Diario 5908 31.05.2020 | 03:26
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. FEHM y Deloitte organizaron un webinar para analizar el desafío de los hoteles tras la pandemia

Escenario poscoronavirus: consolidación de marcas y más digitalización

11 mayo, 2020
  • El verano lo sostendrá el mercado nacional, irá mejor en la Península que en las Islas y mejor al segmento vacacional que al corporativo
  • "Vamos a tener un consumidor más pobre, más miedoso y por tanto habrá que pescar con más precisión y eso pasa por una analítica importante"
  • La crisis de confianza de los consumidores hará que busquen marcas que transmitan seguridad y cuidado por la sociedad y el medio ambiente

Al final del año 2020 el sector de viajes, hoteles y restauración en España acumulará perdidas entre el 40% y el 55%, proyecta Deloitte y la recuperación completa “no vendría hasta el año 2022” porque el año próximo habrá un cliente “más pobre, temeroso y con cambios de hábitos”. La consultora asegura que poscoronavirus se observará un proceso de consolidación de marcas, mayor digitalización de las empresas y los modelos híbridos serán más valorados.

Al participar del webinar Financiación e inversión hotelera: retos y oportunidades en el mundo pos-Covid-19, organizado por FEHM y Deloitte, Jorge Schoenenberger, Socio Director de Transporte, Hostelería y Servicios de la consultora explicó que ven una recuperación progresiva, que comenzará en el cuarto trimestre, como publicaba HOSTELTUR y asegura que habrá cambios estructurales.

En primer lugar, se acelerarán los temas vinculados a las marcas. “Las compañías que tengan nombres fuertes, marcas que trasladen confianza, seguridad y respeto por la sociedad, por el medio ambiente y por el cuidado de la higiene sanitaria van a salir reforzadas”, lo cual “nos seguirá llevando a un proceso de consolidación”.

Las marcas que trasladen confianza, seguridad y respeto por la sociedad van a salir reforzadas

Un segundo aspecto tendrá que ver con la digitalización “que se va a acelerar de una forma brutal”. Las empresas están apurando sus inversiones “para ganar eficiencia y que el trabajo más corporativo dependa menos de personas y de ubicaciones. Se ha visto que los departamentos corporativos pueden teletrabajar y eso les abre un mundo de oportunidades para ganar eficiencia y flexibilidad”.

A su vez, continuará la apuesta por el el big data y el conocimiento del cliente.

Es que como explica Schoenenberger “vamos a tener un consumidor más pobre, más miedoso y por tanto habrá que pescar con más precisión y eso pasa por una analítica importante”

Un tercer punto que observa en el mundo de los viajes es que “cada vez que hay una crisis de este tipo, global, los modelos híbridos adquieren más valor". "Los modelos online puros van a seguir con fortaleza pero con estas crisis si el consumidor se queda colgado en su viaje al final se valora mucho el tener del otro lado una realidad física, una persona que coja el teléfono y resuelva los problemas. Los modelos híbridos van a coger fuerza en viajes y en otros sectores”.

Asimismo, plantea que se modificarán las estructuras de aprovisionamiento logístico y de compras que se había globalizado “a un nivel brutal”. Lo que ven es que a partir de ahora “las empresas van a repensar su estructura de proveedores yendo a un modelo más híbrido, valorando la cercanía como mecanismo de respuesta ante una crisis global de cierre de fronteras. Habrá algo más glocal”.

Comportamiento de los mercados

De cara a la temporada de verano, Deloitte proyecta que “la sostendrá el mercado nacional y algo de proximidad a partir de agosto; mejor en la Península que en las Islas y mejor el vacacional que el corporativo”. Y agrega que “la gran incógnita” es qué pasará con la conectividad aérea si hay que respetar el distanciamiento social “los aviones no se pueden levantar con ocupación del 35%, porque se va quemando caja y las aerolíneas están muy mal”, advirtió.

Tal como se viene repitiendo, el gran mercado de este verano será el doméstico y para Jorge Schoenenberger lo que se pueda facturar en junio “será irrelevante”, puesto que serán los viajes de primera necesidad para visitar a familiares o para regresar a las residencias y "a partir de julio podemos empezar a pensar que nos queda una parte del mercado abierto, que será nacional".

La recuperación del tráfico aéreo será progresiva e incluirá estrictas medidas de control e higiene y, en base a la apertura de corredores turísticos con España, el experto de Deloitte plantea que "en agosto imaginamos a los mercados de la Unión Europea, salvo el británico que entró un mes después en la crisis y los esperamos en septiembre; y los mercados más internacionales a partir de octubre”. En octubre también se espera una "reactivación gradual" de los eventos "pero de mucha modestia".

Fuente: Deloitte.

Para el año próximo el mercado español seguirá siendo importante pero aclaran que el consumidor tendrá menos dinero “porque si el PIB cae cerca de un 10% la renta disponible del consumidor es bastante probable que caiga un par más de puntos, es decir un consumidor con un 10% o 15% menos dinero en su bolsillo”. Agregando como dato que en contextos de crisis “la gente se asusta y por prudencia ahorra más. Esto quiere decir que habrá menos dinero para gastar en viajes y hay que considerarlo porque va a afectar en la capacidad de llenar los hoteles y venderlos a buen precio”, concluyó.

Avatar redactor Taiana Gonzalez Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.