Diario 5404 18.10.2018 | 07:22
Hosteltur: Noticias de turismo

Pesimismo en Exceltur: «No hay elementos para pensar que 2003 será mejor que 2002»

28 febrero, 2003
El vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, aseguró ayer que en el sector turístico «no hay elementos para pensar que 2003 será mejor que 2002» y afirmó que el efecto de la Guerra del Golfo en Baleares, que recibió a parte de los turistas del Mediterráneo oriental, «no será tan automático».
El vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, aseguró ayer que en el sector turístico «no hay elementos para pensar que 2003 será mejor que 2002» y afirmó que el efecto de la Guerra del Golfo en Baleares, que recibió a parte de los turistas del Mediterráneo oriental, «no será tan automático». Durante la presentación del libro Cadenas hoteleras. Análisis del Top 10, del profesor de Economía Financiera de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Onofre Martorell, Zoreda señaló que una diferencia entre la primera Guerra del Golfo y la situación prebélica actual es que entonces el Reino Unido, que vivía una etapa de «franca recuperación», funcionó de elemento motor y «tiró de la demanda» turística, mientras que «no es previsible que ahora se produzca este efecto de tirón», dijo. Si tras la Guerra del Golfo, Baleares registró un aumento de reservas debido al desplazamiento de gran parte del turismo del Mediterráneo oriental hacia zonas más seguras, en este caso «el efecto no será tan automático» por la prevención a viajar del consumidor ante el marco de terrorismo internacional vigente, indicó el representante de Exceltur, que agrupa a las 26 principales empresas turísticas españolas. Para explicar las previsiones negativas del turismo para este año, Zoreda se refirió a la incertidumbre que viven los dos principales mercados turísticos de Baleares, el británico y el alemán, «sin claros índices de recuperación», al margen de la situación prebélica. «El mercado inglés es algo más fuerte que el alemán, pero también está muy sujeto a los vaivenes de una posible devaluación de la libra, que si fuera el caso tendría un impacto muy importante para España», añadió. El mismo temor y persimismo reina en las filas de los empresarios hoteleros, que temen que se produzca una bajada de precios si se prolonga la situación de incertidumbre ocasionada por un posible conflicto bélico con Irak, que ya ha ocasionado que la demanda se retraiga en los principales mercados. La Agrupación Hotelera de las Zonas Turísticas de España (Zontur) abordó ayer este asunto en su asamblea general, celebrada en la localidad malagueña de Torremolinos, en la que también analizó la ocupación de invierno y perspectivas para el verano. El presidente de Zontur, José Guillermo Díaz Montañés, que fue reelegido durante la asamblea, explicó que ante la posibilidad de una guerra «es lógico que el cliente espere», pero si se alarga esta situación «puede haber cierto nerviosismo que puede provocar una bajada de precios» para reactivar la demanda. «De ninguna manera hay que renunciar a satisfacer al cliente, hay que hacer un esfuerzo para mantenerlo», dijo el presidente de Zontur, quien apuntó que algunos destinos tienen dificultades para captar demanda y los operadores piden reducciones de precio, y citó a Baleares entre los afectados. Ante este panorama, resulta «complicado» dar unas previsiones, «hasta que no se resuelva la situación que tenemos», indicó el presidente de la patronal turística, quien señaló no obstante que España está «mejor posicionada que sus competidores habituales». En cuanto a la ocupación que las zonas turísticas españolas han tenido durante el invierno, Díaz Montañés dijo que en Baleares el invierno ha sido «muy malo» para Menorca, Ibiza y Mallorca, con una disminución del 50% de la planta abierta, y un «gran esfuerzo en precio para captar demanda». (Diario El Mundo-El Día de Baleares, 28/02/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.