Diario 6060 24.11.2020 | 08:29
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Nuevo protocolo oficial anti COVID para alojamientos rurales

Turismo rural: menos decoración, turnos para comer y desinfectar llaves

Documento elaborado por el ICTE en colaboración con la Asociación para la Calidad del Turismo Rural 8 mayo, 2020
  • La persona encargada de recibir al cliente lo hará con mascarilla y se recomienda el uso de guantes
  • Se debe evitar compartir bolígrafos y, si se comparten, deben desinfectarse tras cada uso
  • El alojamiento contará con mascarillas para proveer al cliente en caso de que este lo solicite

Llevar la mascarilla puesta cuando lleguen los clientes; fomentar el pago con tarjeta; evitar compartir bolígrafos; depositar las llaves de las habitaciones en un recipiente con desinfectante; evitar folletos turísticos de uso común; establecer un aforo máximo en el comedor que respete las distancias de seguridad estableciendo turnos si es necesario; minimizar la decoración de la habitación... Estas son algunas de las medidas incluidas en el protocolo oficial anti COVID para alojamientos rurales. Se trata de un documento encargado por la Secretaría de Estado del Turismo y que ha sido elaborado por el ICTE en colaboración con la Asociación para la Calidad del Turismo Rural (ACTR), organizaciones sectoriales territoriales y empresas del sector. El borrador aún está pendiente de validación por el Ministerio de Sanidad.

El documento avisa además a los propietarios de turismo rural que también deberán tener en cuenta los protocolos de reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID19 en servicios de restauración y en balnearios, también elaborados por el ICTE.

En líneas generales, el manual “Medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID-19 / Alojamientos rurales” establece que será responsabilidad de los establecimientos “planificar las tareas y procesos de trabajo de tal forma que se garantice la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias; la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos, etc.)”.

Servicio de recepción y acogida

Los alojamientos de turismo rural deberán cumplir con las siguientes medidas preventivas

El establecimiento debe solicitar en el momento de la confirmación de reserva la aceptación de las medidas de seguridad implementadas en el establecimiento.

Debe cumplirse con las distancias interpersonales de seguridad; en caso de que no se pueda garantizar esta distancia de seguridad, el alojamiento debe determinar las medidas a aplicar, que se desprenderán del análisis de riesgos y del plan de contingencia definido.

La persona encargada de recibir al cliente lo hará con mascarilla. Se recomienda el uso de guantes.

Debe contarse con solución de base hidroalcohólica para uso de clientes

Debe asegurarse la distancia mínima de seguridad entre clientes y fijar de manera visible marcadores de distancia para evitar aglomeraciones en caso de que se observe necesario.

Debe fomentarse el pre-checking online, así como el pago con tarjeta u otros medios electrónicos. Esto es aplicable a todos los servicios del alojamiento.

Se debe evitar compartir bolígrafos y, si se comparten, deben desinfectarse tras cada uso.

Debe desinfectarse el TPV tras cada uso en el que exista contacto.

En el caso de que existan tarjetas o llaves, éstas deben depositarse en un recipiente con desinfectante al finalizar la estancia o tras cada uso si se depositan en recepción.

Los mostradores deben limpiarse y desinfectarse de forma periódica y al menos diariamente, considerando la mayor o menor afluencia de clientes.

El equipo informático y cualquier otro elemento de uso (por ejemplo, el teléfono) deberá limpiarse y desinfectarse al inicio y al finalizar la jornada de trabajo, recomendándose disponer de auriculares y cascos de uso individual.

Toda la información relativa al destino, restaurantes, atractivos turísticos, folletos, etc., se facilitará en la medida de lo posible por vía informática y telefónica. Se evitarán folletos de uso común

El alojamiento contará con mascarillas para proveer al cliente en caso de que éste lo solicite.

La asignación de las habitaciones se realizará garantizando las medidas higiénicas de desinfección requeridas.

Alojamiento

Según establece el nuevo protocolo, los alojamientos de alquiler completo se considerarán como única habitación (ocupada por una unidad familiar o de grupo).

Tanto en las habitaciones de alojamientos de alquiler completo como en las de los alojamientos por habitaciones, aplicarán las siguientes medidas:

La papelera del baño debe contar con tapa, bolsa y accionamiento no manual.

Se debe minimizar la decoración de la habitación en la medida de lo posible

Las mantas y almohadas adicionales deben retirarse de las habitaciones y ponerse a disposición del mismo desde recepción.

Se recomienda eliminar la papelera de la habitación con el fin de que cualquier pañuelo, mascarilla, etc. se concentre en una única papelera con tapa, minimizando los riesgos de transmisión y de manipulación.

Servicio de restauración

Debe establecerse un aforo máximo de forma que se permita una distancia de seguridad y establecerse las medidas necesarias para que el aforo definido no sea sobrepasado (p.e control en el acceso a la zona, reserva previa, turnos, etc.)

