Diario 6003 19.09.2020 | 02:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Air Canada, Singapore Airlines y United Airlines son las afectadas

Boeing 787 de tres aerolíneas, en tierra por riesgo de fallo estructural

29 agosto, 2020

Boeing instruyó a varias aerolíneas para que pusieran en tierra ocho 787 Dreamliners recientemente construidos y en los que ha detectado problemas de fabricación que comprometieron ciertas áreas y socavaron la fuerza de un área de la estructura compuesta de fibra de carbono, identificando riesgo de una falla estructural en pleno vuelo. Hoy en día, la flota mundial de 787 se acerca a 1.000 aviones y en la última década se ha convertido en la columna vertebral de las flotas aéreas internacionales por su ecoeficiencia. Durante la pandemia de COVID-19, después de estar aparcados en su mayoría, fueron puestos ampliamente en servicio en abril, en vuelos de carga, por ser muy eficientes en el consumo de combustible.

Boeing confirmó al portal especializado The Air Current que ha “identificado dos problemas distintos en la unión de ciertas secciones del fuselaje de cuerpo de popa del 787 que, combinados, dan lugar a una condición que no cumple con nuestros estándares de diseño”.

Fuentes cercanas a la empresa han precisado que tales problemas provocan que el área de la estructura afectada no pueda soportar la máxima presión durante el vuelo, lo que pone el aparato en riesgo de falla en pleno servicio.

Los ocho Boeing 787 Dreamliners se construyeron en los últimos años y fueron declarados aeronave en tierra (AOG, por sus siglas en inglés), un término de mantenimiento aeronáutico que indica que un problema es lo suficientemente grave como para evitar que una aeronave vuele. Los aparatos forman parte de las flotas de Air Canada, Singapore Airlines y United Airlines.

Boeing se ha puesto en contacto con la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos para comunicar el problema. Hasta ahora, la administración no ha emitido ninguna directiva de aeronavegabilidad (AD) para ninguna de las tres versiones del 787.

Si bien las operaciones de largo radio siguen bajando considerablemente desde el inicio de la pandemia de COVID-19, la flota de 787 ha visto un resurgimiento más fuerte en las operaciones de la ndustria desde abril, en comparación ocn aviones de doble pasilo más antiguos como el A330 o el Boeing 777, pero la capacidad global del 787 todavía está bajando un 64% desde agosto de 2019, según la ocnsultora de inteligencia de aviación OAG.

Algunos de los aviones de fuselaje ancho de bajo consumo de combustible han sido reutilizados incluso para carga total, ante la caída de la demanda y luego las restricciones de vuelos de pasajeros.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.