Diario 5968 10.08.2020 | 01:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La demanda y el negocio se recuperará mínimo a los 6 meses de la existencia de una vacuna

La falta de visibilidad no frena el ánimo de los inversores hoteleros

6 julio, 2020

El 2020 se veía como un año de transición, en el que se pensaba que habría un cambio de modelo turístico, pero por otras razones”, resaltó Juan Fernández-Aceytuno, CEO de Sociedad de Tasación, al comenzar el Webinar “El valor de los hoteles: inversión y financiación pos-COVID”, afirmando que nadie imaginaba que la historia fuese a dar un giro tan drástico como el desencadenado a partir del coronavirus. Las empresas hoteleras están aprendiendo a gestionar esta nueva situación con la mira puesta en alcanzar una “actividad saludable” para 2022. Y si bien la falta de certezas sobre lo que puede ocurrir a mediano plazo ha paralizado algunas inversiones, los expertos ven que todavía hay movimiento e interés por el sector.

Durante el webinar, Víctor Fernández, CEO de Room Mate, reconoció que habrá empresas que conseguirán sobrevivir al impacto de la pandemia y “el mayor éxito” lo tendrán “las marcas que en los últimos años hayan ganado confianza del cliente y reputación”; aquellas que “han apostado, durante el COVID, a enganchar emocionalmente con la gente” y sobre todo “las marcas y empresas con cultura de innovación, adaptables y ágiles”.

Como es previsible, “van a sufrir menos los hoteles que tengan menos dependencia del cliente internacional y que están en territorios donde la demanda interna es importante y donde hay posibilidad de llegar en coche”, reflexionó Fernández.

Pos-COVID-19 el 2el mayor éxito lo tendrán las marcas que en los últimos años hayan ganado confianza del cliente y reputación”, cree Víctor Fernández, CEO de Room Mate

Por su arte Albert Grau, socio co-director en Cushman & Wakefield también dijo que la crisis está golpeando a todos “pero hay destinos con menor afectación, sobre todo los menos dependientes a la demanda internacional”. La demanda de Estados Unidos y Asia “será más complicada de recuperar”; la actividad en el segmento MICE “tardará más en recuperarse por su idiosincrasia” y a nivel producto es probable que se busquen “hoteles pequeños y de naturaleza”, enumeró.

Para el socio co-director de Cushman & Wakefiel esta es una crisis de demanda, no finaciera como la de 2009, por lo que puertas adentro ha sido clave “la flexibilidad en la gestión y en el replanteamiento de los planes de negocio, y ahí tiene mucho que ver el gestor que está llevando esos hoteles". En este contexto "evidentemente también es importante ganar la confianza del consumidor y se gana con gente muy profesional gestionando los hoteles”.

El CEO de Room Mate considera que el comportamiento de la demanda podría ser similar al que se vivió tras la ola de atentados terroristas, porque en ambas coincide el efecto miedo.

“Cuándo tengamos cierta certeza de que esto remite, que va de la mano con la vacuna, pasarán entre 6 meses y un año para recuperar un punto de mercado razonable. Si se dice que la vacuna viene en 2021, la previsión es que para finales de 2022 podríamos estar con una actividad saludable de explotación de negocio”, dijo durante la mesa de debate online

Inversión

Antes de la situación pre-COVID “los activos hoteleros estaban dentro del grupo de los de mayor atractivo, habiendo mostrado una gran resistencia al ciclo anterior, pero en la actual se encuentra a la cabeza de los activos más afectados”, planteó Juan Fernandez-Aceytuno.

Y según explicó Constantino Gómez, socio de Banca de Inversión de Arcano, eso se debe a que “el valor del negocio del turismo, el movimiento de personas que van a ocupar un hotel hoy vale significativamente menos que hace 4 meses, por la crisis de demanda”.

Actualmente las valoraciones son las más bajas de los últimos cinco años y Gómez comentó que, de cara al futuro, “el precio de los negocios va a depender de la recuperación de los ADR y RevPAR, y eso a su vez dependerá de temas como la adaptación a la circunstancia, canales, la marca y la gestión”.

La gran incógnita es cuándo se volverá a los niveles del 2019 y para el socio de Banca de Inversión de Arcano “lo lógico es que tardemos 2 o 3 años por lo menos”

“El negocio hotelero es de un mayor riesgo que el residencial, en el que tienes a una persona pagando un alquiler. Obviamente el apetito inmobiliario se va a ver afectado, pero hay sumas relevantes de dinero de inversores que tienen que poner su dinero a trabajar”, explicó Gómez y agregó que “a lo largo de los últimos años ha sido difícil transaccionar y ahora se abre una oportunidad”.

Albert Grau de Cushman & Wakefield coincidió en que “sigue habiendo actividad inversora” pese a que “no hay grandes ajustes y correcciones de momento”.

Según detalló, en este momento hay “inversores que han tomado una posición de wait and see, que están esperando grandes oportunidades a futuro y eso irá en función de la visibilidad de se vaya teniendo, y de si se encuentra o no una vacuna”.

“Como en el mercado hay mucha liquidez”, también hay inversores que “están muy activos, con una posición de mirar oportunidades porque consideran que es un muy buen momento para invertir porque no hay tanta competencia en el mercado, justamente porque muchos están en posición de espera”

La financiación

¿Qué ocurrirá con la financiación? Constantino Gómez considera que ante la falta de liquidez generada por la pandemia, “los bancos se han adaptado muy bien a la circunstancia, entendiendo la situación de crisis de demanda que está sufriendo el sector, aplazando tanto pagos de intereses como de principal, hasta que haya mayor visibilidad de negocios y también han canalizado avales y ayudas de la administración”.

La pregunta que se hace el socio de Banca de Inversión de Arcano es cuándo volverán a financiar CAPEX, porque “ahí hay menos voluntad de financiar ante la falta de visibilidad de los negocios” y esa actitud de la banca irá ligada a la recuperación del sector.

"La buena noticia es que hay financiación alternativa y eso ayudará a muchas compañías a obtener soluciones a través de un canal distinto al bancario"

Lo que aclara Constantino Gómez es que siendo esta una crisis distinta a la de 2009, “hay mucho capital, hay deuda para ayudar a grupos empresariales en unas cantidades que no existían entonces. Ya sea para soluciones inmobiliarias hoy hay diez veces más de capital privado institucional que hace 10 años; para soluciones de deuda hoy hay tres veces más de fondos especializado en prestar que no están en el canal bancario; y private equety. Entonces, sabiendo que para algunas cosas no estén los bancos, la buena noticia es que sí hay financiación alternativa y eso ayudará a muchas compañías a obtener soluciones a través de un a canal distinto al bancario”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.