2003 el turismo rural seguirá en boga. Este sector genera 12 millones de euros anuales, cantidad que se duplicará previsiblemente en los próximos cuatro años. También seguirán creciendo los demás segmentos especializados, especialmente el golf y los congresos. Junto al balance del año que acaba de terminar, el Patronato de Turismo ha anunciado que el presupuesto destinado a promocionar la Costa del Sol como destino turístico será de 580 millones de euros, 75 más que en 2002. (N.T., diario Sur, 02/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.