Diario 6065 01.12.2020 | 03:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. De un total de 438 ferias y salones internacionales, menos de un 15% se ha anulado por el coronavirus

GEBTA afirma que la mayoría de los eventos se aplazan, no se cancelan

Marcel Forns: "La adaptación al nuevo escenario está siendo muy rápida y flexible" 6 marzo, 2020

El brote de coronavirus originado en China el pasado mes de diciembre ha impactado con toda virulencia en el mundo de los viajes y, en mayor medida, en el de la organización de eventos profesionales. El director general de GEBTA, Marcel Forns, analiza para HOSTELTUR cómo afrontan los viajes corporativos y el MICE esta emergencia sanitaria y la respuesta de las empresas ante el nuevo escenario.

¿Cómo está siendo el impacto del brote de coronavirus en los viajes corporativos?
A fecha de hoy resulta muy difícil realizar una valoración global acerca del impacto del COVID-19 en relación con los viajes de empresa, porque los efectos que observamos varían mucho en función de la naturaleza de los viajes, de los sectores de actividad y compañías, y por descontado de los mercados y áreas geográficas de destino de los viajes. Por otro lado, es relevante destacar que los efectos que podamos observar también pueden diferir en función de elementos temporales o de calendario, muy dependientes del contexto y de la evolución del escenario, de acuerdo con las principales fuentes de información al respecto.

¿Y en la organización de congresos, incentivos y reuniones?
Este segmento de actividad es sin duda el que más afectaciones está teniendo desde un punto de vista de los viajes de negocio, porque, a diferencia de los desplazamientos por reuniones, es el que desde un punto de vista de la prevención más complejidad presenta, habida cuenta de que estamos hablando de eventos que congregan a un gran número de asistentes, de distintas procedencias y de una cierta duración.

Como ya mencioné en un reciente artículo dedicado al Mobile World Congress (MWC), sin ser una solución fácil, desde un punto de vista del Risk Management, la cancelación del evento era la más sencilla y seguramente por eso es la que se impuso, sin necesariamente ser la única opción que se hubiera podido tomar.

¿Se están produciendo más aplazamientos que cancelaciones de eventos?
Pese al impacto de cancelaciones como las del MWC o la ITB, por citar algunos ejemplos cercanos, si nos basamos en datos objetivos, podemos apreciar que de forma muy mayoritaria los salones están optando por aplazar la fecha de celebración, en lugar de cancelar los eventos. Como referencia me remito a los datos publicados con fecha 5 de marzo por la publicación profesional MeetExpo, que recoge información sobre los principales certámenes y salones. De un total de 438 ferias y salones, menos de un 15% se habrían cancelado (38 en Asia y 26 en Europa).

¿Qué porcentaje de viajes corporativos se han dejado de realizarse en estas últimas semanas?
No es posible a fecha de hoy determinar todavía el volumen total de viajes que han dejado de realizarse, porque en una proporción todavía indeterminada de los casos, se están produciendo modificaciones de fecha y cambios de agenda. Por otro lado, como ya he indicado, la situación que observamos no es homogénea para el conjunto del mercado y depende de muy diversos factores, como la naturaleza y características de los viajes, el sector de actividad, el perfil de la corporación o empresa, así como los destinos geográficos del desplazamiento. En función de dichos factores y del mix de negocio, vemos caídas marcadas, del orden del 30% en el período analizado, a casos en los que el impacto es poco significativo. La situación del mercado es por consiguiente muy dispar y no permite hacer afirmaciones demasiado genéricas. Probablemente en las próximas semanas dispongamos ya de datos consolidados, a partir de los cuales realizar una lectura más precisa del contexto.

IATA prevé una caída de entre el 7% y el 24% de la producción anual en función de la duración de la crisis

Sin perjuicio de lo dicho, es evidente que ha habido una caída del volumen de viajes hacia las áreas afectadas (China, Corea, entre otros), equivalente a la capacidad aérea que se ha dejado de operar por parte de las aerolíneas. Si aislamos la parte correspondiente a congresos, eventos y grandes reuniones, la situación en lo que al resto de áreas geográficas se refiere es desigual, con menor afectación en el mercado doméstico e impactos más puntuales en destinos de medio radio (con la excepción de Italia), que forman parte del grueso de la actividad de las empresas, dependiendo del grado de afectación o alerta observado. A este respecto hay que tener en cuenta que el brote en China no afectó de la misma forma a los viajes corporativos que el brote en el norte de Italia. De hecho, aunque habíamos tenido anulaciones con los viajes a China, Hong Kong o Corea, la máxima moderación ante los desplazamientos corporativos de las empresas españolas va bastante paralela al brote italiano. No han pasado aún ni dos semanas de este brote, por lo que parece razonable entender la precaución del primer momento hasta tener unas recomendaciones sanitarias claras.

Marcel Forns recuerda que la OMS no ha recomendado la interrupción de los viajes.

¿De qué manera se están adaptando las empresas a este escenario?
Es importante destacar que la adaptación al nuevo escenario de toda la cadena de valor, desde los proveedores a las agencias y TMCs está siendo muy rápida y a la vez muy flexible. Si hablamos de las empresas en particular, es muy importante destacar que a medida que se ha ido disponiendo de más información y, en especial, a partir del momento en que se han identificado las fuentes solventes que generan recomendaciones e información actualizada, las compañías han ampliado su capacidad de toma decisión de acuerdo a criterios más sólidos.

Además, es obligatorio recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha recomendado la interrupción de los viajes, y ha remarcado que la respuesta en esta materia debe ser medida, coherente y proporcionada a la amenaza para la salud pública, y debe basarse en una evaluación del riesgo local. Para ello las empresas disponen de diversas fuentes de consulta, además de los listados publicados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Desde la propia GEBTA hemos creado una vía de comunicación a la que hemos llamado ‘Canal GEBTA’, en la que damos cuenta puntualmente de información y recomendaciones asociadas al COVID-19 a tener en cuenta en materia de viajes, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones en empresas y corporaciones, ante un escenario muy cambiante que evoluciona día a día.

¿Creéis que se superará esta crisis de confianza en breve?
Es muy difícil hacer cualquier tipo de previsión a este respecto, la propia IATA recoge hoy (por este jueves) sus previsiones sobre la actividad en el sector del transporte aéreo y plantea dos escenarios distintos, con un impacto estimado que oscila entre una caída del orden del 7% al 24% sobre la producción anual, en función de la duración de la crisis y de afectación de mercados. A priori cabe pensar que el factor tiempo (en su doble acepción) debería jugar a favor de una rápida superación de la situación actual. Las reacciones que estamos viendo en distintos mercados han sido inmediatas, y a priori parecen ser efectivas en términos de contención de la crisis. Las fuentes que recogen datos acerca de la evolución a nivel global del COVID-19 también invitan a hacer esta lectura. Hay finalmente un dato relevante que merece la pena no olvidar y que da una medida de la perspectiva que tenemos hoy en relación con este tipo de situaciones: los primeros casos de VIH se describieron en junio de 1981 y se tardó más de dos años en identificar el virus causante de la enfermedad; los primeros casos de neumonía severa se notificaron en China en diciembre de 2019 y para el día 7 de enero ya se había identificado el virus.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.