Diario 5968 08.08.2020 | 19:48
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. En el último semestre del año, según estimaciones de Fedea

Mercado laboral: tras los ERTE se perderán 1,2 millones de empleos

15 julio, 2020
  • El Gobierno no da una salida razonable a las empresas con una situación económica tan grave que no pueden reincorporar a toda su plantilla
  • La reactivación económica exigirá un reajuste de las políticas públicas para reducir las medidas de protección de empresas y trabajadores
  • Calcula que la tasa de paro efectiva se ha reducido hasta el 31% en junio, gracias a la reincorporación de más de un millón de trabajadores

Tras la vigencia de los ERTE, que finaliza el 30 de septiembre, habrá empresas que tengan que hacer despidos para ajustar las plantillas. Una decisión que puede conducir a la destrucción de 1,2 millones de empleos en el último semestre del año, según estimaciones de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea). Advierte que gran parte de las compañías que mantienen expedientes de regulación temporal de empleo están en actividades que suelen tener un comportamiento negativo de la ocupación en la segunda mitad del año.

Fedea ha publicado este miércoles la cuarta edición de su boletín sobre el impacto de la COVID-19 en la economía. Indica que la desviación de la senda del crecimiento del empleo de los últimos años dependerá de cómo evolucionen las reincorporaciones de trabajadores protegidos por ERTE. Con los datos disponibles, y siempre que no se produzca un empeoramiento de la situación en otoño, dicha desviación estaría en torno a 1,25 millones de empleos de aquí a finales de año

Valora la prórroga de las condiciones de los ERTE vinculados a la COVID, pero señala que hubiera sido deseable una estrategia a más largo plazo y que recogiese explícitamente la posibilidad de desafectar y reafectar trabajadores a estos expedientes en función de la evolución de la actividad de cada empresa

"Quizás el principal problema es que el Gobierno sigue sin dar una salida razonable a las empresas cuya situación económica o perspectivas futuras se han deteriorado de tal manera que la reincorporación de toda su plantilla no resulta viable", advierte el documento elaborado por los economistas Florentino Felgueroso, Angel de la Fuente y Marcel Jansen.

Muchas de las empresas que ahora mantienen ERTE pertenecen a sectores con menos capacidad de crear empleo en la segunda mitad del año.

Fedea también señala que la nueva etapa de reactivación económica exigirá un reajuste de las políticas públicas para ir reduciendo de manera progresiva las medidas extraordinarias de protección a trabajadores y empresas a la vez que se introducen estímulos que contribuyan a la vuelta a la actividad.

Considera positivo el fondo de apoyo a la solvencia que permitirá tomar participaciones públicas de carácter temporal en empresas consideradas estratégicas y los avales del ICO, aunque no ve claro que en las nuevas líneas de avales convenga dar prioridad a proyectos de digitalización y energías renovables, que podrían financiarse en condiciones de mercado o con fondos europeos.

Aboga por preparar cuanto antes proyectos de calidad que sean financieramente rentables para captar los fondos de la Unión Europea así como por adaptar las líneas de financiación ya existentes a las diferentes necesidades de los sectores.

"El objetivo general tendría que ser evitar la desaparición de las empresas que sean viables y acometer una liquidación ordenada de las que no lo sean", recomienda Fedea tras considerar la posibilidad de quitas en los préstamos con garantías públicas al sector privado o de establecer mecanismos concursales especiales que permitan una reestructuración rápida de la deuda

Incide, asimismo, en que los efectos de la pandemia han provocado una fuerte caída de la recaudación tributaria y un significativo aumento del gasto y observa una cierta recuperación de la actividad y el empleo.

La "tasa de paro efectiva", que incluye el paro registrado, los trabajadores afectados por ERTE y los beneficiarios de la prestación extraordinaria por cese de actividad, se ha reducido en cinco puntos para alcanzar el 31% al cierre de junio, como consecuencia de la reincorporación de más de un millón de trabajadores.

Indica, además, que el número de contratos creció en junio un 36% y que el gasto final de los consumidores por medios electrónicos, que llegó a caer un 60% hacia mediados de abril, ha regresado a la normalidad a finales de junio.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.