Diario 5829 27.02.2020 | 22:48
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La low cost noruega redujo sus costes en casi 229 M €

Norwegian aumenta sus pérdidas en 2019 a 160 M € por la crisis del 737 MAX

13 febrero, 2020

Norwegian Air Shuttle ha cerrado 2019 con una pérdida neta de 1.609 millones de coronas noruegas (160,19 M €), un 11% más que el déficit reportado en 2018. Las cifras se vieron negativamente afectadas por la parada mundial del modelo Boeing 737 MAX tras dos accidentes mortales y los problemas con el motor Rolls-Royce, que obligaron a la low cost noruega a reestructurar sus rutas y alquilar flota extra. La low cost noruega logró duplicar su resultado operativo subyacente (antes de costes de propiedad) y logra su objetivo de reducción de costes.

La inutilización de sus 18 737 MAX y los 787 por los fallos de los motores Rolls Royce llevaron a la low cost noruega a alquilar aeronaves para evitar cancelaciones y retrasos, con una pérdida estimada de 1.000 millones de coronas noruegas (99 M €).

El resultado neto se vio afectado, además, por el aumento del gasto por impuesto sobre beneficios, en un contexto comercial "duro", según el balance presentado en Oslo.

El beneficio neto de explotación (ebit) fue de 856 millones de coronas noruegas (85 millones de euros), frente a una pérdida de 3.851 millones de coronas (383 M €) un año atrás.

Los ingresos ascendieron a 43.522 millones de coronas noruegas (4.326 M €), un 8% más que en el ejercicio anterior, por la mejora del ingreso unitario (+7%) y de los ingresos secundarios por pasajero, con una mejora de la oferta, medida en asientos por kilómetro ofertado (AKO) del 1%.

La ocupación fue del 86,6%, casi un punto más, y el número de pasajeros transportados aumentó a 36,28 millones, un 3% menos, como ya había adelantado Norwegian hace unas semanas.

Norwegian ha destacado que, en 2019, alcanzó "importantes hitos financieros que fortalecieron aún más el trayecto de la aerolínea hacia la rentabilidad". El programa interno de reducción de costes #Focus2019 cumplió con sus objetivos, con un recorte de 2.300 millones de coronas (228,99 M €) para el conjunto del año. Además, la compañía postergó entregas de aviones y también vendió aparatos, así como también vendió sus acciones en Norwegian Finance Holding y su operativa doméstica en Argentina. También recaudó nuevo capital para fortalecer su liquidez.

En el cuarto trimestre Norwegian perdió 1.873 millones de coronas netas (186 M €), un 38% menos. La pérdida operativa se redujo un 64%, hasta 1.278 millones de coronas (127 M €), y el ebitdar fue de 357 millones de coronas (35 M €), frente a una pérdida de 1.925 millones de coronas (191 M €) en el mismo período de 2018.

Los ingresos cayeron un 7%, hasta 8.944 millones de coronas (889 M €), por una reducción de la capacidad y una optimización de las rutas. También registró un descenso del tráfico de pasajeros entre octubre y diciembre, a 7,57 millones de 9,04 millones un año antes, aunque con un aumento del ingreso unitario por noveno mes consecutivo.

"2019 marcó un nuevo camino para Norwegian, ya que la compañía cambió su foco estratégico de crecimiento a rentabilidad. Hemos logrado nuestro objetivo de ahorrar 2.300 millones de coronas (229 millones de euros) y cerrado varios hitos financieros positivos", destacó en el balance su director financiero, Geir Karlsen.

Norwegian prevé cerrar 2020 con beneficios, basándose en que los 737 MAX puedan volver a volar en septiembre.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.