Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El terror de las aerolíneas

Cada 3 horas un vuelo se ve amenazado en la UE por pasajeros problemáticos

29 julio, 2019
  • La mayoría de incidentes involucra abuso verbal, ignorar instrucciones de la tripulación y otros comportamientos antisociales
  • En un 11% se llegó a la agresión física a pasajeros, la tripulación, o daños a la aeronave
  • La intoxicación por alcohol o drogas fue el factor detonante en el 23% de los casos

Los pasajeros insubordinados son una pequeña minoría, pero sus acciones pueden tener un impacto desproporcionado en el resto de ocupantes de un avión. Viajeros y tripulación tienen derecho a un vuelo seguro, libre de disturbios. Los comportamientos conflictivos a bordo generan gran preocupación a la industria. Cada tres horas, la seguridad de un vuelo dentro de la Unión Europea (UE) se ve amenazada por pasajeros que demuestran un comportamiento ingobernable o perturbador. Es uno de los temas abordados en la sección Transportes de la más reciente edición de la Revista Hosteltur.

El 70% de estos incidentes incluye alguna forma de agresión. Al menos una vez al mes, la situación se intensifica hasta un grado tal que obliga al avión a realizar un aterrizaje de emergencia. De allí que IATA insta a los gobiernos a ratificar el Protocolo de Montreal 2014 (MP14), para garantizar que cuenten con las herramientas legales necesarias para poder procesar a la pequeña minoría de pasajeros que se vuelve ingobernable.

Hablan las cifras

El informe de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la patronal aérea que agrupa a cerca de 290 aerolíneas, sobre el problema desveló que, en 2017, último año del cual se dispone de datos, hubo un incidente perturbador por cada 1.053 vuelos, un importante número que, sin embargo, supone una significativa reducción con respecto a 2016, año en que se registró un incidente por cada 1.424 vuelos. En 2015, aerolíneas de todo el mundo reportaron a la IATA 10.854 incidentes causados por pasajeros insubordinados, cifra que supone un incidente por cada 1.205 vuelos y un aumento de un 16,5% sobre los 9.316 incidentes registrados en 2014, uno por cada 1.282 vuelos. Entre 2007 y 2017, hubo más de 66.000 incidentes reportados a la IATA.

“Y cada incidente puede afectar a los pasajeros y la seguridad del vuelo. En algunos casos, los pilotos se han visto obligados a dar la vuelta regresando al aeropuerto de origen, lo que genera grandes retrasos”, ha advertido la IATA.

Factores detonantes

La mayoría de los incidentes involucró el abuso verbal, no seguir las instrucciones de la tripulación y otras formas de comportamiento antisocial. Una proporción significativa (11%) de los informes indica agresión física hacia otros pasajeros o la tripulación, o daños a la aeronave. La intoxicación por alcohol o drogas fue identificada como el factor detonante en el 23% de los casos, aunque en la gran mayoría de ellos el consumo de tales sustancias se hizo antes del embarque o por suministro personal sin el conocimiento de la tripulación.

Una minoría logra poner en riesgo la seguridad de la mayoría y tripulaciones.

En riesgo la seguridad aérea

La IATA destaca que, si bien es intolerable que ocurra siquiera uno de estos incidentes, lo que es particularmente inquietante es su impacto directo tanto en la seguridad de la tripulación como del resto de los pasajeros.

“Cualquier tipo de comportamiento indisciplinado o disruptivo relacionado con la intoxicación, la agresión u otros factores introduce un riesgo innecesario para el funcionamiento normal de un vuelo”, señalan de la asociación.

Rafael Schvartzman, vicepresidente Regional de IATA, presidente para Europa, ha destacado que existe una gran preocupación por parte de las aerolíneas, los gobiernos y los pasajeros por la creciente frecuencia y gravedad de estos incidentes que involucran violencia contra la tripulación y otros pasajeros, el hostigamiento y el incumplimiento de las instrucciones de seguridad. “Comprometidos por una pequeña minoría de pasajeros, los incidentes indisciplinados tienen un impacto desproporcionado, amenazan la seguridad, interrumpen a otros pasajeros y tripulantes y causan demoras y desvíos. Sin embargo, debido a las lagunas en las leyes existentes, tales delitos a menudo permanecen impunes”.

