Diario 5639 19.07.2019 | 16:32
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Previsiones de ocupación negativas para julio y agosto

Preocupación en Mallorca y Menorca por la mala evolución de las reservas

Los hoteleros confían en que las ventas de última hora corrijan la tendencia a la baja 5 julio, 2019

Las reservas para los meses de julio y agosto en los hoteles de Mallorca y Menorca, los más fuertes de la temporada de verano en las islas, evolucionan peor de lo esperado, según han confirmado a HOSTELTUR representantes de los hoteleros de ambas islas, que sin embargo matizan que no es un descenso que afecte a todos los destinos por igual y confían en que se frene esta tendencia negativa con las reservas de última hora.

Desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) admiten estas malas previsiones pero matizan que “no podemos hablar de descenso generalizado” en todos los destinos de la isla de la misma manera. “No todas las zonas tienen el mismo comportamiento y hay que tener en cuenta la venta de último minuto”, aseguran.

Añaden que “nosotros siempre tenemos los avances de previsión de ventas a tres meses vista y ya comentamos en su momento que la temporada sería irregular”.

Por su parte, la gerente de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome), Azucena Jiménez, reconoce que hay preocupación entre los empresarios de la isla, aunque por otro lado se muestran “esperanzados” de que las ventas del último minuto corrijan esta tendencia negativa.

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) asume que esta temporada será “irregular”.

“Estamos preocupados desde que comenzó la temporada y desde el año pasado”, explica Jiménez, que recuerda que desde 2018 han registrado un cambio de tendencia en la ocupación, después de varios años “muy buenos”.

Confiesa que “el año pasado fue malo” para los hoteles de la isla y se ha mantenido esa “tendencia a la baja” desde entonces y “este año con las previsiones que tenemos sobre la mesa será igual o peor que el año pasado, teniendo en cuenta que 2018 ya fue a la baja”.

No obstante, pese a esta inquietud en las reservas, Azucena Jiménez confía en que se repita lo sucedido en junio, cuando “al principio del mes teníamos malas previsiones y al final se corrigieron un poco”.

Pero desde el comienzo de la temporada de verano, el pasado mes de mayo, se viene registrando un fuerte descenso en la ocupación hotelera. “En mayo las previsiones era malas y se confirmó al final que fue un mes muy malo”, explica la gerente de Ashome.

Ya de cara a los próximos meses de julio y agosto, los más fuertes de la temporada de verano en Baleares, e incluso el mes de septiembre, las previsiones que manejan los hoteleros en este momento “son también a la baja”.

Sobre las causas de la caída, Azucena Jiménez prefiere esperar al final de la temporada para facilitar datos más precisos.

No obstante, reconoce la incidencia de “la recuperación de nuestros principales mercados competidores”, en referencia a Turquía, Egipto y Túnez, y también cita “la falta de una política turística y el impuesto turístico que nos hace perder competitividad”.

Avatar redactor José Luis Ortega Redactor en Hoteles

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.