España: La reducción de la oferta en la Costa del Sol evita una fuerte caída de la ocupación en diciembre

El último mes del año no fue la excepción. Los hoteles de la Costa del Sol sufrieron en diciembre un nuevo descenso de actividad que confirma la línea descendente dibujada a lo largo de todo 2002.

El último mes del año no fue la excepción. Los hoteles de la Costa del Sol sufrieron en diciembre un nuevo descenso de actividad que confirma la línea descendente dibujada a lo largo de todo 2002. Con un 3 por ciento menos de pernoctaciones, la reducción de la oferta permitió que el descenso en la media de ocupación fuera menor al 1 por ciento, al caer del 37,40 por ciento de diciembre de 2001 al 36,82 por ciento del mismo mes del año pasado, según los datos de la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos difundida ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) . Los hoteleros venían sufriendo durante todo el año una caída importante en su actividad, y no se lo pensaron dos veces a la hora de cerrar los establecimientos total o parcialmente en el último mes. Algunos lo hicieron para acometer obras de reforma, pero otros retomaron la peligrosa dinámica de los tiempos de crisis; cerrar para evitar pérdidas. La oferta se redujo en casi 800 plazas, y el número de establecimientos abiertos cayó de 507 a 438. El mayor descenso de la oferta se produjo en los hoteles de tres estrellas, la franja más golpeada por la contracción de la actividad durante todo el año, aunque en diciembre la caída afectó más a los establecimientos de cinco estrellas. Así fue como se volvió a producir una caída en el empleo directo generado por los hoteles, que se redujo a 9.061 trabajadores, 650 menos que en noviembre. En diciembre de 2001, el total de personas empleadas en hoteles de la Costa del Sol fue de 9.331. Durante diciembre pasaron por los hoteles de la provincia 10.000 viajeros más que en el mismo mes del año anterior, un aumento que afectó tanto a los clientes españoles como a los extranjeros, pero volvió a reproducirse la tendencia de reducir el número de noches por estancia, lo que hizo caer el número de pernoctaciones y con ello la ocupación de los hoteles. Los más afectados fueron los de cinco estrellas, cuya media de ocupación bajó del 28,81 por ciento de 2001 al 20,51 por ciento de diciembre de 2002. Los hoteles de la máxima categoría sufrieron una caída de casi el 24 por ciento en el número de viajeros y de casi el 20 por ciento en el número de pernoctaciones. Este hundimiento alcanzó tanto al mercado nacional como a los mercados extranjeros. Los establecimientos de cuatro estrellas tuvieron una leve subida inferior a un punto hasta situarse en el 35,20 por ciento, mientras que en los de tres estrellas la ocupación media se situó en el 44,92 por ciento, también con una subida leve en el porcentaje de ocupación, aunque con 14 establecimientos menos abiertos al público. (H.B., diario Sur, 15/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.