Debe poner a disposición de los clientes solución hidroalcohólica para que se desinfecten las manos.

Debe evitarse el uso de la misma mantelería o salvamantel con distintos clientes, optando por materiales y soluciones que faciliten su cambio entre clientes.

Debe asegurarse la limpieza de las superficies de la mesa o sillas que entran en contacto con los clientes. La superficie de las mesas (en caso de que éstas no se cubran) y apoyabrazos, según aplique, deben desinfectarse después de cada uso.

Debe determinarse cómo informar al cliente de la oferta gastronómica disponible, precios y alérgenos, de tal manera que se minimice el riesgo de contagio entre clientes que utilizan una misma carta o menú. Se recomienda evitar en la medida de lo posible el uso de cartas o menús de uso rotatorio. Si se utilizan estas cartas, deben desinfectarse tras cada uso.

Tras cada servicio (desayuno, almuerzo, cena) debe ventilarse el espacio

El personal de sala debe lavarse las manos con agua y jabón y, cuando esto no sea posible, desinfectárselas con solución hidroalcohólica.

El servicio de desayuno debe prestarse en condiciones de seguridad. Puede utilizarse el servicio en mesa o en la habitación del cliente, fomentándose la prestación del servicio en zonas exteriores como terrazas, jardines y otras zonas al aire libre.

Los cubiertos se facilitarán desinfectados y protegidos (p.e. envueltos en una servilleta).

Aprovisionamiento de materias primas

Se debe cumplir en todo caso con lo dispuesto en el sistema de APPCC en caso de que se preste el servicio de restauración. Concretamente, debe existir un espacio para la recepción de mercancías, separado física o temporalmente del resto de áreas.

Los proveedores deben permanecer esta área de recepción. El alojamiento debe poner a su disposición solución hidroalcohólica para que los proveedores se desinfecten las manos al entrar.

En este espacio se deben eliminar los embalajes secundarios y terciarios de las mercancías recibidas. Y se debe llevar a cabo una desinfección de aquellos embalajes primarios que hayan estado en contacto con el exterior durante el proceso de aprovisionamiento.

Tras la recepción y/o manipulación de paquetes/pedidos se debe limpiar y desinfectar la zona y el personal debe lavarse las manos con agua y jabón.

Zonas comunes

El alojamiento debe disponer de solución hidroalcohólica en aquellas instalaciones de mayor uso por parte de los clientes.

Los aseos de uso común deben contar con dispensadores de papel de secado o secador de manos. Se deben evitar las toallas, incluso las de uso individual.

Las papeleras deben contar con una apertura de accionamiento no manual y disponer de bolsa interior

En los aseos de uso común se recomienda disponer de grifería de accionamiento no manual (por pedal o sensores) o, en su defecto, de presión.

El alojamiento debe velar por que los clientes respeten las distancias de seguridad en todas las zonas comunes del alojamiento.

Debe asegurarse la reposición de consumibles (jabón, toallas de papel).

Los dispensadores de papel, gel y jabón deben limpiarse periódicamente, atendiendo al nivel de uso.

De forma específica, en los alojamientos por habitaciones:

  • En cuanto a los ascensores (si los hubiere), se debe determinar e informar a los clientes de su capacidad máxima. Se aplicará la norma de no compartirse entre personas de diferentes unidades familiares, salvo que se haga uso de mascarillas.
  • Las zonas de recreo infantil (si las hubiere) deben clausurarse hasta que, fruto de la revisión del análisis de riesgos y considerando las recomendaciones de las autoridades sanitarias, puedan reabrirse con la posibilidad de controlar el riesgo de posible contagio por su uso.
  • En las piscinas se atenderá a las directrices y recomendaciones a aplicar de acuerdo a los resultados del informe científico solicitado sobre comportamiento del COVID-19 en el agua de piscinas tanto exteriores como cubiertas.
  • En las instalaciones de spa el alojamiento deberá remitirse al protocolo de Medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID-19 en balnearios, según aplique.
  • Si se dispone de gimnasio, se debe definir el aforo de la instalación de forma que se asegure la distancia de seguridad (también entre máquinas) y debe habilitarse un espacio (ej. cubo, cesto) para depositar las toallas usadas, en su caso. Se recomienda que estos cubos tengan tapa con apertura mediante pedal y bolsa de plástico.

Las clases colectivas o grupales (si se realizan) deben garantizar un espacio de 2x2 al margen del profesor. Las posiciones deberían marcarse en el suelo. Se deben evitar los ejercicios que conlleven contacto. Las actividades que se puedan realizar al aire libre se llevarán a espacios abiertos.

Se deben precintar las fuentes de uso común

Se debe instar a los usuarios a utilizar toalla en todos los equipamientos deportivos. Tras la utilización de cada una de las máquinas, se procederá a su limpieza y desinfección. Se retirarán los elementos comunes de gimnasio como pueden ser pesas, bolas de fitness, mancuernas, etc. si no es posible la desinfección entre el uso por un cliente y otro.

