Diario 5407 21.10.2018 | 18:54
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Madrid debe renovar su "obsoleta" oferta hotelera de dos y una estrellas, según una experta

8 enero, 2003
La profesora de la Universidad Pública de Navarra, Ainhoa Urtasun, premiada con el segundo galardón de los V Premios sobre Estudios de Economía Regional de la Comunidad de Madrid por su tesis doctoral sobre el sector hotelero, cree que la capital española "debe solucionar su problema de saturación y los elevados precios del suelo, y afrontar la renovación de su obsoleto parque de 2 y 1 estrellas".
La profesora de la Universidad Pública de Navarra, Ainhoa Urtasun, premiada con el segundo galardón de los V Premios sobre Estudios de Economía Regional de la Comunidad de Madrid por su tesis doctoral sobre el sector hotelero, cree que la capital española "debe solucionar su problema de saturación y los elevados precios del suelo, y afrontar la renovación de su obsoleto parque de 2 y 1 estrellas". Urtasun, que actualmente es ayudante del Departamento de Gestión de Empresas e imparte docencia en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pública de Navarra, ha analizado las estrategias de localización geográfica y posicionamiento (precio, tamaño y cantidad de servicios) del producto hotelero en el mercado, así como las repercusiones de estas decisiones y comportamientos en los resultados de las empresas. En concreto, su trabajo se ha centrado en el estudio del sector hotelero de Madrid y, al mismo tiempo, en el conjunto de la población de cadenas hoteleras con presencia en España. Así, Urtasun observa cómo en Madrid los hoteles de mejores resultados son aquellos "que han optado por localizaciones geográficamente próximas a sus rivales, contribuyendo así a la generación de economías de aglomeración y aprovechándose también de estas mayores oportunidades generadas". El segmento más importante de la demanda es el cliente de negocios, de convenciones y congresos, "como se comprueba en el descenso paulatino de la estancia media de los visitantes a la ciudad, de los 2,48 días en 1996 a 1,96 días en 1998", agregó. Esta característica es común al resto del parque hotelero español que, desde los 90, a diferencia de las décadas anteriores en las que el impulso estuvo provocado por el turismo de sol y playa, "se está desplazando hacia las grandes ciudades y, por lo tanto, hacia un tipo de clientes de negocios y turistas urbanos de los que dependerá en gran parte el futuro de la industria hotelera española". Por otra parte, señaló que en la actualidad "hay que tener en cuenta que Madrid no es una ciudad monocéntrica, sino que está compuesta por diversos subcentros que compiten entre sí". "Cada subcentro es de alguna manera autónomo y posee una dotación de recursos y actividades particular, entre los que se encuentra una oferta hotelera específica, cuya capacidad y características dependerá de las actividades económicas en las que se especialice la zona y de su dotación en infraestructuras", dijo. Ainhoa Urtasun concluye su trabajo con la recomendación de que "Madrid debe aprovechar su enorme atractivo histórico y cultural y promocionarse como destino turístico. Además, debe solucionar su problema de saturación y los elevados precios del suelo, y afrontar la renovación de su obsoleto parque de 2 y 1 estrellas". Todas estas proyecciones, mantiene, "deberán venir de la mano de la correcta coordinación entre el sector público y el privado". La competencia del sector hotelero que se da en zonas geográficas espacialmente limitadas -sobre todo en las mayores ciudades de negocios y turísticas españolas- contrasta con la concentración hotelera que se observa al considerar el conjunto de España. En el caso de Madrid, por ejemplo, "la competencia existente entre el gran número de empresas o de hoteles, no es cercana a la competencia perfecta, ni mucho menos, pero se puede mantener que configura un sector disperso y fragmentado". "Sin embargo -añadió- todos estos hoteles dependen de grandes empresas que son las cadenas hoteleras implantadas en todo el territorio nacional e internacional". Para Urtasun, "la tendencia es clara, en Madrid la mayoría de los hoteles pertenecen a una cadena. Hay muy pocos hoteles independientes y muchos de ellos pertenecen a asociaciones de hoteles independientes que comparten suministros o el servicio de reservas", concluyó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.