Diario 5329 22.07.2018 | 20:51
Hosteltur: Noticias de turismo
Según un estudio de Turismodevino.com

El Priorat es el destino enoturístico con las visitas más caras a bodegas

Los precios oscilan entre 5 y 20 euros y Murcia y Aragón son las CCAA más baratas 8 febrero, 2013

El precio medio de una visita a bodega en España es inferior a siete euros, aunque las tarifas según destinos oscilan entre cinco y 20 euros, según un estudio realizado por Turismodevino.com que analiza las diferencias en términos de costes de esta actividad en las diferentes comunidades autónomas. Los precios más baratos se encuentran en Murcia y Aragón y los más caros en el Priorat.

El análisis muestra importantes diferencias por comunidades y determina que elementos como la competencia por conseguir enoturistas entre bodegas de una zona, la cercanía a destinos turísticos, así como el precio medio de los vinos de la región, influyen en el precio de la visita.

Los 20 euros por visita en el Priorat elevan la media de Cataluña a ocho euros, según el estudio de Turismodevino.com.Los 20 euros por visita en el Priorat elevan la media de Cataluña a ocho euros, según el estudio de Turismodevino.com.

A diferencia de lo que podría parecer, La Rioja y Castilla y León no son los destinos enoturísticos más caros para visitar sus bodegas, ya que ambas regiones se sitúan prácticamente en el mismo nivel de precio con 6,37 y 6,61 euros, respectivamente, al igual que Navarra.

Grandes diferencias de precios en Andalucía y Cataluña

Al contrario de lo que ocurre en casi todas las comunidades, Andalucía muestra una gran diferencia interna en sus precios, dependiendo de la sub-zona en la que se encuentren las bodegas. Por ejemplo, mientras que en Montilla-Moriles no llegan a cinco euros por visita, en Ronda superan los 16. En Jerez, el destino con más visitas de Andalucía, sobrepasan ligeramente los ocho euros.

Una situación similar se observa en Cataluña, donde los precios del Priorat, los más caros del país con 20 euros, elevan la media de la Comunidad a ocho euros, que se reduciría a 6,82 sin tener en cuenta esas tarifas máximas, situándose próxima a la de La Rioja y Castilla y León.

Los precios en Castilla-La Mancha y Canarias se aproximan a 10 euros de media.

Actividad competitiva y al alza

La conclusión del portal especializado es que los precios son, en general, “bastante razonables” y que el enoturismo en España es un producto con una óptima relación calidad-precio, teniendo en cuenta que en una bodega tenemos a nuestra disposición a un profesional durante cerca de una hora explicándonos cómo cuidan el viñedo o cómo elaboran el vino.

Desde Turismodevino.com puntualizan que el análisis se ha elaborado en base a las visitas más sencillas que se ofrecen en cada bodega, ya que cada vez son más habituales las opciones con mayor valor añadido en las que se pueden probar más vinos y de mayor calidad, o tomar unas tapas.

Y es que, como reconocen las mismas fuentes, “el enoturismo se ha popularizado en los últimos años. Es una actividad al alza cada vez más considerada por las bodegas como una estrategia para hacer marca, vender vino y conseguir una nueva línea de ingresos”. La asignatura pendiente, concluyen, es “conseguir atraer más enoturistas extranjeros”, por lo que piden que en la promoción turística de España se incida en su oferta enogastronómica.

No en vano ya existe un Club de Producto de enoturismo que recientemente se ha ampliado con cinco nuevos destinos, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.