Si no se puede garantizar las condiciones de seguridad en spas y gimnasios, se deben cerrar dichas instalaciones temporalmente y ofrecer otras alternativas a los clientes (p.e. tablas personalizadas de ejercicios para realizar en zonas exteriores).

Limpieza y desinfección

El alojamiento debe adaptar su plan de limpieza y desinfección teniendo en cuenta el análisis de los riesgos identificados.El plan debe considerar como mínimo:

-Un incremento de las frecuencias de limpieza y repasos, especialmente en las zonas de mayor contacto (superficies, pomos, lavabos, grifería, manivelas, ascensores, mostrador de recepción, puertas, llaves/tarjetas de habitaciones, teléfonos, mandos a distancia, botón de descarga del wc, barreras de protección, control de climatización, secador, barandas, mobiliario de terraza, etc.)

-De forma específica, debe desinfectarse la zona de trabajo de los empleados al finalizar su turno (ej. mostrador de recepción, caja, etc.)

-La ventilación/aireación diaria de las zonas de uso común en las que haya habido clientes.

-Para la limpieza deben emplearse productos desinfectantes autorizados y de probada eficacia. Éstos deben utilizarse de acuerdo a las fichas de datos de seguridad de producto y en condiciones de seguridad.

En caso de utilizarse carros de limpieza, éstos deben limpiarse y desinfectarse tras su uso diario.

La recogida de papeleras de zonas de uso común debe realizarse de forma que éstas queden selladas y trasladadas al punto de recogida.

Se recomienda la desinfección diaria por ozono. En caso de utilizar ozono éste debe cumplir con el marcado CE y la normativa UNE 400-201-94 sobre seguridad química.
Debe quedar registro de las limpiezas realizadas.

Limpieza en habitaciones

La limpieza de las habitaciones en el contexto COVID-19 debe contemplar de forma específica el aireado de la habitación, el remplazo de toallas y de lencería de cama.

Además, se prestará especial atención a lo siguiente:

- Limpieza de paredes, suelos, techos, espejos y ventanas, muebles, equipos y elementos decorativos y funcionales

- Limpieza de cualquier superficie o equipamiento con un alto nivel de uso/contacto.

Se debe definir una sistemática para evitar la contaminación cruzada, poniendo la ropa limpia únicamente tras la limpieza y desinfección de la habitación

La ropa sucia debe introducirse en bolsas antes de depositarla en los carros de limpieza.

El personal de limpieza no accederá a prestar servicio en las habitaciones sin que el cliente salga de la habitación, excepto en circunstancias excepcionales. Se informará anticipadamente a la clientela de esta medida.

Se deben desechar los guantes al finalizar la habitación y proseguir con nuevos guantes las siguientes tareas.

Debe informarse al cliente del protocolo que se ha seguido para la limpieza de la habitación.

Limpieza de textiles

Se debe cumplir con los siguientes requisitos:

Los textiles “sucios” debe recogerse, meterse en una bolsa y cerrarla hasta su tratamiento en la lavandería.
Se debe evitar sacudir los textiles sucios. En el caso de lencería, debe evitarse depositarla en el suelo.

Tras la manipulación de textiles “sucios” el personal debe lavarse las manos.

Los textiles “sucios” debe lavarse a >60º. Si el servicio de lavandería se encuentra externalizado, debe informarse al proveedor del servicio de la temperatura mínima exigida

Se recomienda el uso de ozono para la desinfección de textiles.

Mantenimiento preventivo

El alojamiento rural debe disponer de un protocolo específico para el personal de mantenimiento que debe entrar en las habitaciones mientras el cliente se encuentra en la habitación.

Este protocolo debe contemplar al menos lo siguiente:

- El personal de mantenimiento debe protegerse con el equipo de protección individual definido, y en todo caso con mascarilla.
- Si el cliente se encuentra en la habitación, se debe instar al mismo a ponerse también la mascarilla mientras el personal de mantenimiento permanezca en la habitación.
- Una vez finalizada la asistencia o reparación, el personal debe desinfectarse las manos y desechar el equipo de protección individual diariamente.

De forma específica, debe revisarse el sistema de aire acondicionado periódicamente, especialmente limpieza de filtros y rejillas.

Distancias de seguridad

Recomendaciones de la OMS:

  • Distancia mínima entre personas/grupos de personas*: Al menos 1 metro
  • Distancia mínima entre mesas: Al menos 1,5 metros
  • Distancia mínima entre mesas altas: Al menos 1 metro

Nota: *Cuando se produzca la asistencia de un grupo a un establecimiento se entenderá que la distancia de seguridad será entre el grupo y el resto de clientes y no entre integrantes de ese grupo.

Productos de limpieza y desinfección

Ver este enlace: Listado de virucidas

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.