Diario 5329 22.07.2018 | 07:18
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de Carmen Porras

La lotería como incentivo turístico

Las administraciones con mayor volumen de precios popularizan destinos y arrastran viajeros 21 diciembre, 2013

Análisis/ Este domingo se celebra el sorteo de la Lotería de Navidad, el más popular entre los españoles. Cada año miles de personas recorren la geografía española para buscar el número de la suerte que confían sea el afortunado el 22 de diciembre. Quizá sea muy atrevido hablar de turismo de lotería, no está contabilizado el número de personas que mueve o las pernoctaciones que se registran, pero lo cierto es que las administraciones más famosas, por el volumen de premios entregados, atraen cada año a miles de personas para comprar lotería.

Sort es un municipio de apenas 2.500 habitantes, situado en pleno Pirineo catalán, en Lleida. Está muy ligado al turismo de aventura, en especial con las actividades que se pueden hacer en el río de aguas bravas Noguera, que está en sus proximidades. Cuenta, además, con un interesante casco histórico. Sin embargo, la popularidad y el reconocimiento que ha alcanzado en los últimos años se debe sobre todo a la Bruixa d´Or, la administración de lotería que más décimos vende en España.

Aunque ha sido pionera en distribuir la suerte por internet y la mayor parte de sus ventas se realizan vía online, cada año miles de personas pasan por este municipio para adquirir algún décimo, especialmente cuando se aproxima el 22 de diciembre. En el pasado puente de la Constitución se llegaron a registrar colas de más de diez horas para comprar lotería.

Sort goza de gran popularidad gracias a la administración de lotería la Bruixa d´Or.Sort goza de gran popularidad gracias a la administración de lotería la Bruixa d´Or.

Por tanto, aunque no se pueda hablar de un turismo de lotería es indudable que determinados sorteos y determinadas administraciones tienen una gran capacidad para movilizar a la gente y popularizar destinos. Algunas oficinas, como la de Doña Manolita en Madrid, se han convertido en auténticos emblemas de la ciudad, es para muchos casi tan conocida como Las Cibeles. Es frecuente que los turistas aprovechen su visita a la capital de España para pasar por este establecimiento, pero también puede ser la excusa perfecta para provocar una estancia de fin de semana en la ciudad.

Posiblemente dicha administración madrileña es las más conocida, pero otras ciudades han conseguido distinguirse también por la fortuna que dejan algunos de sus establecimientos. Es el caso de Lotería Ormaechea, en Bilbao, que ha pasado ya por tres generaciones. Un referente en Sevilla es Lotería Sagasta, fundada en 1919, mientras que en Murcia, La Envidiosa está entre las cinco con mayores ventas del país.

Según la definición oficial, el viajero es "una persona que viaja entre dos o más lugares" y para considerarse turista tiene que permanecer "una noche por lo menos en un medio de alojamiento colectivo o privado" en el lugar visitado. No hay mediciones que valoren este tipo de viajes, pero lo cierto es que hay numerosos movimientos en torno a la compra de lotería.

José Luis Serrano, el administrador de Loterías Mayte, una oficina de Aranda de Duero que el pasado año vendió íntegramente el segundo premio de la Lotería de Navidad, asegura que “hay mucha gente que viene a hacer turismo gastronómico y turismo de lotería”, según las declaraciones recogidas por ABC. Explica así el aumento de viajeros que este año se han acercado a esta localidad burgalesa para busacar los números de la suerte. Los 250 millones de euros que distribuyó en 2012 se han convertido en un gran reclamo para las visitas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.