IATA: más sanciones legales

En la 70ª reunión anual de la IATA, hace cinco años, la industria adoptó por unanimidad un conjunto de principios básicos para tratar el problema del comportamiento indisciplinado de algunos pasajeros. La estrategia está basada en mejorar la disuasión legal internacional y promover una gama más amplia de sanciones para alentar la acción de cumplimiento. y trabajar con las líneas aéreas y otras partes interesadas para evitar incidentes indisciplinados y perjudiciales para los pasajeros.

La IATA insta a los gobiernos a ratificar el Protocolo de Montreal 2014 (MP14), para garantizar que cuenten con las herramientas legales necesarias para poder procesar a la pequeña minoría de pasajeros que se vuelve ingobernable. “Además, abogamos por un uso más amplio de las sanciones civiles y administrativas para que los pasajeros indisciplinados puedan responsabilizarse de su mala conducta”.

Para ayudar a las aerolíneas miembro en la prevención y gestión de incidentes, la IATA ha desarrollado una amplia orientación y capacitación, por ejemplo, en técnicas de reducción de la escala y el servicio responsable de alcohol durante los vuelos. La IATA también está trabajando con aeropuertos, minoristas libres de impuestos y otros grupos para garantizar la venta y comercialización responsable del alcohol para evitar incidentes incontrolados de pasajeros como resultado de la intoxicación.

“Crédito social” en China

El caso es que cada país y cultura adopta una política y unas normas con estos pasajeros en algunos casos violentos. En China, a principios de este año, la Administración de Aviación Civil del Aeropuerto de Shenzhen, de la ciudad que constituye uno de los centros tecnológicos del país, ha introducido el primer sistema de “crédito social” con el que los pasajeros con un buen expediente tendrán preferencia en los controles de seguridad, mientras que penalizarán a aquellos con bajas o malas puntuaciones por difundir deliberadamente información ficticia de seguridad, usen identidades falsas, ocupen asientos que no les corresponden o tengan comportamientos disrruptivos, entre otros. Los viajeros con “baja puntuación” no podrán abordar el vuelo.

El Gobierno chino lleva tiempo analizando la posibilidad de utilizar técnicas de inteligencia de datos para crear este sistema de “crédito social” en el que cada ciudadano acumulará puntos según su situación económica, su estatus o sus opiniones en redes sociales. Beijing prevé su implantación total del sistema para 2020. Asimismo, elaborarán una “lista negra” de carácter mensual de “pasajeros insubordinados”, lo que ya habían intentado anteriormente cinco de las principales aerolíneas del país: Air China, China Eastern, China Southern, Hainan Airlines y Spring Air.

India: fila para mujeres

La aerolínea Air India, la compañía de bandera india, lanzó hace dos años una medida para enfrentar el acoso sexual durante los vuelos. Desde enero de 2017, la tercera fila de seis asientos en la cabina Economy se reservó para las clientas que viajan solas. La medida fue tomada después de que una pasajera fuera molestada y dos semanas después de que una auxiliar de cabina fuera “tocada inapropiadamente”.

Corea del Sur: armas paralizantes

Tras repetidos incidentes, Korean Air decidió que los miembros de sus tripulaciones utilizaran “armas de aturdimiento” para someter a los pasajeros violentos o pasajeros insubordinados de una manera “rápida y eficiente”. La aerolínea surcoreana tomó la decisión después de que, en un vuelo de Hanoi a Seúl, tres tripulantes de cabina no lograran someter a un violento pasajero aparentemente ebrio.

"No en mi vuelo"

Para llegar a las aerolíneas y los pasajeros, la Agencia Europea para la Seguridad Aérea (EASA) ha unido fuerzas con IATA para promover una nueva campaña “Not On My Flight” (“No en mi vuelo”). La campaña llama la atención sobre ejemplos de comportamiento ingobernable y las consecuencias que enfrentan los pasajeros, así como sobre el impacto en la seguridad de los vuelos.

Al mismo tiempo, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la IATA han publicado una guía para las aerolíneas sobre la prevención y el manejo de incidentes de pasajeros insubordinados y perturbadores. “El nuevo Manual sobre los aspectos jurídicos del comportamiento de estos pasajeros es un importante resultado de la adopción del Protocolo que modifica el Convenio sobre las infracciones y ciertos otros actos cometidos a bordo de las aeronaves (Protocolo de Montreal de 2014).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.